Deportes

La era del tenis inteligente

Técnicos y jugadores intentan aclarar en Nueva York qué chips, cámaras y GPSs podrán usar en 2014, primer curso en el que la tecnología será permitida en duelos oficiales

Carla Suárez golpea la bola ante Davis en el US Open. / JUSTIN LANE (EFE)

Barcelona-Santos. Trofeo Joan Gamper. Un entrenador de tenis observa que los jugadores del Barça juegan con un bulto en la espalda. Deduce que los futbolistas cargan con un GPS aprovechando que es un encuentro amistoso. Inmediatamente, se felicita por el paso adelante que ha dado el tenis: la Federación Internacional (ITF) ha aprobado este verano el uso de “equipo inteligente” en partidos oficiales a partir de 2014. En consecuencia, durante el Abierto de EE UU se suceden las reuniones de jugadores y técnicos con proveedores y patrocinadores. Se pregunta por chips incrustados en los mangos de las raquetas. Se habla de GPSs y de sistemas de cámaras como el Ojo de Halcón que generan bases de datos para comprender los patrones de juego según la posición en la pista. Se plantea hasta qué utilidad podría tener para el deporte de la raqueta, uno de los más apegados a sus tradiciones, el uso de Google Glass, las gafas de Google, que Bethanie Mattek-Sands probó en Wimbledon.

“Los chips incrustados en la raqueta dan informaciones muy buenas sobre cómo das el golpe”, explica Xavi Budò, el técnico de Carla Suárez, que ganó por un doble 6-0 en primera ronda a Davis y ahora jugará contra Vandeweghe. “Babolat los tiene y yo he quedado para reunirme aquí con la marca de Carla, Wilson, para ver qué posibilidades hay de que ellos también lo hagan”, añade. “Te permite saber la aceleración de cada golpe, el punto de impacto, la generación y transmisión de fuerza”, describe. “A veces puedes creer que de derecha, en un partido, está acelerando muy bien, y luego, con los datos, a lo mejor descubres que está generando la mitad de velocidad que en un entrenamiento”, añade. “A nosotros, por ejemplo, nos gusta mucho poner GPSs en los entrenamientos. Dan muchas cosas: velocidad media, distancia recorrida, ritmo de piernas o capacidad de reproducir esprints a la máxima velocidad... Quiero preguntar si esto también nos lo dejarán usar en los partidos”.

“La tecnología de análisis”, explicó este verano la ITF; “incluye cualquier equipo que recoja, guarde, transmita, analice o comunique información sobre la actuación de un jugador, y puede ser un aparato individual o incorporado al equipo ya existente [raquetas, vestimenta, gorras…]”.

En teoría, las nuevas aplicaciones permitirían conocer las prestaciones, virtudes y defectos de cada jugador. Su capacidad física. Sus fortalezas y debilidades estratégicas. Lo que cambia entre el entrenamiento y la competición, dos realidades unidas por un puente de tensiones, miedos y estrés que transforma a muchos jugadores de estrellas en las prácticas en 'don nadies' en los encuentros. Aunque queda revisar caso a caso qué nuevas tecnologías serán utilizables durante los partidos, dos cosas ya están claras. Una, que usar los datos que proporcionen durante el encuentro, en vivo, estará prohibido, igual que lo están ahora los consejos del entrenador (con la excepción de las visitas regladas en el circuito WTA). Otra, que ya no hay marcha atrás: el tenis, al que tanto le cuesta cambiar, intenta no perder el tren de la tecnología.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

El libertad con cargos los detenidos en los incidentes por el 3 de marzo

EH Bildu rechaza los incidentes y el PSE pide su condena en el Parlamento

Bruselas censura a España la falta de gestión de las zonas protegidas

La comisión abre un proceso de infracción por la falta de planes para las áreas de interés. El ministerio admite que solo se ha aprobado el 35% de los programas obligatorios

El teniente Segura sale en libertad por la nueva ley disciplinaria

Sexto expediente sancionador para el oficial que noveló sobre la corrupción en el Ejército

EL PAÍS RECOMIENDA

LA CUARTA PÁGINA

Por qué nos fuimos del CSIC (y por qué volveríamos)

Tres exinvestigadores de la institución denuncian que es incapaz de adaptarse

China quiere las tripas y los despojos del cerdo español

Ana Carbajosa Cártama

Las empresas de porcino despuntan con la venta de estómago o intestinos

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana