Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Mundial de motoclicismo 2013

“Le pagaré los derechos de autor a Valentino”

Márquez vacila a Rossi también al bajarse de la moto y este acepta el envite: “Intentaré devolvérsela algún día”

Marc Márquez. AP

Dice que no tenía previsto adelantarle ahí, ni a él ni a nadie, que cuando vio el vídeo de la carrera del 2008 en la que Valentino Rossi adelantaba a Casey Stoner por el interior del Sacacorchos pensó que aquello era imposible. Pero el caso es que antes de volar hacia Estados Unidos no solo vio la carrera del año anterior, como hace para preparar cada gran premio, si no que escogió alguna más, con esa picaresca tan suya, y una de esas era la del 2008. Ya en el circuito, estudió aquella bajada en scooter y la probó con la Honda de 1.000cc; sabía cual era la maniobra, cómo salir airoso si se daba el caso. Y se dio. “Veía que Bradl se escapaba y he llegado antes a la subida lo he adelantado por el exterior y luego he terminado por el interior de la curva. Me parecía imposible, pero llegado allí... Ya le he dicho a Rossi que le pagaré los derechos de autor por el adelantamiento”, bromeaba, con el italiano a su izquierda en la sala de conferencias ante la prensa internacional riéndole las gracias.

“Intenté aguantar la frenada, pero pensé que hoy no era el día para pelear con Marc porque era realmente rápido”, concedió Rossi, que buscó entre las butacas al director de comunicación de Honda, Livio Suppo –antes en Ducati– para enviarle un recado: “Livio, me rompiste las pelotas durante años por aquel adelantamiento. ¿Qué opinas ahora? Marc debería ser sancionado”, le espetó. Y Suppo tomó la palabra, por alusiones. “Solo quiero darle las gracias a Marc porque después de tantos años te la hemos devuelto”, dijo tras una carcajada colectiva.

Rossi, que confesó haber necesitado tres curvas más para asimilar lo que le había hecho el novato, solo tenía halagos para Márquez, a quien parece dispuesto a perdonárselo todo. “En 2008 hice uno de los mejores adelantamientos ¿de la historia? Hoy Marc ha hecho lo mismo. Cuando haces un movimiento así arriesgas mucho. Ya sé que no respeta las reglas, pero me parece justo, correcto: esa curva es muy difícil, no ves dónde estás, ni dónde acaba. Simplemente intentaré devolvérsela algún día. ¡Y no podrá quejarse!”, rió.

Uno y otro, infractor y víctima, devotos ambos del mismo delito vieron con buenos ojos una maniobra que, como la del 2008, quedará para la historia. ¿Fue peligroso? “No va contra las reglas, tenemos que tener la capacidad de hacer cosas así sin temer problemas con dirección de carrera”, asumió Rossi. Y Márquez asintió: “La gente quiere ver espectáculo”, dijo. Y continuó: “Nada más hacer el adelantamiento he pensado: tengo que ganar esta carrera”. Y lo hizo.

Más información