Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Liberadas dos ‘pussy riot’ arrestadas este martes en Sochi

Aliójina y Tolokónnikova afirman que simplemente se paseaban por la ciudad y que son acusadas de robo

La policía las libera finalmente. Fue su tercera detención en 48 horas

Las Pussy Riot, encapuchadas a su salida de prisión. Ampliar foto
Las Pussy Riot, encapuchadas a su salida de prisión. EFE

Las integrantes de Pussy Riot María Aliojina, de 25 años, y Nadezhda Tolokónnikova, de 24, han quedado en libertad este martes horas después de haber sido arrestadas por la Policía en la localidad rusa de Sochi, donde se están celebrando los Juegos Olímpicos de Invierno. Fueron interrogadas durante cuatro horas y abandonaron la comisaría cubiertas por las mismas capuchas que usaron en febrero de 2012, cuando cantaron "una oración punk" contra el presidente Putin en la catedral de Moscú que les valió una condena de cárcel.

"¡Las han liberado!", ha escrito el marido de Tolokónnikova, el también activista Peter Verzilov, en su cuenta oficial de la red social Twitter. Horas antes, las dos Pussy Riot arrestadas han informado en la red social sobre su detención. En concreto, Aliojina ha denunciado que les han detenido cuando sólo estaban "paseando" por Sochi.

La Policía aseguró que fueron arrestadas junto a otra miembro de su colectivo y a varias personas más con el objetivo de interrogarlas por un robo que se ha registrado en el hotel en el que se alojan.

Las dos miembros de Pussy Riot —que fueron liberadas en diciembre pasado por decisión del presidente ruso— han asegurado en Twitter que paseaban por el centro de la ciudad, a 30 kilómetros de la sede de los Juegos Olímpicos de invierno, y que no participaban en ningún acto de protesta cuando fueron arrestadas.

"En el momento de nuestra detención, no estábamos involucradas en ninguna protesta, estábamos caminando por Sochi", ha tuiteado Tolokónnikova, que precisó que fueron arrestadas junto a otras cinco personas. Según Aliójina, fueron detenidas junto a la iglesia del Arcángel Miguel "como sospechosas de un delito común". Ambas activistas han afirmado que los agentes utilizaron la fuerza y las arrojaron en un furgón policial. Según Tolokónnikova, la de este martes es la tercera detención que han sufrido en las últimas 48 horas, ya que habían sido detenidas durante algunas horas el lunes y el domingo.

Fuentes del Ministerio del Interior citadas por el portal informativo Lifenews indicaron que las Pussy Riot fueron detenidas por trasgredir la norma administrativa que obliga a todas las personas que llegan a Sochi a empadronarse en un plazo de 24 horas.

Aliójina y Tolokónnikova habían regresado a Rusia recientemente, después de una gira por Europa y Estados Unidos tras su puesta en libertad, durante la cual han denunciado el autoritarismo de Putin y las condiciones carcelarias rusas. Se encontraban en Sochi con otros miembros de Pussy Riot para grabar una película musical titulada "Putin te enseñará a amar la madre patria", según el marido de Tolokónnikova.

Las dos integrantes de Pussy Riot salieron de prisión en virtud de una amnistía general decretada por el presidente Vladímir Putin, tras pasar casi dos años en prisión por "vandalismo e incitación al odio religioso" por escenificar una plegaria punk en la catedral de Cristo Salvador de Moscu. El multimillonario Mijaíl Jodorkovski y los ecologistas del barco Artic Sunrise de Greenpeace se beneficiaron de ese mismo indulto.

La condena a las Pussy Riot fue muy criticada, tanto en Rusia como especialmente en el extranjero, donde le costó una importante pérdida de imagen al Kremlin. Un grupo que era totalmente desconocido, se hizo famoso en el mundo entero de la noche a la mañana y creó una intensa polémica en el interior del país, además de convertirse en uno de los principales baluartes opositores a la falta de libertades bajo el régimen de Putin.

Más información