Deportes

Cristiano se cita con el Manchester

La estrella del Madrid aprovecha las vacaciones para dejarse querer por su antiguo club

Le ofrece una prima de 50 millones si no renueva con el Madrid y se va libre en 2015

Cristiano Ronaldo, durante un entrenamiento / FRANCISCO LEONG (afp)

La renovación de Cristiano Ronaldo por el Madrid se había convertido en una compleja encrucijada cuando el Manchester United entró en escena. Aseguran en su entorno que Cristiano se sintió ofendido por unas declaraciones de Florentino Pérez en una entrevista a Antena 3 concedida el 7 de junio, en la que dijo que “todo tiene un límite” al referirse al contrato que piensa ofrecerle al jugador. El portugués, que hace un año, durante una conversación con el presidente madridista sintió que se burlaba de él, interpretó las palabras como el regreso a la actitud despectiva que tanto le duele. Estaba furioso cuando el club inglés se puso en contacto con él para pedirle un encuentro. Cristiano, que tiene una excelente relación con los ejecutivos del United, se sintió obligado a recibirles.

El United y Cristiano quedaron en verse en los próximos días. Como la FIFA prohíbe que los clubes mantengan contactos oficiales con jugadores que tienen contrato en vigor, ambas partes acordaron negar cualquier tipo de encuentro. No fijaron lugar ni día: lo arreglarían sobre la marcha, tal vez en Funchal, quizás en el Algarve, o en el lugar del mundo que Cristiano señale. Los ingleses le informaron a Jorge Mendes, agente del jugador, de que si permanecía en el Madrid sin renovar, en enero de 2015 le pagarían una prima de traspaso de 50 millones de euros más el sueldo que él mismo se ponga. Cristiano lo consideró como un gesto de confianza y respeto a su persona de parte del club que cambió su vida cuando era un adolescente. Los colaboradores del futbolista afirman que es posible que los ingleses le ofrezcan firmar un contrato este mismo verano. Pero Cristiano no está seguro. Su principal duda es David Moyes, el nuevo mánager, a quien no conoce. Además, le gusta mucho jugar en el Madrid, adora a los aficionados, y vive feliz en la ciudad.

La principal duda del delantero es Moyes. Y que es feliz jugando y viviendo en Madrid

Hasta ahora nunca hubo una negociación entre Cristiano y el Madrid. Solo una llamada del club al agente del futbolista, a mediados de mayo, para hacerle llegar un principio de oferta de renovación hasta 2018 con un salario neto de 14 millones de euros anuales. Mendes dijo que estudiaría la propuesta con su cliente. Pero nunca respondió, cuando lo normal en estos casos es pedir fecha y hora para sentarse en una mesa a discutir los detalles. La estrategia de Mendes fue dilatoria porque el tiempo favorece a Cristiano. Ambos resolvieron esperar y examinar todo lo que dijera Florentino Pérez. Cuando el presidente dijo en la cadena SER que pensaba convertir a Cristiano en el jugador mejor pagado del planeta, se felicitaron. A Cristiano le encantó, porque esto, de alguna manera, supondría la disculpa que tanto había esperado. A Mendes le gustó mucho más otro comentario que hizo Florentino Pérez en relación al fichaje de Neymar, en la misma entrevista, cuando confesó que habría podido pagar 150 millones de euros por el brasileño. La conclusión fue automática: si paga eso por un hombre como Neymar, que no ha demostrado nada en Europa, a Cristiano le tiene que pagar por lo menos un salario neto de 20 millones anuales.

Satisfecho como estaba de la marcha de las maniobras de aproximación de su presidente, Cristiano llegó a decir, por primera vez, que era optimista. “Sé que vamos a llegar a un acuerdo para renovar”, comentó, después de un partido con su selección, el 8 de junio.

El club blanco le ofreció renovar hasta 2018 con un salario de 14 millones de euros

Mientras el jugador permaneció concentrado con Portugal, en Gestifute, la empresa de representación que dirige Mendes, continuaron examinando el cuantioso material que produjo Florentino Pérez en su gira de entrevistas. De pronto, se encendieron las luces del radar. El 7 de junio, en Antena 3, Pérez dijo que “todo tiene un límite” y añadió que Cristiano “es un chico muy sensato”. El 10 de junio en Marca TV, el mandatario añadió: “No necesitamos la ayuda de ningún medio que quiere hacer méritos para que Cristiano gane más. Esas son exigencias equivocadas”.

Cuando Cristiano examinó el dossier de la última parte de la serie de entrevistas, descubrió cosas que le irritaron. Sospechó que el presidente no le trataría con franqueza y que le utilizaría con fines políticos. Fue cuando publicó en Twitter: “Todas las noticias sobre mi renovación con el Madrid son mentira”. En el entorno de Florentino Pérez interpretaron el mensaje como un retroceso. La negociación que nunca había existido se postergaba de nuevo.

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana