Selecciona Edición
Iniciar sesión

El Real Madrid estudia el trueque de Ramos por De Gea

Los técnicos del club consideran que Casilla y Keylor no ofrecen suficientes garantías y el central insiste en que lo traspasen al Manchester

David de Gea se entrena con el United. Getty

Hay que fichar a David de Gea antes de septiembre. A ser posible, antes del 20 de agosto. Aunque para ello sea preciso acceder a la petición de Sergio Ramos de dejar el club y emplearlo en lo que sería un trueque parcial, para facilitar la doble transacción con el Manchester United. Fue la conclusión a la que llegaron la mayoría de los participantes de los gabinetes de crisis convocados por la directiva del Madrid tras la salida de Iker Casillas, hace una semana. Según fuentes que intervinieron en los cónclaves, entre el domingo 12 y el martes 14 de julio el club fue un torbellino de reuniones. Este fin de semana el Manchester hizo una nueva oferta por Ramos, que insiste en que quiere una salida rápida.

Los directivos se aferraron a la evaluación de Keylor Navas y Kiko Casilla. La secretaría técnica del club ofreció un informe que calificaba a ambos porteros como objetivamente cualificados pero inmaduros. Según estos expertos, tanto Casilla como Navas necesitan consolidarse bajo el arco más pesado de España, un puesto sobre el que recaerá más presión de la habitual tras la salida de un mito del fútbol español que llevaba 15 años ocupándolo. Los reemplazantes requieren de un tiempo de adaptación y carecen de experiencia suficiente. Uno porque viene del Levante, otro porque se curtió en el Espanyol. No se han rodado en la máxima exigencia europea. Solo Keylor jugó algunos partidos en la Liga Europa. Los técnicos señalaron que tienen potencial para establecerse como titulares pero sería raro que en el proceso no atraviesen por algún bache profundo.

En este punto fue cuando los directivos tomaron la palabra y alertaron sobre la necesidad de adoptar medidas. Puesto que, según los expertos, lo normal sería que tanto Keylor como Casilla sufran problemas de confianza, los dirigentes señalaron que el club debía anticiparse a la reacción del público del Bernabéu. Alguien recordó que muchos socios ya han manifestado su malestar, tanto en las encuestas como en el campo; y que la rescisión del contrato de Casillas era mayoritariamente impopular. Esta parte de la masa social no sería comprensiva ante los previsibles errores de Navas y Casilla, y no tardaría en protestar contra el palco.

La despedida de Casillas, en donde cientos de personas reclamaron la dimisión de Florentino Pérez, fue una señal de alerta. La advertencia de los asesores más próximos al presidente fue repetitiva. Para evitar conflictos entre la hinchada y la directiva, y para garantizar la solvencia defensiva del equipo en la medida de lo posible, lo mejor que podía hacer el club es fichar a un guardameta de nivel y experiencia equiparable a los mejores. De Gea es una prioridad inmediata. Pero el United se resiste a traspasarlo si no es a cambio de Sergio Ramos.

Hay dirigentes que creen que el desprestigio de Ramos es irreparable y aconsejan venderlo

El Madrid firmó un contrato civil con De Gea por el cual se compromete a ficharlo, pero sin precisar la fecha de su incorporación. Si no adquiere sus derechos antes del próximo 20 de agosto, el club debe indemnizarle con diez millones de euros; si no lo ficha antes del 1 de septiembre, debe pagarle otros cinco millones. En última instancia, el traspaso se cerraría en enero de 2016 sin pagar nada al United. Si el United pretende sacar algún beneficio económico debe traspasarlo ahora. Pero lo retiene, según fuentes vinculadas a la negociación, porque quiere utilizar al portero para hacer palanca sobre Ramos. El club inglés ha manifestado su deseo de ficharlo y el central está decidido a marcharse. El United cree que la llave es el trueque por De Gea. Este fin de semana el United hizo una nueva oferta por Ramos. La cifra ronda los 60 millones de euros. Si el Madrid acepta, el Manchester accederá a negociar por De Gea.

Surge el problema de la oportunidad política del traspaso de Ramos. La mayoría de los consejeros madridistas señalan que el sevillano debe ser traspasado porque su presencia en Chamartín es motivo de tensión social. Como dijo una persona que intervino en una de las reuniones, a algunos medios de comunicación “se les fue la mano” con sus pertinaces ataques al jugador. Los asesores y dirigentes madridistas consultados por este periódico creen que el daño en el prestigio de Ramos es irreparable. Señalan que Ramos no será feliz en el Bernabéu y que demasiados socios nunca perdonarán al jugador por haber pedido salir del club para mejorar su situación económica.

Louis van Gaal, el mánager del United, advirtió ayer que sigue esperando al jugador. “Los fichajes son un proceso”, dijo, “y el mercado está abierto hasta el 31 de agosto. Puede que míster Ramos esté en este proceso. Nunca se sabe”.

Más información