Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La encrucijada de Diego Costa

La Federación tramita ante la FIFA que el delantero del Atlético pueda ser convocado por Del Bosque

Si el jugador renuncia a Brasil, debe solicitar luego el cambio de asociación

Diego Costa controla el balón ante Arribas. Ampliar foto
Diego Costa controla el balón ante Arribas. AFP

Más allá de los criterios deportivos, Diego Costa aún no puede ser seleccionado para jugar con España por Vicente Del Bosque, pese a haber jurado la constitución española el pasado mes de julio. Falta un último paso burocrático que ayer inició la Federación Española de Fútbol (FEF). Tras una conversación con el seleccionador, Jorge Pérez, secretario general de la FEF, se dispuso a elaborar un escrito a la FIFA que fue remitido hoy para comunicar que el delantero del Atlético reúne los requisitos necesarios para jugar con España por si Del Bosque considerara oportuno llamarle con vistas a los próximos partidos de clasificación para el Mundial de 2014. Una vez que la FIFA compruebe que Costa cumple con el reglamento, como así sucede al no haber disputado ningún partido oficial con Brasil, aunque sí dos amistosos ante Italia y Rusia, será el jugador el que tenga que decidir si acepta jugar con España o si prefiere hacerlo con su selección de origen. En la Federación esperan que la próxima semana ya haya una respuesta por parte de la FIFA.

Es delicado, si se le llama y luego no va al Mundial en su país...”, dicen en Las Rozas

Si finalmente Diego Costa se decide por La Roja debe solicitar por escrito, tal y como se especifica en el punto 3 del artículo 8 de los estatutos de la FIFA, que versa sobre la elegibilidad de los jugadores, su deseo de cambiar de asociación: “Un jugador que desee ejercer el derecho a cambiar de asociación deberá someter a la secretaría general de la FIFA una solicitud por escrito debidamente fundamentada”, se explica en dicho artículo. “La Comisión del Estatuto del Jugador tomará una decisión sobre esta solicitud. Se aplicará el Reglamento de Procedimiento de la Comisión del Estatuto del Jugador y de la Cámara de Resolución de Disputas de la FIFA. Una vez que se haya sometido la solicitud, el jugador no podrá jugar con ningún equipo representativo hasta que su solicitud haya sido tramitada”.

A la búsqueda de un ‘nueve’ definitivo

Desde que Villa se lesionó en diciembre de 2011 la selección española vive un debate sobre el nueve que aún no se ha cerrado. España conquistó la Eurocopa del 2012 utilizando en la mayoría de los partidos lo que se denomina falso nueve o nueve mentiroso. El propio Del Bosque llegó a reconocer que no había dado con un nueve resolutivo. La explosión goleadora de Diego Costa en este inicio de curso, siete goles en seis partidos, ha avivado el debate sobre si debe convocarlo porque la nómina de delanteros que maneja con más asiduidad o no acaba de consolidarse en la selección como goleadores resolutivos o no atraviesan un buen momento en sus respectivos clubes.

Soldado, Negredo y Torres han sido con los que más ha contado últimamente. El primero lleva cinco goles en ocho partidos con el Tottenham, dos de ellos de penalti y el ariete del Chelsea apenas ha participado con su equipo.

Negredo, dos tantos, no acaba de hacerse con la titularidad en el Manchester City, aunque está en fase de crecimiento tras su buen partido ante el United en el que fue titular por segunda vez.

Villa sí es titular en el Atlético, aunque aún está en fase de acoplamiento y se ha habituado a partir desde la izquierda, sobre todo con España. Ha marcado dos goles en Liga y uno en la Supercopa.

Fernando Llorente, la cuarta opción de Del Bosque, solo había disputado cuatro minutos hasta que en la última jornada de la Serie A, Conte le concedió la titularidad y marcó un gol.

La decisión no es fácil. Ni para Del Bosque ni para el propio jugador. El cuerpo técnico de la selección considera que llamarle les compromete mucho a la hora de elaborar la lista final de jugadores que acudirían al Mundial porque el delantero del Atlético renunciaría a disputar con Brasil, y en su propio país, el máximo campeonato. “Es un tema delicado que hay que medir bien porque si se le llama y luego no va al Mundial...”, aseguran en Las Rozas, donde reconocen que “se le está siguiendo y al nivel que está ahora es seleccionable”.

Para el futbolista, solicitar el cambio de asociación también resulta complejo y embarazoso porque, según la normativa FIFA, “un jugador que posee doble nacionalidad podrá ejercer, solo una vez, el derecho a solicitar la habilitación para jugar partidos internacionales con otra asociación de la cual posea la nacionalidad”. Tanto si disputa un partido oficial, como si es un amistoso, ya no podría volver a jugar con Brasil.

Diego Costa ha manifestado en público que estaría dispuesto a jugar con la selección española, aunque está muy arraigado a su país de origen. Incluso en el Atlético bromean con él y entre carcajadas ha llegado a decir: “Meteré goles con la camiseta que me pongan”.

La propuesta futbolística del actual seleccionador brasileño, Luiz Filipe Scolari, es muy acorde con las características de Diego Costa, pero este ha preferido a Hulk y a Fred, con condiciones similares. Scolari no convocó a Diego Costa para la última Copa Confederaciones. De haberlo hecho y haber disputado algún minuto ya no podría optar a jugar con España. La última palabra la tienen Del Bosque y el propio jugador.

Más información