Deportes

El Barça habla ahora de 86,2 millones

El club azulgrana admite por primera vez que el coste total alrededor de la operación de Neymar es superior a los 57,1 millones que dijo

“Hemos hecho cosas mal”, asegura Bartomeu

Bartomeu exhibe el documento con las cifras del traspaso de Neymar. / ALEJANDRO GARCÍA (EFE)

Josep Maria Bartomeu Floreta (Barcelona, 6 de febrero de 1963), el socio número 16.836 del Barça, marcó estilo ayer como nuevo presidente del club, tras liderar su primera reunión al frente de la junta directiva, en la que se decidió nombrar al directivo Jordi Mestre como su sucesor al frente del área deportiva. Sin la compañía del habitual portavoz de la junta, Toni Freixa, que no compareció en el acto, Bartomeu se pasó más de dos horas atendiendo a los periodistas. Fue la escenificación de un cambio, más formal que ideológico, ya que Bartomeu es considerado el heredero del proyecto de Sandro Rosell, el ya expresidente tras haber presentado su dimisión irrevocable el jueves. Pero hubo una modificación importante. Por primera vez, el club habló de 86,2 millones como el coste total alrededor del fichaje de Neymar, y no solo de 57,1 millones, aunque cifrara en esta cantidad la partida relativa al traspaso.

Bartomeu, que por la mañana acudió a la ciudad deportiva a presentar credenciales ante Gerardo Martino, sus colaboradores y el primer equipo —Rosell no se despidió— hizo cosas inusuales en el manual de su antecesor, como abrirle la puerta a Cruyff para regresar al Camp Nou y tender la mano a Jordi Cases, el socio que ha llevado ante la audiencia a Rosell por las dudas en el fichaje de Neymar, antes de sacar el contrato del brasileño del armario donde lo había encerrado su antecesor amparándose en una cláusula de confidencialidad de la que el padre del futbolista le liberó ayer, según dijo Bartomeu.

El nuevo presidente, que de principio a fin esgrimió su talante comedido, dijo sentirse aliviado al poder explicarle al socio los detalles del acuerdo con el delantero brasileño, unos números que verbalizó Raul Sanllehí, director del área de fútbol que llevó las negociaciones en Brasil. Fue él quien se encargó de aclarar los pormenores de una operación de la que el club, por vez primera vez, dio detalles. El Barcelona reconoce que el montante total de la operación es de 86,2 millones de euros, sumando los 57,1 del coste del traspaso. “Nunca hemos mentido en eso”, afirmó el presidente. Reconoció que los costes añadidos a la operación pueden parecer exagerados, pero los justificó: “Para evitar que vuelva a suceder un nuevo caso Di Stéfano”.

La entidad sostiene que otros clubes ofrecieron mucho más dinero por los servicios del futbolista brasileño

El Barcelona, en consecuencia, llegó a un acuerdo con la empresa N&N. “Que es Neymar&Nadin, que son sus padres. Y el jugador no tiene ninguna acción en esta empresa, que nos acreditó que tenían el derecho de decidir dónde iría el jugador”. Por lo que el Barcelona pagó 40 millones. “Estábamos tranquilos, pero después comenzó la locura por ficharlo”, contó Sanllehí; “todos los clubes grandes de Europa, y uno estaba dispuesto a pagarles a ellos 60 millones más los 40 nuestros”. Se refería al Madrid, por más que no lo nombrara. “Y aumentaron la oferta a 100 millones, pero el jugador renunció incluso a sabiendas de que le doblaban nuestro sueldo”. Así, el Barça pagó 40 millones a la empresa N&N y 17,1 millones al Santos por el traspaso. Existe, por el contrario, la cláusula de abonar otros dos millones si queda finalista del FIFA World Player en los próximos años, cosa que no ha sucedido en esta ocasión. Se incluyó, por otra parte, dos partidos amistosos gratis, según la entidad (uno ya celebrado en el pasado Gamper, con el taquillaje para el club que hace de anfitrión). “Si no lo jugáramos, pagaríamos 4,5 millones”, reconoció Sanhellí.

“Todos los contratos constan de tres partidas. El salario fijo, otro de variables (títulos) y el singning bonus, que es por renegociación. Fue de 10 millones de euros que declara como salario y paga IRPF como salario”, contó Sanllehí. Así, Neymar cobrará 56,7 millones en total, 11,3 millones por curso, pero sin el bonus anticipado se quedan en 8,8. “Y existe la salvedad de que no cobrará extra por los primeros títulos”, explicó Sanllehí.

El Barça también firmó un acuerdo paralelo con el Santos por tres jugadores de la cantera. “Es un acuerdo de tanteo, donde hemos pagado 7,9 millones por tener la opción preferencial por ellos, las perlas de la cantera, los nuevos Neymar”, reveló Sanllehí. Y, en un nuevo contrato, con N&N, se cerró el acuerdo de que harían un seguimiento diario de estos niños. Por ello, se paga 400.000 euros por cinco años, lo que suma dos millones. “Eso es independiente del traspaso”, remarcó Bartomeu. Así, sumados todos los números, el resultante de la operación y los diferentes contratos dan un total de 86,2 millones, sin contar los posibles bonus. Unas cifras que hasta ahora, con Rosell al mando, el Barcelona no había detallado.

No dimitiré aunque el juez decida imputarme”

Jose Maria Bartomeu

Según dijo Bartomeu, Neymar “podía haber escogido cualquier club de primera línea, porque le ofrecían más dinero”. “Pero le tocamos el corazón, el atractivo del Barcelona para él no fue el dinero, eligió jugar en el Barcelona y con Messi”, aseguró el nuevo presidente del Barcelona. Llegados a ese punto, dijo entender al socio que llevó a Rosell ante el juez: “Yo soy socio y si algún día creo que algo no se hace bien me gustaría pedir explicaciones a la junta, esto es un club participativo”, dijo. En ese sentido, admitió que ser presidente del Barça tiene ciertas particularidades, cuando se le recordó que Núñez, Laporta y Rosell han acabado compareciendo ante la justicia: “Tal vez esa sea la grandeza del Barça, la capacidad del socio para controlar la gestión del presidente. Por eso igual lideramos el mundo, tal vez por nuestra forma de ser”, convino.

Bartomeu aclaró: “Somos críticos y sabemos que hemos hecho cosas mal, pero estoy convencido que esta directiva merece un notable alto por su gestión desde 2010”. Pido que nadie se confunda: “No estamos en periodo electoral, eso ya llegará”, y convino que la junta tiene ante sí un reto apasionante: la remodelación del Camp Nou.

Fue contundente Bartomeu al decir que no se han planteado convocar elecciones, y afirmó: “No dimitiré aunque, llegado el caso, el juez decida imputarme. Si lo hace, le daremos las explicaciones pertinentes. La institución seguirá con gobierno y no daremos un paso atrás, seguiremos hasta 2016 porque nos sentimos fuertes”. Fue más allá: “La intención es presentarme a la reelección al frente de esta junta”.

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana