Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Por la boca muere Suárez

El delantero uruguayo del Barça, que se perderá dos partidos en la Copa por provocar la tangana en el túnel ante el Espanyol, vuelve a ser castigado por actitudes antideportivas

ampliar foto

Luis Suárez se perderá los próximos dos partidos del Barcelona en la Copa del Rey. Así lo decidió ayer el Juez Único del Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), que resolvió sancionar al delantero uruguayo por su comportamiento en el túnel de vestuarios del Camp Nou, tras el partido de ida por los octavos de final de la Copa entre el Barça y el Espanyol (4-1). Competición se ampara en el artículo 116 del Código Disciplinario, que contempla sanciones de entre uno y tres encuentros por “insultar, ofender, amenazar o provocar a otro siempre que no constituya falta más grave”.

“Mientras todos los jugadores del RCD Espanyol subían los escalares del túnel de vestuarios, Luis Suárez les espero y se dirigió a ellos repitiendo en varias ocasiones: ‘Aquí os estoy esperando, venid acá. Sos un desecho”, informó en el acta Martínez Munuera, árbitro en el derbi catalán. Lo que provocó, según el colegiado, “un enfrentamiento entre los futbolistas de ambos clubes, debiendo intervenir el personal de seguridad allí presente, así como los cuerpos técnicos de ambos equipos”.

Según el árbitro del derbi Suárez provocó “un enfrentamiento entre los futbolistas de ambos clubes”

El delantero uruguayo cuenta con un amplio historial de polémicas. Fue suspendido en tres oportunidades por morder a rivales: en 2010, cuando jugaba el Ajax, a Bakkal, jugador del PSV; en 2013, con la camiseta del Liverpool, al defensa del Chelsea Ivanovic; y, en el Mundial de Brasil, al italiano Chiellini. También en 2010, estuvo sancionado durante ocho partidos por expresar insultos racistas a Evra, en un clásico entre el Liverpool y el Manchester United. En cualquier caso, es la primera sanción que recibe desde que milita en la Liga (comenzó a jugar con el Barça en octubre de 2014), y la cumplirá en los partidos del Barcelona en la Copa del Rey, porque al tratarse de una falta leve, se consuma en la misma competición en la que se produce.

El Barcelona, que el jueves ya emitió un comunicado en defensa de su futbolista, ayer insistió en el asunto. “El club reitera que el jugador, tal como él ha explicado, no pronunció las palabras ofensivas que se le atribuyen en el acta del partido”, publicó ayer la entidad azulgrana, que presentó ayer un recurso a la sanción del Comité. Luis Enrique, por su parte, obvió referirse al respecto. “No depende de mí, así que no puedo estar pendiente de lo que sucede”, resolvió el entrenador del Barcelona.

Pape Diop, expulsado en el derbi, por “dirigirse a un adversario (Luis Suárez) de forma reiterada en los siguientes términos: ‘Me cago en tu puta madre”, fue sancionado con un partido. Competición sostiene que si bien no existe “controversia sobre la literalidad de la expresión” utilizada por el senegalés, su actuación “es injustificable”, incluso en el caso de que el delantero uruguayo lo “hubiera provocado, como, en efecto, podría desprenderse de las imágenes aportadas”. De esta manera, Diop se perderá el duelo de la vuelta contra el Barcelona el próximo miércoles en Cornellà, al igual que su compañero Hernán Pérez, expulsado con doble amarilla en el derbi.

Más información