Vidal y Turan, oxígeno para el Barcelona

La versatilidad de las dos incorporaciones, que jugarán hoy el derbi copero ante el Espanyol, multiplica las opciones de Luis Enrique

ampliar foto

Aleix Vidal y Arda Turan son jugadores del FC Barcelona desde el pasado verano. Pero no han podido disputar ni un solo partido oficial, afectados como han estado hasta ahora por la sanción que la FIFA impuso al club azulgrana por irregularidades en la contratación de menores. Fueron fichados en junio y julio, respectivamente, y desde entonces —tan claro lo vieron el técnico, Luis Enrique, y la comisión gestora del club, en plena campaña electoral, que fue la que autorizó los contratos— no han hecho más que entrenarse. Y ver partidos desde la grada. Y por la tele. Hasta contar una treintena. Pero la sanción acababa con la llegada de este mes de enero, así que tanto Vidal como Turan ya han pasado suficiente tiempo en barbecho.

Y Luis Enrique no les dejará ni un día más en el palco del Camp Nou: “Están para jugar los 90 minutos, tenemos datos que los avalan. Van a jugar los dos, seguro. Los dos participarán, todavía no sé cuántos minutos, pero tendrán la posibilidad de estrenarse con la camiseta del Barça”, afirmó el técnico, ayer en la conferencia de prensa previa al duelo de Copa de hoy ante el Espanyol en el Camp Nou (20.30).

La incorporación definitiva de Aleix Vidal (26 años, lateral derecho, jugará con el 22) y de Arda (29 años, interior derecho, con el 7) al equipo ofrece a Luis Enrique muchas más posibilidades. Porque llegan en un momento clave, a mitad de temporada, cuando las piernas empiezan a acusar la acumulación de minutos y comienza a pesar el calendario, sobre todo tras el reciente Mundial de Clubes, y después de haber comenzado el curso con la exigencia de sumar títulos desde el verano, con la Supercopa de España y de Europa. De modo que ofrecen no sólo más recursos, sino también alternancia para tipos a los que les vendrá muy bien algún día de descanso.

Están para jugar los 90 minutos. Los dos participarán, todavía no sé cuántos minutos, pero se estrenarán con la camiseta del Barça”

Al margen de los cambios necesarios a los que se vio obligado por las lesiones en los primeros meses del curso, Luis Enrique ya ha empezado con sus famosas rotaciones —buena cuenta de ello pueden dar Piqué, Alba o Iniesta, a quienes sentó en el partido contra el Betis—, y sus dos nuevos fichajes le ayudarán a terciar, por ejemplo, en la banda derecha, donde hasta ahora Alves parecía insustituible; o a alternar nombres en la medular. De hecho, entre los futbolistas con más minutos de la plantilla están Rakitic y Busquets, que junto a Mascherano y Suárez, son los únicos que superan los 2.000 minutos, y Alves, que está muy cerca de sus registros.

Aleix Vidal está llamado a ser el sustituto natural del brasileño; incluso asume el reto de ejercer de carrilero. Con cierto olfato goleador, también podría actuar de extremo. Con Arda ocurre algo similar. Con Simeone, en el Atlético, el interior aparecía normalmente por la derecha, de modo que podría ser un buen recambio para Rakitic; aunque no sería descabellado verle en algún partido en sustitución de Iniesta. Le sobran carácter y vocación ofensiva. “Son dos jugadores versátiles que pueden jugar en diferentes posiciones. Arda puede hacerlo de interior, o abierto en banda. Y Aleix lo puede hacer en tres, de lateral, de interior y también abierto en banda, aunque no es un extremo puro. Tienen calidad técnica individual más que destacable”, añadía Luis Enrique.

Cuando llegaron al Barça ya sabían que tendrían que esperar a enero, pero les sirve para entrenar y conocer a sus compañeros”

Solo las selecciones nacionales han salvado del letargo a Vidal y Turan (al segundo más que al primero) en estos seis meses que han pasado sin competir con la camiseta del Barcelona. El de Valls sólo ha disputado dos encuentros en todo este tiempo: 45 minutos de un partido amistoso con La Roja el 11 de junio, contra Costa Rica, y 60 minutos del Cataluña-Euskadi del pasado 26 de diciembre. El turco, sin embargo, dio un poco más de vidilla a sus piernas al participar con su selección en los partidos de clasificación para la Eurocopa del próximo verano.

“Es un poco diferente de lo que viví yo, el tiempo que van a pasar Arda y Vidal sin jugar es más largo y la espera se les va hacer más intensa”, decía Luis Suárez a la llegada de sus nuevos compañeros. Un año antes, él había tenido que estar en su misma situación: entrenarse y no poder jugar partidos. Estaba sancionado por el ya famoso mordisco a Chiellini en el Mundial de Brasil.

“Cuando llegaron al Barça ya sabían que tendrían que esperar hasta enero, pero les sirve para entrenar y para conocer a sus nuevos compañeros. Y cuando puedan jugar ya van a estar adaptados del todo”, apuntaba el 9 entonces. Les ha llegado el momento. Y seguro que tienen tantas ganas como el uruguayo, que fue el gran revulsivo del equipo. Aunque le costó marcar, preso de la ansiedad, debutó en septiembre y no hizo su primer gol hasta finales de noviembre, se descubrió como un gran pasador y ha acabado formando un tridente temible con Neymar y Messi. El futuro de Vidal y Turan solo depende de ellos.

Más información