Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los delanteros le dan la razón a Galca

El entrenador junta a Caicedo, Asensio, Burgui y Moreno en el ataque y el Espanyol elimina al Levante en la Copa (2-1)

Iván López y Gerard Moreno. Ampliar foto
Iván López y Gerard Moreno. EFE

Banquillo nuevo, vida nueva para el Espanyol. El lunes por la mañana el cuadro blanquiazul despidió a Sergio González y por la tarde presentó a su nuevo entrenador: Constantin Galca. Un día después, la primera prueba para el técnico rumano. Y si la temporada pasada la Copa del Rey funcionó como un trampolín para la ilusión de la afición, esta vez sirvió de analgésico para la plantilla. La receta de Galca: mezclar a Asensio, Burgui, Gerard Moreno y Caicedo. Funcionó. El Espanyol se clasificó para los octavos de final tras derrotar al Levante (2-1), con goles de Burgui y Caicedo. El Levante anduvo de visita por Cornellà, su cabeza está en la Liga.

ESPANYOL, 2; LEVANTE, 1

Espanyol: Pau López; Javi López, Álvaro, Roco, Duarte; Víctor Sánchez (Salva Sevilla, m. 84), Diop; Asensio, Gerard Moreno (Mamadou, m. 76), Burgui (Víctor Álvarez, m. 81); y Caicedo. </MC>

Levante: Mariño; Iván López, David Navarro, Juanfran (Pepelu, m. 86), Toño; Verza, José Mari; Xumetra, Casadesús (Ghilas, m. 61), Morales (Traver, m. 67); y Roger.

Goles: 0-1. M. 8. Verza. 1-1. M. 15. Burgui. 2-1. M. 52. Caicedo.

Árbitro: Del Cerro Grande amonestó a David Navarro, Caicedo, Duarte, Álvaro y Ghilas.

Cornellà-El Prat. 8.642 espectadores. Se guardó un minuto de silencio en memoria de las víctimas del atentado en Kabul. En la ida, 1-1. El Espanyol se clasifica para los octavos de final por un global de 3-2.

El 1-1 en la casa del Levante podía invitar al Espanyol a jugar con el tablero a su favor. Sin embargo, Galca había sido claro en su declaración de intenciones: “Vamos a cambiar la manera de jugar”. Prometió lavar la imagen del equipo y no engaño. Juntó a las botas más finas del vestuario: Burgui, Asensio, Gerard Moreno y Caicedo juntos en el ataque blanquiazul. Sorprendió, en cualquier caso, con la elección del portero. A Bardi, titular en el partido de ida en el Ciudad de Valencia, lo sentó junto a él en el banquillo. Pero mientras para el rumano la Copa no parece una cuestión menor, para Rubi el objetivo está en el Liga. El Levante se hunde en el fondo de la tabla y el entrenador catalán no quiere que sus chicos pierdan energía.

Fue una noche de reivindicación en Cornellà. Primero para el equipo, que sumaba una victoria en los últimos ocho partidos. Pero también para varios jugadores. Burgui, que desde que llegó al Espanyol, era más noticia por sus quejas en las zonas mixtas por su poca participación en el once, firmó su primer tanto con la camiseta blanquiazul. Asensio, medio apagado en los últimos partidos, se encendió. Y Caicedo se reencontró con el gol (no marcaba desde el 1 de noviembre). A ellos se les sumó Gerard Moreno, movedizo en ataque y con el espejo retrovisor enfocado en defensa.

Al plan de Galca de cuidar la pelota con paciencia no lo alteró ni el bombazo de Verza. Antes de que las agujas marquen los 10 minutos, el volante clavó una falta directa al ángulo derecho de Pau. Una ejecución bonita, a la que el Espanyol no tardó en contestar. Mezclaron Burgui y Asensio dentro del área y el extremeño marcó el 1-1.

Estaban con ganas los ligeritos de arriba. Primero la tuvo Gerard Moreno, después Mariño silenció a Asensio y luego Caicedo se perdió un gol poco creíble para su pedigrí. Tuvo su revancha el ecuatoriano. El 25 encaró a Juanfran y antes pisar el área acomodó el cuero en la pared de la red. El Levante se acorraló al Espanyol, pero nunca incomodó a Pau. El trabajo ya estaba hecho. Los delanteros le dieron la razón a Galca.

Más información