Deportes

La tormenta sin fin del Racing

La decisión de los jugadores del equipo cántabro de no disputar hoy el partido ante la Real debido a los impagos es el punto álgido de un calvario institucional que dura ya tres años

Mario comunica a Gil Manzano que no disputarán el partido / A. G. (AFP)

En la lluviosa Santander, la del temporal que castiga estos días la costa con olas de más de 10 metros, una tormenta azota desde las oficinas de El Sardinero hace tres años. Lejos de recluir a la gente, el temporal ha conseguido unir por una misma causa, su equipo de fútbol, a una ciudad de marcado carácter conservador.

Nadie en Santander tolera ya la situación por la que pasa el Racing. Los primeros en hartarse fueron las peñas y los socios. Durante dos años y medio han mantenido viva una llama a la que se ha ido sumando gente, especialmente un grupo de exjugadores, sin una cabeza visible pero con nombres reconocidos como Quique Setién, Paco Liaño y José Ceballos. Con la ayuda de varios estamentos, han puesto contra las cuerdas a la actual directiva —querellas, peticiones de administración judicial—, pero no han logrado derribarla.

El último golpe lo han asestado los jugadores. Después de tres meses sin cobrar —cuatro el cuerpo técnico— y otros tantos de promesas de pago incumplidas, el lunes se plantaron. O dimite el presidente Ángel Lavín, Harry, o ellos no juegan ante la Real hoy (21.00, Canal+ Liga y GolT) en la vuelta de los cuartos de la Copa (3-1 en la ida para los donostiarras). “Es lo único que nos queda, esto ya es de locos”, insistía ayer uno de los capitanes, Oriol, señal de que no iban a torcer el brazo. “Los jugadores deben respetar los cargos. Mañana [hoy] no sé qué pasará, hoy voy a dormir como presidente del Racing”, aseguraba en torno a las siete de la tarde a este periódico Ángel Lavín, que añadía: “Trataremos de encontrar una salida de consenso entre todas las partes para que el partido se dispute”. ¿Eso conllevaría su dimisión? “Lo que quiero es que se juegue el partido. La intención es representar al Racing en el palco, pero es impredecible lo que pueda pasar en las próximas horas”.

Las peñas y los socios minoritarios han hecho un llamamiento para que la gente acuda al Sardinero para apoyar a los jugadores. Con el fin de evitar el embargo judicial sobre la recaudación, el club ha puesto a la venta, por 23 euros, unas bufandas conmemorativas del partido y el regalo de una entrada para una localidad que, en taquilla, cuesta 30 euros. Un capítulo más en la delirante historia reciente del club.

Tres años se cumplieron ayer de la firma de Ashan Ali Syed como propietario del Racing. Entonces, todo era comprensión hacia el supuesto magnate indio que llegaba al club cántabro de la mano del Gobierno de regionalistas y socialistas y avalado por Credit Suisse. El presidente, Miguel Ángel Revilla, disfrutaba en el palco junto al nuevo dueño, desbocado con cada gol. Las formas no importaban. Ni siquiera los desplantes, como el que le hizo al alcalde de la ciudad, Íñigo de la Serna (PP), al que le tuvo media hora esperando en el Ayuntamiento. No solo parecía haber llegado el salvador del Racing; Santander, Cantabria, encontraba un multimillonario decidido a invertir en plena crisis. Duró cuatro meses. Syed pisó Santander por última vez en mayo de 2011.

La firma de Syed, dueño, a través de Western Gulf Advisory Sports Holding, del 99% de las acciones del Racing hasta la semana pasada, ha otorgado plenos poderes a Francisco Pernía, exsecretario general del PP en Cantabria y presidente del Racing hasta octubre de 2011, cuando fue obligado a dimitir por la presión de los socios minoritarios. Aquel día juró vengarse. Desde entonces, ha maniobrado para seguir dirigiendo al Racing en la sombra. En dos años, el club ha celebrado tres juntas de accionistas, a falta de la de mañana, y han tomado posesión casi 20 consejeros distintos. El más fiel de todos, Harry, amigo de la infancia de Pernía, terminó de presidente.

“Es lo único que nos queda, esto es de locos”, explica Oriol, uno de los capitanes de la plantilla cántabra

Mientras en el campo se desplomaba, el nombre del centenario club, ahora en Segunda B, se asociaba a palabras como amaños, deuda, pagos injustificados... El informe de los administradores del concurso solicitaba la inhabilitación de Pernía durante cinco años y reclamaban que indemnizase al club con cinco millones. Además, alertaban de la red de comisiones que había tejido junto al representante Eugenio Botas. La realidad es la de un club con casi 50 millones de deuda y al borde de la liquidación.

El siguiente partido del Racing se jugará mañana en la junta. A ella acudirá Anur Arlsan, administrador judicial de la rama de WGA propietaria del Racing y que la semana pasada despidió a Syed. Se deduce que tiene plenos poderes sobre el club, y podría desembocar en el cese definitivo de la directiva, aunque nadie descarta una última maniobra del consejo para seguir en el poder.

Tres años en el caos

Alí Syed, en el palco de El Sardinero en 2011 / J. R. GONZÁLEZ

 29 de enero de 2011:Ashan Ali Syed se convierte en nuevo dueño del Racing. A través de su empresa WGA compra el paquete accionarial de Dumviro, propiedad de Jacobo Montalvo, por 15 millones, de los cuales solo desembolsa 500.000 euros. Además, se compromete a asumir el crédito de siete millones de euros del Gobierno de Cantabria.

10 de mayo de 2011: Syed acude al palco de El Sardinero a un Racing-Atlético. Es su última visita a Santander. Ya había dudas sobre su patrimonio.

7 de julio de 2011: El Racing solicita el concurso de acreedores.

14 de septiembre de 2011: Montalvo presenta una demanda ante el Juzgado de lo Mercantil para recuperar las acciones del Racing.

28 de octubre de 2011: Francisco Pernía dimite como presidente del club.

18 de diciembre de 2011: Ali Syed nombra un nuevo consejo, elegido por Pernía, de siete personas, de las cuales dimiten tres ante el ambiente hostil de la junta. A los pocos días, la juez suspende el consejo de administración y el control del club pasa a los administradores judiciales.

 28 de abril de 2012: El Racing baja matemáticamente a Segunda.

20 de mayo de 2012: Aprobado un nuevo consejo, diseñado por Pernía gracias a la firma de Syed, y presidido por Ángel Lavín, ‘Harry’. Entre los nuevos directivos estarán Manolo Saiz y José Campos, que acaban dimitiendo.

5 de mayo de 2013: Ali renuncia al 99% de las acciones del Racing y el consejo aprueba, en una junta un mes después, una ampliación de capital de 4,5 millones de euros. 

2 de junio de 2013: El Racing desciende a Segunda B.

18 de septiembre de 2013: El Racing da por finalizada la ampliación de capital al no encontrar comprador.

12 de noviembre de 2013:  El juez da la razón a Jacobo Montalvo, que recupera las acciones del Racing. El club recurre la sentencia, pendiente aún de resolución.

8 de enero de 2014: Los jugadores del Racing, en la ida de los octavos de la Copa ante el Almería, se quedan parados durante 30 segundos como protesta por los tres meses que llevan sin cobrar. Un grupo de radicales asalta el palco, donde se encuentra Lavín.

27 de enero de 2014: Los jugadores del Racing lanzan un órdago ante los impagos: o dimite el presidente y la directiva o no jugarán el partido de vuelta de los cuartos contra la Real.

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana