Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sistema Villar: así se perpetúa en el poder en la Federación de Fútbol

El presidente de la RFEF, que lleva 27 años en el cargo y aspira a otros cuatro más, ha mimetizado el sistema clientelar de Joseph Blatter. La distribución del dinero entre las territoriales es el sólido pilar en el que se ha apoyado para perpetuarse

Villar Ampliar foto
Villar entrando a declarar por el caso de la Ciudad del Fútbol de Las Rozas.

El próximo 29 de julio, Ángel María Villar, de 67 años, cumplirá 27 al frente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). Y si no es arrastrado por el escándalo de corrupción que sacude a la FIFA (probablemente tendrá que declarar ante la fiscalía de Suiza por la elección de Rusia 2018 y Qatar 2022 como sedes del Mundial), extenderá su presidencia hasta los 32 años si decide presentarse a las elecciones que se celebrarán en 2016, tal y como anunció en enero a su junta directiva.

 “Se presentará seguro. Villar no ve a la Federación como una institución, sino como un lugar en el que ocupa un puesto de trabajo. Para él, el cargo es una profesión de la que vive y le ha permitido obtener unos ingresos sustanciosos que con su formación nunca habría alcanzado”, asegura un excolaborador muy cercano y alejado de la Federación desde hace poco tiempo. “Entre su sueldo en la Federación más lo que ingresa como vicepresidente de FIFA y UEFA estamos hablando de entre 300.000 y 500.000 euros al año de media. Si multiplicamos por los años que lleva estamos hablando de una acumulación de ganancias próxima a los 10 millones de euros”, prosigue el excolaborador, que incide en una expresión utilizada por Villar cuando las críticas o el cuestionamiento de su gestión le afectan: “Estás jugando con mi pan”.

Los enemigos de Villar mimetizan lo que denominan un sistema “clientelar y feudal” para mantenerse tanto tiempo al frente de la Federación con el empleado por el expresidente de la FIFA Joseph Blatter a través del programa Goal para el desarrollo del fútbol en el mundo. Con la concesión a las asociaciones de ayudas económicas para infraestructuras, organización y tecnificación, Blatter construyó un sólido nicho de votantes. La distribución del dinero que Villar hace entre las federaciones territoriales, su gran pilar electoral, es interpretada bajo las mismas coordenadas clientelares por sus contrincantes.

En un documento, la Federación reconoce: “Aproximadamente el 60% de los ingresos de las federaciones de ámbito autonómico son sostenidos por el dinero que la RFEF entrega a estas en concepto de subvención”. Todos los presidentes de las federaciones territoriales le apoyan menos uno, Óscar Fle, de la aragonesa. 102 votos de los 180 que componen el censo, están relacionados directamente con las federaciones territoriales al ser las aglutinadoras del fútbol aficionado y del estamento arbitral: 26 de jugadores, 45 de entrenadores, 13 de árbitros y 8 de entrenadores.

Un decreto como salida

“Por medio de las elecciones es imposible que pierda porque el sistema lo impide. Solo un decreto que limite los mandatos podría echarle”, asegura un exempleado de Villar. “Ángel lleva 27 años en el cargo porque le vota la Asamblea, compuesta por los miembros, que son elegidos democráticamente por el fútbol español”, asegura Marcelino Maté, presidente de la Territorial de Castilla y León, uno de los grandes defensores de Villar. “Yo he estado en reuniones en las que se ha discutido el reparto del dinero. Las territoriales solo representan 19 votos. Yo no le digo a un árbitro lo que tiene que votar ni pedirle nada irregular”, defiende Maté.

El reparto del dinero de las territoriales está en manos de Juan Padrón, vicepresidente y director económico de la FEF, además de presidente de la territorial tinerfeña, una de las más beneficiadas por las subvenciones federativas. Padrón es señalado como el poder en la sombra de la Federación. De él se dice que manda más que el propio Villar, más pendiente de atender sus asuntos de vicepresidente de FIFA y UEFA que de la administración del fútbol local. “Las territoriales tienen un fijo que responde a parámetros como el número de licencias y el resto, Padrón dispone…”, reconocen desde la misma Federación.

Para Villar, el cargo es una profesión de la que vive y le ha permitido obtener unos ingresos sustanciosos", dice un excolabroador del presidente de la FEF

Juan Padrón, que tiene una hija trabajando para la Fundación de la Federación, ha estado en el epicentro de los contenciosos judiciales por administración desleal en los que se ha visto envuelto Villar. El más peliagudo, el caso Federación del juzgado 47 de Madrid. Las causas fueron archivadas, algunas reabiertas y posteriormente cerradas de nuevo después de que Javier Tebas renunciara a seguir con una de las demandas cuando asumió la presidencia de la Liga de Fútbol Profesional. Las diligiencias por el caso Puma, antiguo proveedor de la Federación a través de Estudio 2000 (la empresa que tenía la explotación de la marca en España), no solo revelaron un posible sobrecoste en las prendas con respecto a los precios de mercado.

Padrón, de Puma a Pony

Los informes periciales también relataron el encargo de Estudio 2000 de una campaña publicitaria a la productora canaria Amanecer Latino, participada por un hijo de Padrón, por valor de 141 millones de pesetas (947.000 euros) repartidos entre los años 1998 (62 millones), 1999 (39) y 2000 (50). Amanecer Latino no pagó a ningún medio por la difusión de esa campaña, según consta en la demanda interpuesta por Javier Tebas en la que acusaba a Villar y a Padrón de recibir “comisiones ilegales”. Aunque Estudio 2000 perdió los derechos de Puma en España, mantiene su relación con la Federación a través de la marca Pony, que es la que viste ahora a las federaciones y a los árbitros de las territoriales. Este periódico se puso en contacto con Estudio 2000 para aclarar sus vínculos con la Federación, pero no obtuvo respuesta alguna.

 Salvo en las elecciones de 2004, en la que se impuso a su antiguo secretario general Gerardo González por 98 a 78 votos, Villar ha arrasado en el resto. Eso le permite proclamar: “Yo soy el fútbol español” o “el fútbol español es el que me vota”. Con todo, eso no le ha impedido realizar alguna maniobra electoral dudosa como hizo para las elecciones de 2012, convocadas el 2 de enero para sorpresa incluso de alguno de sus directivos. “Sorpresa sería para ustedes”, matiza Marcelino Maté. Antes de convocar los comicios, Villar tuvo que cumplir con la solicitud ante la Junta de Garantías Electorales. Lo hizo el 5 de octubre aprovechando el vacío de poder existente en el Consejo Superior de Deportes (CSD) por las elecciones generales.

Matilde García Duarte, ahora miembro de la junta directiva de la Federación y por entonces directora general de deportes del CSD, firmó y presentó el escrito con una explicación y una justificación un tanto vagas para lo que suele ser habitual: “La Real Federación Española de Fútbol alega razones competitivas, logísticas, de naturaleza deportiva y organizativa tanto a nivel nacional como internacional, de cuya concurrencia no tenemos por qué dudar. Las peculiaridades competitivas del fútbol y los éxitos deportivos de la Federación son suficientemente bien conocidas por todos”.

El 60% de los ingresos de las federaciones de ámbito autonómico son sostenidos por el dinero que distribuye Padrón

Con los 45 días hábiles hasta celebrar las elecciones nadie se vio en condiciones de preparar una candidatura que pudiera entrar a competir con el imbatible sistema Villar que le ha permitido perpetuarse en el cargo.

Ángel lleva 27 años en el cargo porque es elegido democraticamente por todo el fútbol español"

Marcelino Maté, presidente de la territorial de Castilla y León.

Más información