Selecciona Edición
Iniciar sesión

El Sevilla define y el Athletic juega

Paso adelante de los andaluces, intratables en casa, ante un rival directo y perjudicado en el segundo gol local

ampliar foto

Los números en casa del Sevilla son espectaculares. Ante un rival directo como el Athletic acumuló su séptimo triunfo en Nervión, donde al abrigo de su gente se muestra intratable. Y gana jugando bien, unas veces, y haciendo gala, otras, como ante los vascos, de una gran eficacia. Porque el Athletic, jugó, y mucho, en Sevilla. Le faltó, eso sí, la eficacia que le acompañó en anteriores compromisos. Una pegada que sí mostró el conjunto andaluz, empujado por Krychowiak y Vitolo. También por el colegiado, Prieto Iglesias, que vio penalti en una acción de Gurpegi sobre el centrocampista polaco que no lo fue en absoluto. Por el camino, el Athletic se estrelló ante el portero Sergio Rico, que va a más, y una zaga que se apuntaló con el regreso de Carriço, lesionado desde la segunda jornada. Gameiro hizo dos goles y Aduriz estuvo más fallón de la cuenta. Por ahí se le escapó el encuentro al conjunto vasco.

SEVILLA, 2-ATHLETIC, 0

Sevilla: Rico; Coke, Carriço, Kolo, Tremoulinas; Cristóforo (Iborra, m. 88), Krychowiak; Vitolo, Banega (Konoplyanka, m. 69), Krohn-Dehli; y Gameiro (Llorente, m. 83).

Athletic: Iraizoz; De Marcos, Laporte, Gurpegi, Balenziaga; San José, Beñat, Raúl García (Eraso, m. 30); Williams (Sabin, m. 85), Aduriz y Lekue (Muniain, m. 59).

Goles: 1-0. M. 24. Gameiro cruza el balón tras un gran pase de Vitolo. 2-0. M. 58. Gameiro, de penalti.

Árbitro: Prieto Iglesias. Amonestó a Aduriz, Vitolo, Laporte, Balenziaga y Krohn-Dehli.

Ramón Sánchez Pizjuán. 35.388 espectadores.

El triunfo supone un golpe del Sevilla a un rival directo como el Athletic, que venía en un gran momento y que sufrió demasiados infortunios a lo largo del choque. Por ejemplo, la lesión de Raúl García en el minuto 26 o el penalti sobre Aduriz que el propio Prieto Iglesias no vio cuando faltaban 15 minutos. Los de Valverde venían de cinco partidos sin perder y mostraron un magnífico momento de forma. El Sevilla supera en la clasificación al Athletic, y, por primera vez en su irregular temporada, asciende a la sexta plaza, para instalarse en puestos europeos. Ahora mismo, su objetivo, la cuarta posición, está muy lejana. A los de Emery les falta dar un paso adelante lejos de Sevilla, donde no conocen el triunfo en la Liga.

Dinámico y valiente, con la personalidad suficiente como para acogotar al Sevilla en su propio estadio, donde no concede nada, al Athletic le faltó eficacia para plasmar su superioridad en el juego. Los de Valverde se encuentran en un buen momento, como lo demuestran sus cinco partidos seguidos sin perder, y esos resultados vienen avalados por la atractiva propuesta de Valverde, uno de los mejores entrenadores del fútbol español. Solo en los primeros 10 minutos, el Athletic gozó de hasta tres claras ocasiones de gol. Detenido el primer arranque del Athletic, al Sevilla lo mantuvo en vilo su indudable capacidad competitiva. Los de Emery sufrieron con el buen juego de los vascos, pero demostraron en una jugada lo sencillo que puede resultar este deporte si se practica con rapidez y verticalidad. Cristóforo, recuperado para el fútbol después de su grave lesión, envió un certero pase a Gameiro, que realizó una fantástica pared con Vitolo. El canario le envió un balón al hueco y el francés, una auténtica gacela, le cruzó la pelota a Iraizoz.

El Sevilla le echó mucho oficio a su ventaja en el marcador, mostrándose sólido y eficaz frente a un Athletic que siguió gozando de ocasiones. Hasta que llegó el penalti transformado por Gameiro, que tumbó al Athletic y apuntaló la victoria andaluza. Con el 2-0, el Sevilla navegó con tranquilidad, ayudado por el enorme trabajo de Cristóforo y Krychowiak. Los de Valverde, que juegan a un ritmo muy intenso, mantuvieron su pelea por acortar distancias. Entre Prieto Iglesias, que no vio un penalti a Aduriz, y la falta de puntería de sus delanteros, el Athletic se marchó desconcertado de Nervión. Jugó mucho y bien, pero la solidez del Sevilla en su estadio lo acabó sometiendo. La pegada definió este duelo entre rivales directos por los puestos europeos y un clásico en toda regla del fútbol español.

Grave lesión de Raúl García

R. P.

Raúl García se tuvo que retirar del terreno de juego después de que el minuto 26 de partido Vitolo resbalara y cayera sobre su rodilla izquierda. El centrocampista intentó seguir, pero tuvo que desistir ante la fuerte torsión de la articulación. En espera de que se le realicen las necesarias pruebas médicas, Raúl García podría tener afectados los ligamentos de su rodilla. Aduriz, por su parte, vio la quinta tarjeta amarilla y será baja por sanción en el próximo encuentro de los vascos ante el Barcelona. “Hemos terminado la primera vuelta con buenas sensaciones. Ahora tenemos que seguir siendo más competitivos y dar el paso fuera de casa”, destacó el entrenador del Sevilla, Unai Emery, quien alabó la solidez de su equipo y la recuperación de jugadores lesionados, caso de Carriço. “Es un futbolista muy importante, que nos tiene que aportar”, señaló Emery. Ernesto Valverde, por su parte, señaló que la gran diferencia estuvo en la pegada de uno y otro equipo. “El fútbol es como es. Hay que acertar en momentos determinados y ellos lo han hecho”, destacó el entrenador del Athletic, quien subrayó que el Sevilla dispone de jugadores desequilibrantes y una plantilla importante.

Más información