Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

178 goles: el récord que le falta al Barcelona de Messi, Neymar y Suárez

Los azulgrana, que suman 176, aspiran a batir contra el Betis la marca en poder del Madrid de Ancelotti desde el año pasado

Luis Suárez celebra uno de sus goles en la final frente a River.
Luis Suárez celebra uno de sus goles en la final frente a River. REUTERS

Al Barcelona se le ha escapado un título, el de la Supercopa de España ganada a doble partido por el Athletic, para cuadrar un año perfecto con la conquista de la Liga, la Champions, la Copa del Rey, la Supercopa de Europa y el Mundial de Clubes. No será el equipo de los seis títulos, como el de Guardiola en 2009, sino el de los cinco copas, igual que el de 1950-1953. Al plantel de Luis Enrique, líder de la Liga con los mismos puntos que el Atlético, pero con un partido menos —el aplazado con el Sporting por la disputa del Mundial de Clubes—, le queda un último reto antes de dar por cerrado el 2015: batir el récord de goles en un año natural que está en poder del Real Madrid del Ancelotti desde 2014 con 178. Los azulgrana suman 176 a la espera de recibir al Betis el próximo miércoles en el Camp Nou.

El año pasado, Cristiano Ronaldo marcó 56 tantos, Benzema, 28 y Bale, 24, para un total a favor del Madrid de 178. El Barça suma ahora mismo 176: 47 son de Messi, 46 de Luis Suárez y 41 de Neymar. Los azulgrana han mejorado su promedio desde la incorporación del uruguayo, decisivo de nuevo en el Mundial de Clubes, el título número 22 en el palmarés internacional del Barcelona. En 2011 totalizaron 170 tantos y en 2012 llegaron a 175.

El tridente concentra la mayoría de los goles porque el cuarto artillero es Rakitic, con 7, mientras que Piqué y Pedro suman 5. Los otros dos delanteros en nómina, Sandro (3) y Munir (2) solo han anotado en un partido de la la Copa del Rey, el disputado con el Villanovense en el Camp Nou.

Luis Enrique ha insistido a la directiva que necesita un nuevo delantero, sobre todo desde la partida de Pedro y la lesión de Rafinha. El técnico apuesta por Nolito, goleador del Celta. La junta, sin embargo, no quiere pagar ningún traspaso, porque necesita cuadrar el presupuesto, y ofrece al entrenador un punta en calidad de cedido. Las opciones son varias, y no se descarta incluso el traspaso de Sandro —tiene propuestas de la Premier, especialmente del Tottenham— o la cesión de Bartra, para intentar complacer a Luis Enrique con una nueva incorporación.

Un pulso individual y colectivo

El récord de goles en un año está en poder del Real Madrid desde 2014 con 178. El Barça suma 176 y le queda por jugar el día 30 con el Betis.

Los mejores registros azulgrana corresponden a los años 2012, cuando sumó 175 goles, y 2011, con 170.

El delantero más productivo del Barça continúa siendo Messi, con 47 goles, uno más que Luis Suárez, mientras que Neymar suma 41. Cristiano Ronaldo totalizó 56 en 2014.

Bartra es el central que está teniendo menos protagonismo en el equipo, relegado por Mathieu —se alinea indistintamente en el centro de la zaga o de lateral izquierdo— y también por Vermaelen, protagonista además del gol que le dio la victoria al equipo contra el Málaga.

El Barça incorporará en enero a Arda Turan y Aleix Vidal, fichados el pasado verano pero que no han podido jugar hasta el momento por la sanción de la FIFA. Aunque el castigo vence el 1 de enero, curiosamente ninguno de los dos podrán alinearse el sábado 2 contra el Espanyol, en partido de Liga que se celebrará en Cornellà-El Prat. El registro de inscripciones de la FIFA se abrirá hasta el lunes 4 a causa de las vacaciones de Navidad.

El club azulgrana no ha conseguido siquiera tener una respuesta sobre la petición de poder sustituir a Rafinha por Arda Turán después de la lesión de larga duración que sufrió el brasileño en Roma. El reglamento de la Federación Española posibilitaba el cambio, pero la FIFA se desentendió. La mayoría de recursos azulgrana por el tema se dirigen ya al TAS, cuyo fallo dejará de tener sentido puesto que se producirá seguramente a partir del 4 de enero.

El desconcierto en el que se mueve el Barcelona ante la actitud de la federación internacional es de tal calibre que piensa preguntar si podrá alinear a Arda y Aleix en el partido que el equipo azulgrana disputará el 17 de febrero contra el Sporting. El encuentro corresponde a la primera vuelta de la Liga y ha sido aplazado por el Mundial de Clubes El Barcelona, sin embargo, no quiere tener ninguna sorpresa desagradable ni denuncia por alineación indebida a pesar de que el choque se celebrará cuando ya habrá finalizado la sanción impuesta por la política de contratación de menores.

El castigo no ha hecho mella de momento en el plantel profesional, a pesar de que Luis Enrique ha exprimido más a sus jugadores que la temporada pasada al no poder hacer las rotaciones previstas, pero ha tenido una gran incidencia en el fútbol base, y especialmente en el juvenil y en el Barça B, en posiciones de descenso en Segunda B.