Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El Eibar se disfraza del Barcelona para golear al Betis en el Villamarín

Con buen fútbol y contundencia arriba, el conjunto de Mendilibar humilla a un anfitrión inocuo

Pepe Mel pone su cargo a disposición del club verdiblanco

ampliar foto

En un nuevo ejercicio de sabiduría futbolística, el Eibar sacó los colores al Betis en el Benito Villamarín, maldito para los verdiblancos en la presente Liga, con una única victoria en nueve partidos su estadio en la primera vuelta de la Liga. Goleó el conjunto de José Luis Mendilibar al Betis, cuya afición comenzó a vaciar el estadio cuando recibió el tercer tanto eibarrés. Los que se quedaron hasta el final aplaudieron el cuarto gol del conjunto azulgrana, conseguido por Borja Bastón.

Es el Eibar un equipo fresco, admirable, un ejemplo a seguir. Su condición de humilde no le convierte en austero. El fútbol es un juego y a ello se dedica el conjunto de Mendilibar, a disfrutar sin perder seriedad, orden y contundencia. No se considera menos que nadie y sus futbolistas, la mayoría de ellos hechos en Segunda, no quieren perder la oportunidad de demostrar su valía en la máxima categoría del fútbol español. Con un fútbol coral desmontaron a un Betis insustancial.

BETIS, 0 - EIBAR, 4

Betis: Adán; Molinero, Pezzela, Jordi Figueras (Kadir, m. 69), Vargas; Petros, N’Diaye; Cejudo, Ceballos (Portillo, m. 79), Vadillo (Jorge Molina, m. 46); y Rubén Castro. No utilizados: Dani Giménez; Piccini, Digard y Van Wolfswinkel.

Eibar: Riesgo; Capa, Pantic, Ramis, Luna; Escalante, Adrián; Keko, Dani García, Inui (Saúl Berjón, m. 60); y Sergi Enrich (Borja Bastón, m. 76). No utilizados: Irureta; Verdi, Eddy, Lillo y Ekiza.

Goles: 0-1.M. 4. Capa. 0-2. M. 17. Keko. 0-3. M. 70. Adrián. 0-4. M. 82. Borja Bastón.

Árbitro: Prieto Iglesias. Amonestó a Inui, Jordi Figueras, Vargas, Jorge Molina, Adrián, Luna y Rubén Castro.

Unos 35.000 espectadores en el Benito Villamarín.

Fiel a su propuesta, el Eibar no especula, es transparente, se muestra ambicioso en cualquier estadio y ante cualquier rival. Quedó patente a los tres minutos de juego, momentos en el que se adelantó en el marcador el conjunto de Mendilibar tras una incorporación de Capa, que logró adentrarse en el área bética y rematar a gol tras combinar con Keko, beneficiado con el rebote del esférico en Jordi Figueras que despistó a Adán. El gol simbolizaba el atrevimiento del Eibar. Su lateral derecho, Capa, pisaba el área contraria desde el inicio del partido. En muchos equipos con, en teoría, más potencial, los defensores de banda les cuesta un mundo pisar el campo ajeno.

Organizado y con la presión alta, impidió el Eibar la reacción del Betis, afectado con el temprano golpe recibido. Apenas pasado el cuarto de hora, encontró de nuevo el conjunto eibarrés la portería de Adán, tras un buen desmarque de ruptura de Sergi Enrich y su posterior centro al área voleado por Keko, beneficiado por la apatía de la defensa verdiblanca, que desatendió la presencia del futbolista madrileño que se formó en el Atlético y que a los 24 años ha encontrado su sitio en Primera en el humilde conjunto vasco.

No era el día para Pezzela y Jordi Figueras, la pareja de centrales dispuesta por Mel por las ausencias de Westermann y Bruno, lesionados en la jornada anterior en el Camp Nou. Le costaba elaborar al Betis, confuso y ansioso, con el Villamarín mostrando su descontento por lo que ofrecía su equipo, insustancial en ataque. Todo lo contrario que el Eibar, intensivo en el repliegue defensivo tanto como en el despliegue ofensivo. Al Betis le fallaba todo. Incluso Rubén Castro, que encuentra soluciones en el área contraria, ha perdido fiabilidad. El veterano delantero canario no acertó a batir a Riesgo asistido por Molinero en un remate aparentemente sencillo.

Con todo perdido, Mel, que cumplía su partido 200 con el Betis, optó por dar compañía a Rubén Castro con Jorge Molina, sustituto tras el descanso de Vadillo, necesitado de gol el conjunto verdiblanco. El problema resultaba en cómo desmontar el entramado del Eibar, cómo hacer llegar balones a las cercanías de Riesgo, el portero eibarrés.

Los intentos del Betis resultaron inocuos, con más ardor que criterio, favorecido por el bajón físico del Eibar tras un continuado esfuerzo de una hora. Con los verdiblancos volcados al área de Riesgo, en un contragolpe, sentenció el Eibar. Capa desdobló a Keko para asistir a Adrián González, que marcó a placer. Y Borja Bastón, con un golazo, cerró la cuenta ante un Betis que no le sienta bien jugar en el Villamarín.

Mel pone su cargo a disposición del club verdiblanco

R. P.

Pepe Mel, entrenador del Betis, puso su cargo a disposición del consejo de administración del club andaluz después de la grave derrota ante el Eibar (0-4) y de que buena parte de la afición pidiera su salida del banquillo. "El club tiene mi cargo a su disposición desde ya. Pero que la gente no silbe a un futbolista porque afecta a todos los demás. El entrenador siempre es responsable de lo malo. ¿Soluciones? Seguir juntos, el mercado invernal o cambiar al entrenador", afirmó el preparador del conjunto verdiblanco. "Es evidente que Pepe Mel tenía más adeptos hace dos años que ahora. Cuando las cosas no van, el entrenador es el más damnificado", añadió Mel. El Betis juega un importante partido de Copa el próximo miércoles ante el Sevilla. Tras el derbi, el sábado disputa un choque crucial el próximo sábado en Liga contra el Getafe.

Más información