Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Thiago: “Guardiola es un entrenador diferente, le debo mucho”

El centrocampista, presentado con el Bayern, asegura que dejó el Barça porque necesitaba "un cambio de aires"

Rummenigge desvela que Alcántara se bajó el sueldo para facilitar el acuerdo entre clubes

El internacional español Thiago Alcántara (Brindisi, Italia, 1991) se ha presentado como nuevo jugador del Bayern de Múnich. El nuevo centrocampista del club bávaro ha asegurado que abandonó el Barcelona porque "necesitaba un cambio de aires". Aunque admite que le hubiese gustado jugar más minutos, el nuevo 6 del campeón de Europa rechaza que tuviese problemas con la entidad azulgrana: "El Barcelona tiene magníficos jugadores, magníficas personas. Allí no me faltaba nada".

El campeón y MVP de la reciente Eurocopa sub-21 de Israel ha firmado un contrato por cuatro años con el club del técnico Pep Guardiola, que a su vez acordó con el Barcelona un traspaso por 25 millones de euros. El hijo de Mazinho —que asistió a su presentación— ha dedicado elogios a su entrenador, con quien ya trabajó en el Barcelona: "Desde que coincidimos en las inferiores del Barça vi que era un entrenador diferente, veía el fútbol de un modo que nadie había visto", ha indicado. "Fue una persona muy influyente en mi carrera, me ha ayudado mucho y fue siempre muy sincero conmigo. Le debo mucho".

Thiago, cuyo representante es Pere Guardiola, hermano de Pep, ha confirmado que los primeros contactos con el Bayern se produjeron a finales de temporada, pero que decidió esperar "al final del campeonato [la Eurocopa sub-21]" antes de tomar esa decisión. Guardiola "respetó" esa postura y no volvió a llamarle hasta terminado el torneo. Para el hispanobrasileño todas las negociaciones del fichaje se desarrollaron "con la máxima corrección", por ambas partes.

"Sí, claro que estoy listo", ha sentenciado el atacante de 22 años ante la pregunta de si está preparado para el amistoso de la próxima semana en Múnich contra el Barcelona. Custodiado por el presidente de la junta directiva del Bayern, Karl-Heinz Rummenigge, ha vaticinado que "será un partido muy bonito", y ha aclarado que le gustará el reencuentro con los culés, de los que se despidió ayer, horas antes de tomar el avión que le llevó a Múnich.

Por parte del Bayern, Rummenigge explicó que el fichaje era "por supuesto" fruto del deseo expreso de Guardiola, pero aseguró que el Bayern lo tenía ya "en su objetivo" desde tiempo atrás. El Bayern considera, además, que parte del monto del traspaso se ha "rentabilizado" ya, debido a que Thiago se rebajó el sueldo para facilitar el acuerdo entre el Barcelona y el Bayern.

Alcántara, quien explicó que su nombre de pila es el que llevará estampado "porque el otro no cabría en la camiseta", recordó que ya jugó en el Allianz Arena dos años atrás, entonces en el torneo de pretemporada Audi Cup, que el Barcelona ganó con dos goles suyos. Ahora regresa "desde una situación muy distinta", dijo, para asegurar que su decisión a favor del Bayern fue tomada a final de temporada, "porque necesitaba un cambio de aires", sin más.

Thiago llegó ayer a Múnich acompañado de su novia, Júlia, y Pere Guardiola y dio una primera vuelta de reconocimiento con la capital bávara junto a Manel Estiarte, según ha contado el propio futbolista. "Es una gran ciudad, un gran club, estoy plenamente feliz de estar aquí", dijo en la presentación en la que, a diferencia de Guardiola, que llegó a Múnich hablando un correcto alemán, respondió únicamente en castellano.

"Espero aprender el alemán a lo largo de la temporada", ha explicado Thiago, tercer fichaje de la temporada para los bávaros, tras la de Mario Götze, por 37 millones de euros, procedente del Borussia Dortmund, y Jan Kirchhoff.

Más información