Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Celta y Atlético están pendientes del temporal para saber si juegan

Con los aledaños y los vestuarios de Balaídos anegados, hasta momentos previos al partido no se sabrá si éste podrá celebrarse

ampliar foto

El Atlético de Madrid aterrizó alrededor de las ocho de la tarde en Vigo sin saber si este podrá defender ante el Celta (20.30, C+ Liga) su liderato provisional. Desde la mañana del viernes, los aledaños de Balaídos, los vestuarios, la sala de prensa y otras dependencias del interior del estadio están anegadas ante el desborde del río Lagares. El césped aún no se ha visto dañado excesivamente al encontrarse en una zona más elevada, pero las lluvias torrenciales lo amenazan.

 El fuerte temporal que azota Galicia se mantiene y para el domingo también estaban previstas lluvias torrenciales en Vigo. La disputa del encuentro será una incógnita hasta momentos antes de su inicio, que coincidirá, según las previsiones, con las precipitaciones más abundantes del día. La imposibilidad de achicar el agua de las zonas afectadas ante la persistencia de las lluvias es el mayor inconveniente para la disputa del encuentro.

El colegiado, De Burgos Bengoetxea, y la Liga de Fútbol Profesional (LFP) tomarán la decisión sobre si el encuentro se mantiene o finalmente es aplazado. Lo normal es que si el acceso al estadio para los aficionados sigue imposibilitado el árbitro considere este hecho como una causa excepcional y aplique el reglamento federativo, aunque el terreno de juego se encuentre en condiciones de ser utilizado. La no presencia de público iría en perjuicio del Celta. De suspenderse, la fecha que se ha empezado a barajar es la del 17 de febrero, la misma escogida por Sporting y Barcelona para disputar el partido que fue aplazado por la disputa de los azulgrana del Mundial de Clubes.

Tanto en el club vigués como en el Atlético el mensaje es el de esperar a los momentos previos. “Nadie aplaza un partido un día antes, por eso hemos viajado”, sostienen en la expedición rojiblanca que voló a Vigo. Los dos entrenadores, Berizzo y Simeone, coincidieron en el mensaje de actuar con normalidad. “Pensamos en que se va a poder jugar y no tengo otro pensamiento”, dijo el entrenador del Atlético.

La controversia del 'caso Augusto'

El Atlético le ha arrebatado al Celta en este mercado de invierno a Augusto Fernández, un futbolista clave en el esquema de juego de Berizzo y también dentro del vestuario. El caso del volante argentino ha puesto de manifiesto que la abolición de la norma que impedía en la ventana invernal de fichajes el traspaso de jugadores que hubieran disputado más de cinco partidos favorece a los clubes con un mayor poder económico. El Celta aún no ha encontrado recambio.

 

Preparados

“Creemos que se va a jugar y queremos que se juegue, pero el tiempo lo dirá”, aseguró Berizzo, que advirtió de que su equipo está preparado para jugar en sea cuales sean las condiciones que presente el terreno de juego: “No hay ninguna contraindicación del club. Veremos si el tiempo lo permite o no, pero el equipo está listo. El estado del césped afecta al equipo que quiere jugar la pelota por el piso y nosotros controlamos los partidos a través de la pelota. Cuando las condiciones del césped no están bien atentan contra esa intención, pero el Atlético también es un equipo que la juega”.

La última vez que se suspendió un partido por inundaciones en Balaídos fue en diciembre de 1977, con el Betis como visitante. En octubre del año pasado sucedió algo similar a lo de estos últimos días, pero el Celta jugaba en San Mamés ante el Athletic.

El Atlético viajó a Vigo con 20 jugadores y Simeone, que dejó en Madrid a Óliver, Siqueira y Lucas, deberá descartar a otros dos jugadores. Con los fichajes de Kranevitter y Augusto, que regresa a Balaídos, entrar en las convocatorias del técnico argentino se ha puesto muy caro. “Tener buenos futbolistas mejora al equipo y sobre todo al club. Siempre lo hemos dicho, la diferencia te la hace la gente que suele entrar en el segundo tiempo. Ahí es donde marcas diferencias o no con otros equipos en cuanto a plantilla”.

Más información