Selecciona Edición
Iniciar sesión

El Granada le corta las alas al Sevilla

Impulsados por Success y Peñaranda, los de Sandoval aplacan a un rival que tiró media parte con un planteamiento muy atrevido e ilógico

ampliar foto

El Granada, el peor equipo en casa, le cortó las alas al Sevilla, que sigue sin conocer el triunfo fuera de casa. Los de Sandoval realizaron un espléndido ejercicio, en especial en la primera mitad, donde asentaron su brillante y justo triunfo. Al Sevilla lo desquició, primero, su entrenador, Emery, con un planteamiento demasiado atrevido e ilógico, pues sobraron delanteros y faltó la guía de Banega, esencial en este equipo. Después de tirar 45 minutos, el técnico vasco recolocó mejor a sus hombres, que gozaron de ocasiones para conseguir, al menos, el empate. Fue la fase del encuentro en la que el Granada tiró de oficio y de las buenas maneras de su portero, Andrés Fernández, vital en dos disparos de Reyes y uno de Banega.

Paso atrás del Sevilla, un alma en pena en la primera mitad y algo más enérgico en la segunda, pero sin el bagaje necesario para salir triunfador de un estadio donde el Granada lo superó en muchas fases del partido, con inteligencia, anticipación y dos futbolistas, Peñaranda y Success, que marcaron los dos goles y desquiciaron a la defensa del Sevilla. En el derbi regional se recordará el tanto de Peñaranda, con una conducción y una definición de futbolista caro, de los buenos. Lección para el Sevilla, un desastre fuera de casa, con Emery reservando a futbolistas como Banega y dando la oportunidad a otros, caso de Llorente y Gameiro, que no dan la talla para que su equipo dé el salto de calidad en busca de los puestos europeos a los que debe aspirar por plantilla y presupuesto.

GRANADA, 2-SEVILLA, 1

Granada: Andrés Fernández; Foulquier, Mainz, Doria, Lombán, Edgar; Rochina (Fran Rico, m. 76), Krhin (Uche, m. 72), Rubén Pérez; Peñaranda y Success (El Arabi, m. 88). No utilizados: Kelava; Salva Ruiz, Rober y Javi Márquez.

Sevilla: Rico; Mariano (Konoplyanka, m. 74), Rami, Kolo, Escudero; Reyes, Iborra (Cristóforo, m. 46), Krychowiak, Vitolo; Gameiro y Llorente (Banega, m. 46). No utilizados: David Soria; Coke, Carriço e Immobile.

Goles: 1-0. M. 17. Success. 2-0. M. 37. Peñaranda. 2-1. M. 46. Vitolo.

Árbitro: Undiano Mallenco. Expulsó a Rami por doble amonestación (m. 86). Amonestó a Edgar, Mariano y Success.

Los Cármenes. Unos 17.000 espectadores.

El repaso del Granada fue mayúsculo en el primer acto. Desde la pizarra de los dos entrenadores, Sandoval y Emery, a cada palmo del terreno de juego de Los Cármenes. Porque si Emery decidió jugar de forma casi suicida, con cuatro delanteros y dos laterales constantemente al ataque, Sandoval respondió con inteligencia. Con una defensa de tres centrales, mucho achique de espacios y balones rápidos en busca de la estupenda velocidad de Peñaranda, menudo jugador, y Succes. Huérfano de la batuta de Banega, el Sevilla fue un oasis de juego, descosido por la anticipación y la presión del Granada, ahogado en cada carrera de los magníficos delanteros locales. El símbolo más evidente de la decadencia de los de Emery fue Krychowiak. Normalmente un bastión, en Granada fue un naúfrago, superado una y otra vez, sin la ayuda de un Iborra que tampoco se enteró de nada.

Los de Sandoval fueron a lo práctico, a esperar la inexistente salida del balón del Sevilla, que solo recurría a pelotazos mientras sus cuatro delanteros (Gameiro, Llorente, Reyes y Vitolo) chocaban en una evidente falta de espacios. Sin pasar por el más mínimo apuro ante la ausencia de nervio del fútbol del Sevilla, el Granada empezó a buscar las cosquillas al desorganizado equipo de Emery. A los 17 minutos y tras un error de Rami, Rochina tuvo todo el tiempo del mundo para acomodarse el balón y disparar fuerte desde la frontal del área. Despejó Rico y marcó Success a placer. Tras 20 minutos de juego plano del Sevilla, Krychowiak erró en la anticipación y Peñaranda demostró lo buen jugador que es. Su conducción y la definición ante Rico así lo demostraron.

Sin embargo, Vitolo, en una acción aislada, metió al Sevilla en el partido. Fue mejor el Sevilla en la segunda mitad y gozó de hasta tres claras ocasiones para empatar. Bien conducido por Banega, metió al Granada en su campo. Andrés salvó en tres ocasiones a su equipo. Primero ante Reyes y Banega, luego ante Gameiro, al que el argentino dejó solo. El francés se hizo un lío ante el meta, sin la pausa que distingue al buen delantero del figura. Por ahí se le fue el empate a este Sevilla infame lejos de Nervión, donde no ha ganado en toda la primera vuelta. El Granada, mientras, festejó un triunfo de oro, que lo saca de la zona de descenso.

Nueve partidos sin ganar fuera

R. P.

Unai Emery, entrenador del Sevilla, estaba decepcionado a la finalización del encuentro en Granada. Su equipo suma ya nueve partidos seguidos sin ganar fuera de casa, algo que no ocurría desde la temporada 99-00, cuando descendió a Segunda División. "Hemos dado un paso atrás en el camino que deseamos para ser competitivos. En el primer tiempo se nos bajó la persiana y nos faltó un punto de intensidad ante la agresividad sana del Granada. Cuando reaccionamos creamos ocasiones, pero no nos dio para más", reconoció el entrenador del Sevilla. "Tenemos que recuperar la credibilidad. Ha sido una oportunidad perdida y ahora tenemos que pensar en el derbi de Copa del miércoles", aclaró el técnico del conjunto verdiblanco. "No tenemos más remedio que buscar soluciones sin mirar a los rivales, por más que la cuarta plaza esté ahora muy lejos", finalizó el técnico del Sevilla.

Más información