Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Santander

Una lesión cerebral grave

Los especialistas creen que es pronto para valorar el alcance de los daños de Bianchi

Los médicos de Suzuka atienden a Bianchi tras el accidente. Ampliar foto
Los médicos de Suzuka atienden a Bianchi tras el accidente. EFE

La lesión cerebral que sufre el piloto Jules Bianchi, accidentado el pasado domingo en el circuito de Suzuka tras perder el control de su Marussia y estamparse contra una grúa que retiraba otro vehículo, es de extrema gravedad. Según precisó en un comunicado su familia, el piloto francés, de 25 años, padece una lesión axonal difusa como consecuencia del impacto. Esto es, en términos médicos, un daño que afecta a un área amplia de la materia blanca cerebral.

Pese a que el pronóstico médico inicial fue calificado como “crítico, pero estable”, es difícil para los médicos determinar cuál será la evolución de de Bianchi, que ingresó en coma y permanece en la Unidad de cuidados intensivos del Centro Médico General Mie en Yokkaichi. Allí está rodeado por su padres, Philippe y Christine, y de un equipo de médicos entre los que se encuentra Gerard Saillant, que trató a Michael Schumacher tras el accidente que sufrió el expiloto alemán el pasado mes de diciembre mientras esquiaba en una estación alpina.

Cuanto más tarde en recobrar la conciencia mayor será la gravedad y las zonas dañadas”

Manuel Murie, neurólogo de la Clínica Universidad de Navarra

“El problema”, precisa Manuel Murie, especialista del departamento neurológico de la Clínica Universidad de Navarra consultado por este periódico, “es que en su caso parece ser que se han producido varios microsangrados, lo que podría ocasionar en trastornos de movilidad, sensibilidad, lenguaje o cognitivos. Las lesiones, en el caso de un daño axonal difuso, pueden tener distintos grados. Todavía hay que esperar a que pase la fase aguda”.

“Lo importante, una vez superado el periodo crítico, las primeras 72 horas, es llevar a cabo un tratamiento neurorehabilitador, que suelen ser largos y cuyos objetivos deben ser cortoplacistas. Es decir, lo primordial en primer lugar es que recupere la conciencia, porque cuanto más tarde mayor será la gravedad y las zonas dañadas”, concreta el especialista, que a su vez agrega: “La edad, al ser joven, es algo que juega a su favor. El cerebro de las personas jóvenes tiende a recuperarse, pero depende de la magnitud de la lesión”.

La valoración médica indica que su pronóstico inicial es sombrío”

Adolfo López de Munain, neurólogo

Según explican los especialistas, muchos pacientes con una lesión cerebral difusa no recobran una conciencia completa o quedan con déficits neurológicos permanentes. “Aunque es muy pronto para poder establecer el pronóstico de estas lesiones”, explica el neurólogo vasco Adolfo López de Munain en comunicación con EL PAÍS, “el hecho de que los médicos que le atienden hayan mencionado la posibilidad de que Bianchi sufra un daño axonal difuso significa que son conscientes de que hay datos que sustentan esta posibilidad, lo que indica que su pronóstico inicial es sombrío”.

Más información