Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Marc Coma: “Cuando te llueve así no puedes hacer nada”

Las fuertes lluvias que azotan la provincia de Córdoba impiden que se garantice la seguridad de los corredores durante el recorrido

ver fotogalería

La parte deportiva del Dakar volvió a quedar relegada a un segundo plano por circunstancias ajenas a la competición. El accidente protagonizado por la piloto china Guo Meiling durante el prólogo del sábado en el que perdió el control de su MINI durante y arrolló a diez espectadores, –uno de ellos, J. C. R., se encuentra ingresado en el hospital de Pergamino en estado crítico-, que observaban el recorrido se vio sucedido ayer por unas fuertes lluvias que provocaron la cancelación de la primera etapa oficial de la prueba entre Rosario y Villa Carlos Paz.

“Ha sido imposible. Teníamos todo el dispositivo a punto pero las condiciones meteorológicas impedían dar la cobertura de seguridad necesaria. Los helicópteros no podían volar, el avión de comunicación tampoco…”, relató Marc Coma, director deportivo del Dakar. “Tenemos la tranquilidad de que no se reunían las condiciones mínimas para correr. Cuando te llueve torrencialmente no puedes hacer nada. Además, ninguno de los pilotos a nivel deportivo ha cuestionado la decisión porque era obvia”, añadió el expiloto.

Lo cierto es que la previsión meteorológica para el lunes será bastante similar. “Tenemos dos coches ahora que están terminando de cubrir una de las partes y el feedback que tenemos que para mañana está bien. Los equipos que tenemos los vamos a dejar ahí toda la noche para que podamos tener una información muy precisa. Igual no está tan malo como hoy, pero nos esperan tormentas, nubes…”, aseguró Coma. “El Dakar no se detiene por lluvias pero sí cuando no se puede garantizar el normal desarrollo del dispositivo de seguridad”, se sumó después Etienne Lavigne, director de la prueba.

“Cinco minutos después de cambiar los neumáticos en el último punto de asistencia por la lluvia nos hemos topado con una tormenta de rayos. A mí me ha caído uno a cien metros que me ha movido hasta la moto”, advirtió Barreda a su llegada al campamento. “Hemos tenido que ir a 20-30 kilómetros por hora hasta el comienzo de la especial pero al llegar allí nos han dicho que en principio se iba a retrasar la salida. Después han intentado que comenzásemos desde el primer check point pero antes de llegar al tercero había un río que venía hasta arriba de agua y era imposible cruzar”, describió el piloto de Honda. “Después de lo que ocurrió con Meiling en el prólogo es normal que la organización no quiera arriesgar”, añadió Nani Roma, tras salir de su MINI.

A pesar de que las previsiones meteorológicas apuntaban a que este Dakar comenzaría bajo la lluvia –se contemplaba que hubiera agua durante las tres primeras etapas-, el fenómeno El Niño es impresivible. “No nos ha sorprendido porque conocíamos el contexto”, completa Coma.

“Está previsto que mañana –por la etapa de hoy, de 787 kilómetros para las motos y 847 para coches y camiones entre Villa Carlos Paz y Termas de Río Hondo-, también llueva y veremos a ver qué nos encontramos”, señaló con cierto recelo Nani Roma, quien tenía señaladas estas primeras etapas como claves para tratar de sacar ventaja a los buggies de Peugeot con su 4x4, más eficaz en pistas rápidas, antes de la llegada de las dunas en las últimas etapas de la competición.

Más información