Deportes

El “contrato simulado” de Neymar

El ministerio público considera que existen indicios de que los contratos firmados entre el club y el astro brasileño “no responden a lo indicado en los mismos"

Fotografía de archivo del presidente del FC Barcelona, Sandro Rosell, y el delantero brasileño del club, Neymar da Silva, durante la presentación del jugador. / Albert Olivé (EFE)

El caso Neymar sigue dando tumbos y el ruido alrededor de su llegada al Camp Nou es cada vez mayor. La fiscalía de la Audiencia Nacional solicitó ayer al juez Pablo Ruz que admita a trámite la querella interpuesta contra el presidente del Barça, Sandro Rosell, por el fichaje del delantero brasileño en el verano pasado. El ministerio público considera que existen indicios de que los contratos firmados entre el club y el astro brasileño “no responden a lo indicado en los mismos”, tratándose en algún caso de “contratos simulados o alterando la finalidad del concepto”.

El ministerio público, una vez examinada la querella y los contratos que le remitió el Barcelona, considera que existe “verosimilitud en los hechos relatados”, que podrían ser constitutivos de un delito de apropiación indebida. Entre los hechos que señala la fiscalía está que los 40 millones de euros abonados por la adquisición de los derechos económicos y federativos del jugador se hicieron constar en el documento como una cláusula de penalización. La fiscalía pide a Ruz que reclame a la FIFA la documentación relativa al fichaje del jugador, incluyendo las transferencias económicas que consten en los archivos de la Federación Internacional.

El Barcelona pagó 57 millones por el futbolista: 17 al Santos y 40 a la sociedad N&N

La querella narra que el Barça contrató al jugador por 57,1 millones de euros, que se desglosan de la siguiente forma: 17,1 millones al Santos, club de procedencia de Neymar y poseedor de sus derechos federativos, y 40 millones a la sociedad N&N, propiedad del padre de Neymar. A esta cantidad hay que añadir 7,9 millones por un acuerdo sobre tres jugadores del equipo brasileño y otros nueve millones por dos partidos amistosos. Según el querellante, el socio barcelonista Jordi Cases, el destino de los 40 millones pagados al jugador se desconoce.

"Indignación" en el Barça

El  Barcelona ha mostrado este sábado su "enérgica indignación" por el informe del Fiscal de la Audiencia Nacional sobre el fichaje de Neymar. "Resulta insólito que el Fiscal, después de haber solicitado los contratos con el jugador y las cuentas anuales del club, solicite ahora nuevas diligencias, sin interesar la declaración del querellado", reza el comunicado del club azulgrana.

Además, el club se muestra sorprendido por la petición de informaciones que ya han facilitado. "Resulta también difícil de entender por qué en sus diligencias el Fiscal solicita por comisión rogatoria oficios a entidades como la FIFA o el Santos FC que el FCB ya ha puesto a disposición del juzgado o bien el FCB podría aportar si es requerido para ello, como ya hizo el pasado día 26 de diciembre", explicó.

En este sentido, la entidad catalana entiende que la decisión del fiscal "extiende dudas" sobre una "operación impecable" y que "ha permitido al FCB contar, por 57 millones de euros, con un jugador también envidiado por nuestros competidores". "Es criticable, además, que se practiquen nuevas diligencias por conductos que alargarán innecesariamente un proceso que siempre hemos considerado infundado y temerario", indicó.

"La operación para fichar a Neymar Da Silva Santos Junior fue compleja, de ingeniería negocial. Siendo conscientes de ello, así lo hemos expresado cada vez que nos hemos referido al carácter confidencial de algunos de sus pactos. Esa era la forma de hacernos con los servicios del jugador. Nuestros competidores estaban dispuestos a hacer la misma operación y por mucho más dinero, pero el FCB se había adelantado por la pericia y habilidad de su equipo negociador", continuó. "Esta complejidad contractual, denominada por el fiscal en su informe como "simulación contractual", nunca constituye en sí misma un delito. Creemos que en el informe, el Fiscal comete un error por entender lo contrario", señaló.

Por último, el FC Barcelona anuncia que tomarán medidas. "Ante la gravedad de estos hechos, y pese a confiar en la buena acción de la Justicia, actuaremos con contundencia en defensa de la honorabilidad del FCB y su presidente", concluyó.

El escrito del fiscal recuerda que en noviembre de 2011, el Barça, el jugador y la sociedad N&N firmaron un contrato preliminar por el que el club pagaba a N&N 10 millones de euros como garantía del fichaje del futbolista a partir de 2014, cuando Neymar terminaba su contrato con el Santos. El precio por la adquisición de los derechos económicos y federativos del jugador se fijó en ese contrato preliminar en 40 millones de euros. Los 10 millones de garantía se hicieron constar como un préstamo sin intereses a N&N. Y se establecía una cláusula de penalización de 40 millones de euros en caso de que el fichaje no se llevara a cabo a partir de la fecha señalada.

En junio de 2013, las partes formalizaron el contrato del delantero. Sin embargo, aquí se produjo una “mutación”, según el fiscal: el Barça abonó los 40 millones de la ficha del jugador bajo la fórmula de “cláusula de penalización” por el supuesto incumplimiento del contrato preliminar, ya que se adelantó el fichaje.

En la documentación contable aportada por el Barça por orden del juez Ruz constan en 2012 los 10 millones de euros del préstamo y se hace referencia a que forman parte de un compromiso firme de compra a largo plazo. Sin embargo, en las cuentas de 2013 no se hace referencia al gasto que supone para el club el abono de la cláusula de penalización, y sí se hace referencia a los gastos derivados del fichaje de Neymar, sin especificar cantidad alguna. “Tampoco consta la cantidad concreta que efectivamente se ha abonado al Santos CF por la adquisición de los derechos federativos del jugador antes de que el mismo terminara su contrato con dicho club”, constata el fiscal.

El fiscal pide al juez también que reclame al jugador el contrato que firmó con la sociedad N&N, propiedad de su padre, por el que le cedía los derechos económicos una vez quedara libre tras cumplir su contrato con el Santos. Asimismo, pide que se libre una comisión rogatoria a Brasil para que el Santos CF remita el contrato que tenía con Neymar y toda la documentación relacionada con el traspaso del jugador al Barcelona. También se pide que declaren como peritos los auditores de Deloitte que elaboraron los informes sobre las cuentas del FC Barcelona, para que declaren sobre estos estudios.

El caso Neymar ha llegado incluso al vestuario del Barcelona, al desconocerse exactamente la ficha que percibe el delantero anualmente, con los posibles agravios comparativos que ello pudiera ocasionar, sobre todo en comparación con los emolumentos de Messi, supuestamente el jugador mejor pagado de la plantilla.

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana