Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Japón hace historia a costa de la selección de Sudáfrica

Los asiáticos se imponen (32-34) con un ensayo en el último suspiro a los bicampeones del mundo en su primer partido del Mundial de rugby

Hesketh celebra la victoria ante Sudáfrica.
Hesketh celebra la victoria ante Sudáfrica. Getty

Que Japón organizara el próximo Mundial de Rugby en 2019 provocó como poco sorpresa. Hoy en su presentación en la vigente edición ha demostrado que se merece organizar ese torneo derrotando a Sudáfrica (32-34), gracias a un ensayo en el descuento del nacionalizado de origen neozelandés Karne Haskel. Los asiáticos, 14º del mundo, han dado la primera gran sorpresa de la cita que se juega en Inglaterra, haciendo historia, imponiéndose a los Springboks, bicampeones mundiales, cuarta selección del mundo y una de las favoritas al título.

Parecía que los sudafricanos llegarían a cuartos sin despeinarse tras quedar encuadrados en el "fácil" grupo B, junto a Japón, Escocia, Samoa y Estados Unidos. Liderados por su capitán, el también nacionalizado Michael Litch, sin arrugarse ante la experiencia y la historia de la delantera rival y apoyados en el pie casi inmaculado del zaguero Ayumo Goromaru, los japoneses han alterado los planes de los de verde y oro y reventado las apuestas sobre los aspirantes a cuartos. Poco consuelo encontrarán los Springboks en los dos puntos de bonus —uno ofensivo por los cuatro ensayos marcados y otro por perder por menos de 7 puntos—.

Japón ha superado la debilidad defensiva mostradas las marcas de Francois Louw, Bismarck Du Plessis, Lood Jagger y Adriaan Strauss, con garra y efectividad en el ataque. El capitán nipón mostró el camino con un primer ensayo. Goromaru, con cinco golpes de castigo, otra marca de cinco puntos y dos transformaciones, los mantuvo en el partido. Los puntos de Haskel les metieron en los anales.

Pese a quedarse sin bonus ofensivo, Japón ha escrito en Brighton una nueva página en la historia, no solo del torneo, sino del deporte. Muchos avisaban del potencial del país del extremo oriente, pero eso no ha evitado que dejaran a Sudáfrica sin palabras.

Más información