Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Si la Copa no se jugase aquí, Brasil ya estaría eliminada”

Ampliar foto
Tostão, cuando era jugador de La Canarinha getty images

Tostão (Belo Horizonte, 1947) fue nombrado mejor jugador del Mundial de México 70 en la selección más bella de la historia. Delantero y centrocampista zurdo de enorme habilidad y visión de juego, una lesión en el ojo le obligó a colgar las botas a los 26 años. Y hoy, a los 67, se ha convertido en un pensador mediático del fútbol a través de sus columnas en el diario Folha.

Pregunta. ¿Qué le pasa a Brasil? ¿Le falta talento?

Respuesta. En Brasil se había creado una expectativa por encima de la realidad. Esta expectativa fue creada por la victoria en la Copa Confederaciones y la gran diferencia en el último partido contra España. Empezamos a pensar que teníamos un equipo excepcional y que era posible ganar la Copa. Pero no es así. Brasil tiene virtudes y deficiencias, como todas las buenas selecciones presentes.

P. Salvo Neymar, los jugadores brasileños parecen agarrotados. ¿Les pesa la responsabilidad?

R. Si la Copa no fuese en Brasil, si se jugase en Europa, la seleçao estaría ya probablemente eliminada. Que se dispute aquí aumenta sus posibilidades. Se ha instalado en Brasil la idea de que el problema de la selección, la razón de que no juegue bien, de que no enamore, es la presión emocional sobre los jugadores. Yo pienso lo contrario. Lo que la hace candidata al título es jugar en casa, el apoyo de la torcida. Están jugando con muchísima garra, comprometidos emocionalmente. Pero faltan cualidades individuales.

No tenemos medio del campo. Nos haría falta un Xavi o un Alonso en su mejor momento”

P. ¿Cuáles son esas carencias?

R. Nos falta medio campo. Oscar y Hulk juegan por banda, Luiz Gustavo es casi un zaguero más, y sólo queda un jugador (Fernandinho) para tocar el balón y construir. Es triste ver a la selección jugando así. Compensa esas graves deficiencias porque tiene a Neymar, que, aunque contra Chile estuvo muy marcado, mantiene una tónica excepcional. Tenemos también a dos de los mejores defensores del mundo (Thiago Silva y David Luiz). Y Hulk en ataque tiene un poder ofensivo enorme, incluso cuando juega mal. Marcelo es un futbolista excelente cuando cruza la mitad del campo. Y Luiz Gustavo es impecable en su función de volante defensivo. Tenemos cualidades, pero no veo un medio campo que pase, organice y distribuya. Marcan mucho, pero hacia delante no les veo jugar.

P. ¿Echa en falta a algún jugador en la convocatoria?, ¿Kaká?

R. El problema principal es táctico: no hay medio campo, no está organizado, se juega por las bandas y se confía en Neymar arriba. Lo que haría falta es un jugador como Xavi o Xabi Alonso en sus mejores momentos, un Schweinsteiger, un Pirlo, un Kroos... No tenemos un gran jugador en el medio campo. Son combativos: corren mucho, marcan mucho. Kaká es más un atacante, un segundo delantero, como Oscar o Neymar. Es un intermediario para el gol.

P. Otro problema está en la delantera.

R. Por supuesto, me faltó mencionar eso. No tenemos un gran 9. Hemos tenido tantos espectaculares… Y, sin embargo, hoy tenemos un jugador que es buen finalizador [Fred], que sabe remachar las jugadas, pero que participa poco, se pasa el partido escondido entre los defensores. No tenemos un Romario o un Ronaldo. Al ser Hulk y Neymar artilleros tan agresivos, pienso que Brasil podría jugar perfectamente sin Fred, sin un 9, porque tiene otros dos jugadores goleadores en el campo. Sería mucho mejor que el tercer atacante fuese más habilidoso y creativo, más móvil, en lugar de un delantero parado que espera la jugada.

Fue muy importante la baja de Thiago Alcántara para España. Va a crecer mucho”

P. ¿En quién está pensando? ¿En Willian?

R. Neymar pasaría a ser delantero, como Hulk, y esa función un poco más atrasada podrían ocuparla Oscar o Willian. Si Kaká estuviese en forma, sería mejor todavía. Antes de llegar Scolari, todavía con Manu Menezes de seleccionador, el ataque brasileño lo formaban Hulk, Neymar y Kaká; y en ese momento todo el mundo pensaba que Brasil tenía un gran ataque, aun jugando sin delantero centro.

P. Como la España de Del Bosque…

R. Exactamente. Pero Menezes salió y a Felipão le gustan los 9 tipo Fred. A mí me gusta mucho el triángulo con Hulk y Neymar arriba y Kaká de mediapunta. Kaká tiene gol también, pero no estaba en forma. De cualquier manera, con tres partidos que quedan es difícil que Scolari cambie a estas alturas. Lo que sí podría hacer (como sucedió en la Confederaciones) es colocar tres jugadores en el medio campo, un auténtico trío, poblar la mitad de la cancha, y arriba mantener a Fred, Hulk y Neymar. Que Luiz Gustavo no se quede tan atrás, y esté acompañado por dos volantes. Tres centrocampistas, como Holanda, Chile, España o Alemania... Brasil juega teóricamente con dos mediocampistas, pero en la práctica juega con uno, porque Luiz Gustavo juega casi de líbero.

P. ¿Cree que Scolari se equivocó con Diego Costa?

R. Diego Costa sería mejor que Fred. No hay duda alguna. El problema es que cuando Scolari convocó a Costa y le hizo jugar 20 o 30 minutos, Costa no había alcanzado aún el éxito en el Atlético. Y pensó que tenía otros jugadores comparables; no percibió el potencial y el crecimiento de Costa. Cuando quiso traerlo, era ya un ídolo en España y quería jugar con España: es algo lógico, estaba allí desde hace años… Le llamó Del Bosque, se sintió reconocido, mucho más que aquí.

Los países con tradición tienen un código imaginario que les hace salir adelante”

P. ¿Tiene alguna selección favorita para ganar la Copa?

R. No… Porque veo muchos equipos parejos. Argentina, Alemania, Holanda, Francia y Brasil tienen las mismas posibilidades. Cuatro de esas cinco selecciones estarán en semifinales (más probable Alemania que Francia). Sólo falta España, que debería estar en ese grupo. Al final, la fuerza de la tradición en el fútbol, de la historia, tiene mucho peso; no cuenta sólo la calidad. Es lo que pasó, por ejemplo, con Holanda contra México. Se lanzó al ataque con muchísima fuerza. El gol se olía desde mucho antes del empate. Así como los humanos estamos programados por los genes, casi como si fuésemos un ordenador, que influyen en nuestro comportamiento, los países con mucha tradición en el fútbol parecen tener un código imaginario que al final les hace salir adelante.

P. ¿Estamos asistiendo a un Mundial magnífico?

R. Muy bueno, a pesar de que no haya ninguna selección maravillosa que encandile. Todos los partidos son buenos. Y hay muchos goles... Me sorprende sobre todo la velocidad del juego en condiciones de tanto calor. Hay mucha técnica, mucha habilidad y, sobre todo, mucho dinamismo y velocidad. Holanda, en el minuto 90 de su partido de octavos, seguía esprintando bajo ese calor. Sólo falta España.

Me sorprende sobre todo la velocidad del juego en condiciones de tanto calor”

P. Era un momento complicado para la generación que llevó a España a los triunfos…

R. Su fútbol me ha maravillado durante años, y también el del Barça y Real Madrid. Me encantan. Es una pena. Pero conviene recordar que no cayó contra cualquiera… Si hubiese tenido un grupo más fácil en la primera fase, podía haber ido creciendo durante la competición. Me acuerdo del Mundial de 1966 (que jugué, con 19 años). Brasil fue eliminado en la primera fase, y también era el vigente campeón del mundo. Uno de los motivos fue que perdimos contra dos selecciones muy fuertes: Hungría (que era realmente potente) y el Portugal de Eusebio. También éramos un equipo cansado, con varios jugadores al final de su carrera. En esta Copa fue muy importante la baja de Thiago Alcántara. Va a crecer mucho en los próximos años... El Barcelona ha perdido a un gran sustituto de Xavi.

P. ¿Piensa que España se repondrá pronto de este fracaso?

R. España va a renovar el equipo y regresará a la élite en el próximo Mundial. Ya tiene una base. España fue bicampeona de Europa y campeona del mundo sin tener un delantero excepcional. El medio campo era tan fabuloso, tan impresionante, que incluso sin un delantero formidable España era el mejor equipo del planeta. Por supuesto que Torres, Villa (y antes Raúl y otros) son grandes jugadores, pero no ha habido un Romario, un Ronaldo, un Messi, un Cristiano. En la Liga española casi todos los delanteros son extranjeros, no logra cultivar un delantero fuera de serie. Presenta un centro del campo asombroso, pero sin delanteros. Han ganado dos Eurocopas y un Mundial sin un delantero crack. Iniesta, Alonso, Busquets y compañía son tan buenos que lo pudo lograr.

Más información