Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Partido amañado en la Audiencia

El Huesca se querella contra el Racing y Hércules así como contra exdirectivos de los clubes por pactar el resultado del encuentro entre ambos que lo condenó a Segunda División B

Ampliar foto
Rivas, del Hércules, y Koné, del Racing, se disputan el balón en el partido investigado. DIARIO AS

No es la Liga de Fútbol Profesional la que ha dado el paso sino un club como perjudicado. Tampoco es la Fiscalía el organismo llamado a investigarlo, sino el tribunal que se encarga de todos los grandes casos de corrupción que azotan España desde hace unos años, la Audiencia Nacional. La Sociedad Deportiva Huesca ha presentado una querella contra el Racing de Santander y el Hércules de Alicante al considerar que el presunto amaño del partido que disputaron entre ambos el 4 de junio de 2013 en El Sardinero tuvo una influencia decisiva en el descenso del Huesca a Segunda B. El escrito ha recaído en el Juzgado Central de Instrucción número 4, cuyo titular es Fernando Andreu. El juez que investiga el caso Bankia tendrá que decidir en las próximas semanas si se queda con el caso o lo envía a los juzgados de Alicante o Santander.

Pelea por el puesto del Guadalajara

Era una posibilidad extradeportiva de evitar el descenso. Tal vez la única. Tres equipos, el Rácing, el Huesca y el Murcia, tenían posibilidades para aprovecharla, pero el segundo fue el más perjudicado. El contexto en el que la querella del Huesca sitúa el amaño del Racing-Hércules señala un hito principal: la pérdida de categoría del Club Deportivo Guadalajara y su descenso a Segunda B por incumplir los requisitos de la conversión de los clubes en sociedades anónimas deportivas, decidida por la Liga de Fútbol Profesional el 27 de mayo de 2013. Esa decisión, adoptada a solo dos jornadas de que acabara la Liga y con la clasificación definitiva casi sentenciada, permitía que solo tres de los últimos cuatro clasificados descendieran.

Cuando se decidió el descenso administrativo del equipo alcarreño, los cuatro puestos de descenso a Segunda B los ocupaban el Racing, con 42 puntos, el Huesca y el Murcia con 41 cada uno, y el Xerez con 27, sin opciones de salvarse. Al final, el que consiguió mantener la categoría fue el Murcia, que ganó sus dos últimos partidos (al Hércules, 0-2, y al Las Palmas, 1-0).

En la penúltima jornada, el Huesca estaba salvado. Pero en la última empató a cero con el Recreativo, lo que sumado a la victoria del Murcia y a la victoria supuestamente amañada del Racing, lo condenó.

Esta es la razón por la que el equipo aragonés se considera perjudicado por los presuntos delitos derivados del amaño. Ahora es el juez Andreu el que debe decidir si un caso así merece ser investigado en la Audiencia Nacional.

La querella no la firma cualquiera. Su autor es el exfiscal anticorrupción Carlos Castresana. Y los querellados, además de los dos clubes, son sus exdirectivos Francisco Pernía y Ángel Lavín —expresidentes sucesivos del Rácing— y Enrique Ortiz y Carlos Parodi, propietario y expresidente del Hércules, respectivamente. El Huesca acusa a todos ellos de ponerse de acuerdo para pactar el resultado del partido a favor del Racing y así conseguir que se salvara del descenso. El pacto, según la querella del Huesca, contenía tres partes: en primer lugar, que el Racing ganara el partido; en segundo lugar; que la primera parte terminara con el Hércules por delante, y, por último, que en total, entre ambos equipos marcaran más de tres goles.

El resultado final no fue exactamente ese. El partido finalizó 3-0 a favor del Racing ante la incapacidad del Hércules para hacer un gol. La querella cuenta cómo el equipo alicantino hizo todo lo posible durante la primera parte aunque no logró marcar, algo que el denunciante achaca a su impericia. En esos primeros 45 minutos, sus jugadores tiraron 13 veces a puerta, en cuatro ocasiones el balón dio en el palo y en otras dos marcaron goles que fueron anulados por el árbitro por fuera de juego. Según el documento, cuando el Hércules atacaba, los defensas del Racing salían del área con la presunta intención de dejarles marcar, pero los delanteros herculanos se mostraron tan inexpertos que fueron incapaces de recibir el balón en posición legal a pesar de la ayuda de sus adversarios. En el segundo tiempo, fue el Racing el que chutó a puerta 13 veces. Cinco fueron al palo. Marcó tres goles.

La UEFA alertó a la Liga sobre el choque y esta abrió una investigación

La querella del Huesca recoge los argumentos del documento sobre el amaño del partido que la UEFA envió a la Liga en julio de 2013 y que sirvió para expedientar a ambos clubes. Ese escrito explicaba cómo el Sistema de Detección de Fraude de ese organismo (BFDS, en sus siglas en inglés) detectó un inusual volumen de apuestas para ese partido, de Segunda División. El sistema de alarmas de la sociedad austriaca SKS365, que controla todas las apuestas por Internet que se hacen en Europa, se encontró con más de 750.000 euros apostados a que el partido acabaría con más de dos goles. La casa de apuestas Betfair facturó 12 veces más que la media para un partido de Segunda y detectó "niveles alarmantes de confianza" de que el Hércules ganaría al descanso pero acabaría perdiendo.

El escrito ha recaído en el juzgado de Andreu, que investiga el ‘caso Bankia’

El equipo aragonés recuerda además que los dos directivos del Racing contra los que se querella —Pernía y Lavín— trataron de amañar otro partido de esa misma temporada ya disputado, el Racing-Girona y que terminó 0-1. Los directivos cántabros ofrecieron supuestamente al presidente del club catalán, Joaquim Boadas, que firmara un documento en el que reconociera que el Girona había alineado indebidamente a Migue y a Luso a cambio del traspaso gratuito de Albert Dorca y de una cantidad de dinero. El objetivo era que el Girona perdiera así seis puntos —tres de sanción y los tres del partido— y el Racing ganara tres, lo que le colocaría por delante del Murcia y le permitiría permanecer en Segunda División.

Pero el tiro les salió por la culata. Boadas denunció el intento de amaño al Consejo Superior de Deportes, a la federación y a la Liga. Esta última presentó una querella contra ambos que se tramita en el Juzgado de Instrucción 3 de Girona.

investigacion@elpais.es

PARTIDOS BAJO SOSPECHA

Levante-Zaragoza: La Fiscalía Anticorrupción investiga el Levante-Zaragoza (1-2) del 21 de mayo de 2011, saldado con la permanencia del Zaragoza en Primera. El fiscal Alejandro Luzón ha citado a 20 jugadores entre los dos equipos, al entonces presidente del Zaragoza, Agapito Iglesias, y al ex director deportivo, Antonio Prieto y, como testigo, al presidente del Levante Quico Catalán.

Primer jugador imputado: El juzgado de instrucción número 2 de Jerez de la Frontera (Cádiz) tiene en marcha una investigación penal por el Girona-Xerez de Segunda de mayo de 2013. La investigación surgió tras una querella de la Liga contra José Vega, excentrocampista del Xerez, lo que le convierte en el primer jugador imputado por un supuesto amaño. Según la querella, mantuvo conversaciones previas al partido sobre si su equipo se dejaba ganar en una jornada clave para el ascenso. Sin embargo, y contra todo pronóstico, el Xerez ganó ese partido por 2-4 y alejó definitivamente al Girona de Primera.

Flujos de apuestas: La Liga de Fútbol Profesional (LFP) seleccionó en 2013 un grupo de 13 partidos y le pidió a Federbet, la empresa con la que ha firmado un acuerdo para que estudie si hay flujos de apuestas extraños que los investigara. El informe de los expertos, que llegó a través de una carta dirigida personalmente a Javier Tebas, el presidente de la LFP, indicaba que los datos de las apuestas en varios partidos delataban "al borde de la certeza" que se pactaron previamente distintas variables en ellos. Son los siguientes:

- Xerez-Hércules. 7-04-2013 (0-0).

- Levante-Deportivo. 13-04-2014 (0-4).

- Huesca-Sabadell. 14-04-2013 (4-3).

- Girona-Xerez. 11-05-2013 (2-4).

- Hércules-Murcia. 2-06-2013 (0-2).

El Málaga-Elche (0-1) del curso pasado también está siendo investigado por la Liga por supuesto amaño tras un aviso de Willy Caballero, exportero del club andaluz a Javier Tebas, desvelado por EL PAÍS.

Más información