Deportes

Neymar ya cuesta 100 millones

El Barcelona, imputado por un supuesto fraude, liquida 13,5 millones a Hacienda por las “divergencias de interpretación” sobre sus obligaciones fiscales en el fichaje del brasileño

Neymar, en un entrenamiento del Barça. / ALBERTO ESTÉVEZ (EFE)

El Barcelona continúa pagando por el fichaje de Neymar 266 días después de su multitudinaria y estelar presentación como jugador en el Camp Nou. El coste de la operación se acerca ya a los 100 millones: 99,7 (los 86,2 que admitió ya la entidad más 13,5 de ahora). El club, al tiempo que reitera que no debe “nada a Hacienda”, presentó este lunes una autoliquidación complementaria de 13.550.830,56 euros. Durante los ocho meses y medio transcurridos desde aquel 3 de julio, el Barcelona se ha mantenido en sus trece y, a través de sus presidentes y directivos y de sus comunicados, ha asegurado que el fichaje le costó 57,1 millones y que no ha cometido ningún delito fiscal en relación al mismo.

La paradoja es que el 23 de enero Sandro Rosell dimitió, entre otras razones, por “la injusta y temeraria” querella presentada por el socio Jordi Cases contra él por “apropiación indebida por distracción” (administración desleal). Solo dos días antes, Rosell había pedido al juez Pablo Ruz que le citase a declarar. El 24 de enero prosiguieron las contradicciones. Josep Maria Bartomeu, tras tomar el relevo de Rosell, sostuvo que el precio del traspaso fue de 57,1 millones, pero cifró la operación en 86,2 por el pago de otros conceptos. Mientras, las diligencias judiciales proseguían y el pasado jueves Ruz imputó al Barcelona como presunto autor de un fraude fiscal derivado de los contratos que desembocaron en el fichaje del brasileño. El juez considera que la firma y el pago de todos los contratos con las sociedades vinculadas a Neymar están “íntimamente ligados” al acuerdo de trabajo del Barça con el delantero brasileño y apunta a que existen “indicios suficientes de la posible comisión del delito contra Hacienda Pública”.

“Muy rápido y muy raro”

Josep Maria Bartomeu, presidente del Barça, citó la opinión de un experto en la economía de los clubes y a su vez socio del Espanyol, José María Gay, para poner de manifiesto las sospechas de maniobras orquestadas en torno a los procesos en que se ve envuelto el club. “Nos crea cierta sorpresa que todas esas acciones van muy rápidas. No es normal. Gay lo ha dicho: es muy raro todo. Parece que va muy rápido. No sabemos por qué”. El vicepresidente Javier Faus fue más explícito. “La sorpresa es ser el primer club denunciado en unos juzgados cuando estamos absolutamente al día en el pago de nuestras obligaciones tributarias. La sorpresa es que, sin una inspección de Hacienda, la Audiencia, a través de su fiscal, admitiera a trámite una querella. Sería la primera vez que pasa en España”.

Faus subrayó que el asunto de la discordia es el criterio técnico, jurídico y tributario por el que se determina si los pagos a la empresa N&N, del padre de Neymar, correspondían al pago de una serie de servicios o al salario del jugador. La empresa, indicó Faus, ha cotizado a la Hacienda de Brasil y el Barça ahora lo ha hecho por el mismo concepto, en España. Bartomeu, que se remitió a lo publicado en la revista Barça como prueba de la buena voluntad del club y aseguró que sin la denuncia de Cases “no hubiera pasado nada”, acabó: “Hicimos todo lo posible para traer a Neymar; lo tenemos, aunque le pese a alguien”.

El Barça argumenta que ingresó 13,5 millones en la Hacienda Pública “en vista de una posible divergencia interpretativa sobre el alcance de las obligaciones fiscales derivadas de la contratación”. Esa cantidad corresponde al 24,75% de los 40 millones que el Barcelona pagó a las sociedades vinculadas al jugador, calculando esos 40 millones en bruto.

Javier Faus, vicepresidente económico del Barcelona, explicó que, una vez que el juez Ruz requirió al Barcelona los contratos del fichaje de Neymar, el club abrió una investigación interna en la que sus fiscalistas y auditores reafirmaron la legalidad de la operación. Acto seguido se abrió una consulta externa y se contrató a dos despachos, el de Cristóbal Martell —el mismo que asesoró a Leo Messi— y el bufete Cuatrecasas, con amplia experiencia en el ámbito del derecho fiscal, laboral y mercantil. Estos despachos llegaron a la conclusión concluyente de que no existe ningún riesgo en el ámbito penal por una presunta apropiación indebida. “En cambio, pese a explicitar que la actuación fiscal fue legítima, advirtieron de que la Hacienda Tributaria está siendo especialmente agresiva en el aspecto de simulación contractual. Ellos pueden entender que se dice B aunque el contrato diga A. Nos dijeron que sería bueno para el club hacer una declaración complementaria por la que se adelantan unos impuestos a expensas que de que puedas reclamar en el futuro”.

El club, al que en definitiva el fichaje ya le ha costado 99,7 millones (salario aparte), ha optado por regularizar su situación fiscal por vía administrativa, lo que no le exime de la responsabilidad penal, aunque la multa por el fraude tributario sería menor. El Código Penal establece una sanción de hasta seis veces la cantidad defraudada. Es decir, que si fuera condenado, el club debería pagar, además de los 13,5 millones supuestamente defraudados, una multa de 54. Con la reparación del daño que implica la presentación de una declaración complementaria, el Barcelona podría reducir hasta el 62% el importe de la sanción.

Los técnicos del ministerio de Hacienda (Gestha) han manifestado que los más de 13,5 millones de euros pagados por el Barça a la agencia tributaria “no son declaraciones complementarias voluntarias”, sino una maniobra y decisión jurídica para minimizar las posibles consecuencias penales.

El comunicado del Barça

La Junta Directiva del FC Barcelona, a raíz de la apertura de un procedimiento penal por un presunto delito fiscal imputado al Club, en relación con los diferentes pagos relacionados con el fichaje del jugador Neymar da Silva Santos Jr., se reunió ayer en las oficinas del Club y llegó, por unanimidad, a los siguientes acuerdos:

1.- Rechazar que el Club haya cometido un delito fiscal en relación con el cumplimiento de las obligaciones fiscales derivadas de la contratación del jugador. El Club estuvo asesorado en todo momento y el auditor del Club estuvo siempre informado y tuvo acceso a toda la documentación de la contratación.

2.- Como se ha hecho hasta la fecha, continuar prestando la máxima colaboración con los tribunales de justicia para el esclarecimiento de los hechos investigados.

3.- Comparecer en el procedimiento penal abierto en defensa del Club y de sus socios. Los socios del FC Barcelona pueden tener la plena seguridad de que su club ha actuado siempre dentro de la legalidad y que su Junta Directiva defenderá la reputación de la Entidad, una de las más representativas de nuestro país, con todas las consecuencias y ante las instancias que sean necesarias.

4.- Manifestar que el FC Barcelona siempre ha cumplido con sus obligaciones tributarias en tiempo y forma, y que ha mantenido, en su cumplimiento, la más estricta colaboración con la Administración Tributaria. El FC Barcelona no debe nada a Hacienda.

5.- Reafirmar su convicción de que, en relación con el citado fichaje, el Club ha cumplido escrupulosamente sus obligaciones fiscales según el estado de conocimiento que en su momento tenía los contratos y negocios suscritos y de acuerdo con la buena fe contractual.

6.- En vista de la existencia de una posible divergencia interpretativa sobre el alcance de sus obligaciones fiscales derivadas de la citada contratación, para saldar cualquier posible deuda tributaria derivada de esta operación, y con tal de defender mejor el buen nombre y reputación de nuestro Club, el FC Barcelona ha procedido esta mañana a la presentación de la correspondiente autoliquidación complementaria. Esta autoliquidación complementaria tiene un importe global de 13.550.830,56 euros (trece millones quinientos cincuenta mil ochocientos treinta euros con cincuenta y seis céntimos), y tiene como objetivo dar cobertura a las eventuales interpretaciones que se puedan dar a todos los contratos firmados con motivo del fichaje del jugador Neymar, aunque estamos convencidos de la licitud del inicial cumplimiento de las obligaciones fiscales.

7.- Que esta regularización voluntaria presentada en tiempo y forma se entiende sin perjuicio de que la conformidad a derecho de la deuda tributaria sea determinada definitivamente por la jurisdicción competente, por lo que el Club hace reserva expresa de acciones en este sentido.

Esta tarde la Junta Directiva se reunirá como estaba previsto en sesión ordinaria y seguirá tratando los asuntos relacionados con esta cuestión, así como los temas ya previstos en el orden del día.

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana