Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Unicaja se desquicia ante un Barça sobrado

Tomic y Nachbar lideran el triunfo azulgrana ante un rival diezmado y falto de consistencia (61-77)

Tomic, con el balon, junto a Stimac. Ampliar foto
Tomic, con el balon, junto a Stimac. AFP

El partido del Martín Carpena acabó como el rosario de la aurora, con el Unicaja sumido en la impotencia, desquiciado, fuera de sí. Se destempló porque, por más que se empeñó, no pudo evitar la pequeña tunda que le propinó el Barcelona (61-77), con un juego más abrumador que brillante.

El equipo malagueño, necesitado del triunfo para exprimir sus opciones en el tramo final del Top 16, infló todo lo que pudo el acontecimiento, llenó como en los viejos tiempos el Martín Carpena y cargó las tintas recordando recientes agravios. En la cancha, sin embargo, no pudo disimular la importancia de sus bajas, Caner-Medley, Vidal y Hettsheimer, ni suplirlas adecuadamente. Todo se quedó en fogonazos individuales, primero de Calloway, luego de Kuzminskas, algún golpe de genio de Stimac. Muy poco para hincarle realmente a un Barcelona que se asoma a la primavera con un juego mucho más consistente y eficaz que en los primeros meses de la temporada.

Tomic se ha erigido en un bastión tan importante para el Barcelona que los fisioterapeutas trabajaron a fondo cuando se dañó su tobillo izquierdo para que volviera a la pista. Su poderío bajo los tableros marcó la pauta. Su conexión con Marcelinho fue constante e imparable. El croata concluyó con 12 puntos y 10 rebotes en solo 17 minutos.

UNICAJA, 61; BARCELONA, 77

Unicaja: Calloway (15), Dragic (6), Kuzminskas (13), Sabonis (6), Vázquez (6) –equipo inicial-; Urtasun (4), Suárez (0), Granger (0), Toolson (0) y Stimac (11).

Barcelona: Marcelinho (8), Navarro (5), Papanikolaou (7), Lorbek (12), Tomic (12) –equipo inicial-; Pullen (3), Dorsey (2), Sada (0), Abrines (7), Oleson (5), Lampe (0) y Nachbar (16).

Parciales: 17-21, 14-16, 16-18 y 14-22.

Árbitros: Christodoulou (Grecia), Zamojski (Polonia) y Viator (Francia). Eliminaron por faltas a Granger (m. 32). Señalaron dos faltas técnicas al banquillo del Unicaja y una antideportiva a Abrines.

Martin Carpena de Málaga. 10.600 espectadores. 11ª jornada del Top 16 de la Euroliga.

Los chispazos del Unicaja, que jugó muchos minutos con cuatro jugadores abiertos para compensar su inferioridad en el interior de la zona, provocaron algunos vuelcos en el marcador. Es otra de las constantes de este Barcelona. Por momentos, cuando parece a punto de despegar, sufre inexplicables bajones. Le sucedió sobre todo en el inicio del tercer cuarto. Del 31-45 tras dos triples consecutivos de Marcelinho, se pasó a un 44-47.

El Unicaja presentaba batalla, opositaba al triunfo. La irrupción de Nachbar, sin embargo, aceleró de nuevo al Barcelona. Concluyó el cortocircuito azulgrana y dio inicio un feo último cuarto. El Unicaja se desquició. Perdió a Granger por faltas personales. Joan Plaza protestó una y otra vez, y los árbitros señalaron dos faltas técnicas.

El Barcelona fue a lo suyo. Dominó con autoridad, ya sin problemas ante un rival definitivamente fuera de escenario. Nada extraño en el Barcelona que cuenta por victorias los 11 partidos que ha disputado en el Top 16, clasificado ya para el playoff de cuartos de final con el factor cancha a favor y al que le falta muy poco ya para asegurarse la primera plaza de su grupo.