Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Un derbi de Copa del Rey en carne viva

La polémica sobre la intensidad del juego del Espanyol y la respuesta del Barcelona en el encuentro liguero de Cornellà se traslada al Camp Nou en este torneo

ampliar foto

El derbi copero entre el Barça y el Espanyol llega al Camp Nou (20.30, Canal+ Partidazo) cuando todavía supura la polémica por el que se disputó el sábado en Cornellà. El debate afecta directamente al juego, a cómo compite el Espanyol ante el pentacampeón del año pasado, cuando su tridente batió además el récord de goles con 180, un equipo que, en la Liga, con un partido menos, le saca 16 puntos. El Barcelona, además, añade a su potencial a Arda Turan y Aleix Vidal, una vez que el club ha cumplido la sanción que le impuso la FIFA por irrugularidades en la contratación de futbolistas menores de edad.

No lo valoré en caliente, tras el empate, cuando tenía unas ganas de hablar que me moría, no lo voy a hacer ahora”

Luis Enrique

Galca, que afronta su quinto partido como entrenador blanquiazul tras haber relevado a Sergio González, ha apostado por una formación en la que cohabitan los mejores peloteros de su plantilla, pero aun así, la premisa ante el Barcelona es lo que en Cornellà definen como intensidad y lo que muchos barcelonistas califican como agresividad, cuando no directamente de juego sucio. El 0-0 de la Liga, dejó una cuenta pendiente para el Barcelona. “Nos vamos calientes”, señalaron Claudio Bravo y Rakitic cuando abandonaron Cornellà.

Luis Enrique, respecto a los límites del juego duro, desliza: “No lo valoré en caliente, tras el empate, cuando tenía unas ganas de hablar que me moría, no lo voy a hacer ahora”. El sábado, los jugadores del Espanyol cometieron 22 faltas y vieron cinco tarjetas amarillas; los del Barcelona, sumaron 11 faltas y dos tarjetas.

Luis Enrique, una vez repasado el vídeo del encuentro liguero, afirma estar complacido por el juego de su equipo. “Tuvimos seis o siete ocasiones muy claras de gol, pese a que el rival hizo un partido defensivo muy completo. Esto no significa que no haya cosa a mejorar y a rectificar que, de hecho, ya hemos rectificado”. Y agrega: “Espero un partido muy diferente al que se vio allí. Lo va a ser sin ninguna duda. Intentaremos ser superiores y jugar como si no hubiera más partidos. Ese es nuestro objetivo”.

Cambios en las porterías

Ambos entrenadores variarán sus alineaciones, empezando por la portería. Claudio Bravo, titular en la Liga, no está siquiera convocado. Ter Stegen le relevará. De la misma forma es probable que Bardi ocupe el puesto de Pau López en la portería del Espanyol. Bardi, de 23 años y 1,88 metros, cedido por el Inter de Milán, solo ha jugado un partido esta temporada, contra el Levante. Es probable que no sea el único cambio que introduzca Galca, que continúa sin poder contar con Víctor Sánchez, Cañas y Arbilla.

El entrenador rumano se muestra escéptico respecto a la posibilidad de que se repita el resultado de Cornellà: “Si solo defiendes, puede ser un partido como el otro día, que termine cero a cero, pero es difícil que el Barcelona no marque. Creo que el sábado fue la primera vez que no lo consiguió en la Liga”.

Más información