Selecciona Edición
Iniciar sesión

Cuando Zidane arañó a Luis Enrique

En un clásico de 2003 disputado en el Santiago Bernabéu, saldado con un 1-1, el nuevo entrenador del Real Madrid perdió los nervios y agredió al técnico actual del Barcelona

Tímido y de carácter relativamente frío, en apariencia, Zinedine Zidane también fue un futbolista de lo más temperamental. Criado en el popular barrio marsellés de Le Castellane, a través del fútbol de la calle, el nuevo técnico del Real Madrid liberó en más de una ocasión sus demonios sobre el césped. El cabezazo a Marco Materazzi en la final del Mundial 2006, frente a Italia, es sin duda el borrón más reseñable de una carrera extraordinaria, en la que la plasticidad y los títulos fueron una constante, pero en la que también dejó alguna que otra sombra desde que debutase como profesional con 17 años, en las filas del Cannes, de la mano del técnico Luis Fernández.

La ficha del clásico de 2003

REAL MADRID, 1 - BARCELONA, 1

Real Madrid:
Casillas; Salgado, Hierro, Helguera, Roberto Carlos; Flavio (Guti, min.72), Makelele, Figo, Raúl, Zidane; y Ronaldo.

Barcelona: Bonano; Gabri, Puyol, De Boer, Sorín; Motta, Xavi, Mendieta (Gerard, min.82), Luis Enrique (Riquelme, min.80), Overmars; y Kluivert.

Goles: 1-0. M. 16: Ronaldo. 1-1. M. 31: Luis Enrique.

Árbitro: Muñíz Fernández (C.Asturiano). Amonestó a Puyol, Luis Enrique, De Boer, Mendieta, Sorín, Roberto Carlos, Helguera y Zidane. Expulsó a Salgado por doble amarilla.

74.750 espectadores en el Santiago Bernabéu.

Ahora que Zidane toma las riendas del Real Madrid, en el eterno rival, el Barcelona, ejerce desde el banquillo azulgrana Luis Enrique. Y, ahora que se encontrarán pronto por el camino, cabe recordar un episodio que tuvo lugar la noche del 19 de abril de 2003, sobre el césped del Santiago Bernabéu. Aquella noche, los entrenadores de los dos grandes de la Liga se las tuvieron tiesas, hasta el punto de que el francés, por entonces uno de los galácticos de Florentino Pérez, agredió al asturiano, el gran protagonista de aquel clásico que concluyó con 1-1, ante 75.000 espectadores.

Luis Enrique, madridista durante cinco años (1991-1996) compareció con la senyera en el brazo y fue abucheado desde el momento en el que puso un pie en el verde. Los feligreses del Bernabéu no olvidaban (ni olvidan) su trasvase directo al Barcelona ni la rabia con la que celebraba sus goles frente a los blancos, así que, desde el primer minuto, recibió la bronca de la afición blanca. Los decibelios aumentaron cuando igualó (m.31) el tanto inicial de Ronaldo (m.16), al aprovechar un balón rechazado por Casillas a un disparo del holandés Kluivert.

El origen del desencuentro entre los técnicos de los dos grandes fue un manotazo del francés a Puyol

Era la 30ª jornada de Liga. El Madrid buscaba la Liga, mientras que el Barça había iniciado una escalada para engancharse a los puestos europeos después de una campaña tumultuosa, que propició el relevo de Louis Van Gaal en el banquillo. Su sustituto fue el serbio Radomir Antic, ex del Atlético. El clásico fue rudo y el árbitro, Muñiz Fernández, terminó expulsando a Salgado (por doble amarilla) y amonestando a Puyol, Frank De Boer, Mendieta, Sorín, Roberto Carlos, Helguera... y también a Zidane y Luis Enrique.

ampliar foto
Ronaldo, Mendieta, Makelele, Zidane, Gabri, Motta y Xavi, durante la tangana.

La chispa entre los técnicos de los dos grandes del fútbol español surgió en el minuto 36, cuando el francés intentaba deshacerse del férreo marcaje de Puyol, que siguió al francés hasta el centro del campo. En un momento dado, el zaguero cayó al suelo, quejándose de un codazo de Zidane. A partir de ahí se formó una tangana en la que se enzarzaron los miembros de ambos equipos y en la que Luis Enrique recriminó la acción a Zizou, que entró en combustión, se encaró y acto seguido lanzó un zarpazo al rostro del asturiano. Hubo reprimenda, pero no expulsión.

¿La tangana con Zidane? No me acuerdo, no veo los informativos"

Luis Enrique

Tras el episodio, el marcador no se movió. Luis Enrique fue sustituido a falta de 10 minutos para el final, por Juan Román Riquelme. "Me alegro de su regreso. Nos da mucho equilibrio jugando entre líneas. Su forma de trabajo contagia al grupo", subrayó en la rueda de prensa posterior Antic. "Es importantísimo para su equipo, muy combativo y con gran espíritu", le elogió Del Bosque, preparador del Madrid. Aquella noche, hace 13 años, Zidane y Luis Enrique tuvieron un desagradable encuentro.

"¿La tangana con Zidane? Qué mala suerte, pero no me acuerdo. No veo informativos... Seguro que había el respeto mutuo que tenemos todos los profesionales cuando defendemos a nuestros equipos", zanjó el preparador cuando fue preguntado por el asunto ayer.

VÍDEO: El manotazo de Zidane a Luis Enrique en 2003.

Más información