Selecciona Edición
Iniciar sesión

Jonathan Viera destila magia en el Gran Canaria

La UD Las Palmas termina el año de su subida a Primera fuera de los puestos del descenso tras vencer de forma contundente (4-1) al Granada

Jonathan Viera ante Babin, en el Gran Canaria. EFE

Este jueves pondrá fin a 2015 y en la historia de la Unión Deportiva Las Palmas quedará como el año del regreso a la primera división del fútbol español. Una concursal y muchos años, demasiados, transitando por la categoría de plata han hecho de la entidad amarilla un equipo rudo y limitado en lo económico, aunque esto le hace mirar y mimar más a la cantera. 2015, además, lo termina fuera del descenso, que tanto agobia, tras vencer de forma contundente (4-1) al Granada, con Sergio Araujo y Jonathan Viera liderando, por fin, a la escuadra canaria.

A los dos minutos de partido el equipo andaluz tuvo la primera ocasión: Buen pase flotado de Javi Marquez, que agarró Rubén Pérez con un control de calidad, pero disparó mal. La Unión Deportiva Las Palmas no se desperezó hasta el primer cuarto de hora, cuando tomó el timón. Vicente y Roque, desde la medular, controlaron las pocas dentelladas del Granada, habilitando también las ocasiones necesarias para generar peligro en el área de Andrés Fernández. Hernán Santana, que no es central pero ejerce por las carencias de una plantilla corta, perdió un balón que a punto estuvo de costarle un gol al equipo amarillo, pero Edgar desperdició la oportunidad.

Las Palmas, 4 - Granadam 1

Las Palmas: Javi Varas; David Simón, Hernán (David García, min. 27), Garrido, Dani Castellano; Roque, Vicente Gómez; El Zhar, Tana (Wakaso, min. 77), Jonathan Viera; y Willian José (Araujo, min. 38).

Granada: Andrés Fernández; Foulquier, Babin (Rober Ibáñez, min. 76), Lombán, Biraghi; Fran Rico (El Arabi, min. 57), Rubén Pérez; Nico López (Rochina, min. 46), Javi Márquez, Edgar; y Peñaranda.

Goles: 1-0. M. 32: Tana. 2-0. M. 50: Araujo. 2-1. M. 56: Peñaranda. 3-1. M. 80: Jonathan Viera, de penalti. 4-1. M. 92: Lombán, en propia puerta.

Árbitro: Santiago Jaime Latre (Comité Aragonés). Expulsó por doble amonestación al jugador visitante Biraghi (minutos 67 y 86), y al segundo entrenador del Granada (min. 79). Además, vieron la tarjeta amarilla los jugadores visitantes Peñaranda (min. 41), Javi Márquez (min. 63), Rober Ibáñez (min. 78) y Rochina (min. 85), y los locales Roque (min. 63), Vicente Gómez (min. 72) y Wakaso (min. 88).

Estadio de Gran Canaria. 18.973 espectadores.

Jonathan Viera y Tana, también canteranos, organizaron el primer gol con una mirada y cuatro toques. En la frontal del área Viera le lanzó una pared a Tana que se la devolvió en velocidad para correr hasta el corazón del área, rematar y poner al equipo canario por delante.

En la jugada del gol William José quedó en el suelo. Unos minutos después recibió otro golpe y fue sustituido por Sergio Araujo. Aunque ingresó por la lesión de William José, el argentino jugó el papel de revulsivo. Antes de acabar la primera parte, Santiago Jaime Latre, el árbitro del comité aragonés que dirigió el encuentro, le perdonó una tarjeta roja a David Simón.

José Ramón Sandoval intentó corregir en el banquillo la aportación del Granada en el campo, que fue escasa. Metió a Rochina al comienzo de la segunda parte intentando modificar el guión de partido, pero Las Palmas, en el 49, marcó el segundo. Una obra de arte de museos de provincias; un destello de Vicente que colocó la bola por encima de la defensa, para que Jonathan Viera, que parece tener chistera, la tocara de forma sutil y se la dejara en bandeja a Sergio Araujo, que se reencontró con gol.

Peñaranda, venezolano espigado, de espalda parece un jugador de equipo de fútbol americano o un futbolista con hombreras. Menudo y veloz, conduce la bola a la distancia perfecta y con su zancada, dejó atrás la marca con facilidad y batió a Javi Varas que se quedó a media salida y hundido en el silencio al Gran Canaria, que se alegra y asusta con la misma felicidad. Se vislumbra un gran jugador. Adalberto Peñaranda suma tres goles en seis encuentros en la Liga BBVA. Eso sí, el colegiado le perdonó una tarjeta roja en una jugada defensiva en la que, desmedido, pateó a Viera. Bronca y poco más del árbitro al venezolano, que se alejó de la zona de conflicto con la cabeza gacha.

Poco después no pitó un claro penalti de David García en el área amarilla, que se llevó por delante a Foulquier, incombustible en el lateral derecho nazarí. Según Sandoval, el linier le pidió disculpa por no pitarlo. Lo dijo en rueda de prensa.

El último cuarto de hora fue de placer para el equipo canario. Un par de ocasiones frustradas y las galopadas amarillas pusieron en jaque al combinado andaluz, que acabó capitulando. El tercer tanto llegó de penalti, después de que Robert Ibañez tumbara a Wakaso. El penalti lo tiró Viera, que anotó elegante. Y el cuarto tanto del equipo amarillo llegó por inercia, en una jugada por banda de El chino Araujo, que necesitaba una noche así. Se marchó de su defensor y centró impactando la bola en un defensor para acabar en el fondo de las mallas. Excesivo castigo de Las Palmas y de un árbitro para un Granada que, atendiendo a lo visto, tampoco hizo nada para remediarlo.