Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Santander

Fernando Alonso: “El coche tuvo un problema que no aparece en los datos”

Alonso, que reaparecerá este domingo en Sepang, ratifica la versión de McLaren y niega que perdiera la memoria

Fernando Alonso
Fernando Alonso posa junto al garaje de su equipo en Malasia Getty

Fernando Alonso se volverá a poner al volante de su McLaren en los entrenamientos libres del Gran Premio de Malasia que se celebrarán mañana en Sepang, después de haber recibido este jueves la aprobación de los médicos de la Federación Internacional del Automóvil (FIA). El piloto asturiano llegó al circuito malayo sobre las nueve y media de la mañana, pasó brevemente por la caravana de su equipo y se fue directamente hacia la de la FIA, en uno de los extremos del ‘paddock’. Una vez allí, los doctores le realizaron las pruebas cognitivas y de reflejos pertinentes y le declararon apto para volver a competir.

Me acuerdo de todo. El coche fue besando el muro antes de detenerse. Luego desconecté la radio y le di al botón que apaga el ERS", dice el asturiano

Alonso sufrió el accidente más delicado de su trayectoria el pasado 22 de febrero, cuando en los penúltimos ensayos de pretemporada se estrelló contra el muro del circuito de Montmeló en unas circunstancias que más de un mes después, todavía no están nada claras. Según la versión que el español mismo ofreció este jueves, perdió la conciencia debido a los sedantes que le administraron antes de meterle en el helicóptero que le trasladó al Hospital General de Cataluña y no por el golpe. También negó que la conmoción le provocara una severa pérdida de memoria temporal, algo que sí confirmó a este periódico una fuente con acceso a su expediente. Y en cuanto al detonante de todo, se limitó a desarrollar la teoría que McLaren dio a conocer a principios de semana, aquella que se basa en un fallo en la dirección del MP4-30.

Perdí el conocimiento en la ambulancia debido a la medicación que me administraron para trasladarme en el helicóptero", asegura Alonso

“Me acuerdo de todo. El coche fue besando el muro antes de detenerse. Luego desconecté la radio y le di al botón que apaga el ERS (sistema de recuperación de energía) porque vi a los comisarios que se acercaban, y de no haberlo hecho no habrían podido tocarlo. Luego perdí el conocimiento en la ambulancia debido a la medicación que me administraron para trasladarme en el helicóptero. Es el protocolo normal”, relató Alonso. “Hay un tiempo, de las dos a las seis de la tarde, en el hospital, que no recuerdo porque estaba medicado. No me levanté en 1995 ni hablando en italiano”, concedió el ovetense.

Una de las cosas más sorprendentes de todo el asunto es la incapacidad de los técnicos a la hora de detectar un problema en un componente tan fundamental del monoplaza como es la dirección. “No hay datos que puedan ayudarnos a decir qué fue exactamente lo que falló. Aquí hay nuevos sensores incorporados y espero poder explicar más cosas cuando tengamos la información. El volante se bloqueó y por eso me fui hacia el interior, en caso contrario me habría ido hacia fuera. Está claro que el coche tuvo un problema que no aparece en los datos. Hay algunas lagunas aquí y allí. Puede que nunca lleguemos a saberlo”, zanjó el ovetense.

Más información