Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El Getafe bate al Betis y deja muy tocado a Pepe Mel

Un gol de Álvaro Vázquez y la clarividencia de Sarabia deciden un partido muy igualado

El Betis no levanta cabeza. En Getafe sumó una nueva derrota que complica más aún a su entrenador, Pepe Mel, que queda tocadísimo tras ver a su equipo -desde la grada, por sanción- crear ocasiones, jugar decentemente al fútbol, pero volver a caer. Los verdiblancos son un conjunto que defiende mal y no marcan ni al arco iris, y de eso se aprovechó un Getafe que le bastó con estar ordenado y fiarse de la dupla Sarabia-Vázquez para llevarse los tres puntos.

Getafe, 1 - Betis, 0

Getafe: Guaita; Damían, Vergini, Cala, Lago; Juan Rodríguez, Lacen; Pedro León (Mensah, m. 86), Víctor Rodríguez (Moi Gómez, m. 78), Sarabia; Álvaro Vázquez (Scepovic, m. 73). No utilizados: Megyeri, Wanderson, Velázquez, Vigaray.

Betis: Adán; Piccini, Bruno, Pezzella, Vargas; Portillo, Petros (Joaquín, m. 74), Ceballos (Van der Vaart, m. 84); Molina (m. 69, Van Wolfswinkel), Rubén Castro. No utilizados: Dani Giménez, Fabián, Digard, Cejudo.

Goles: 1-0. M. 57. Álvaro Vázquez.

Árbitro: Álvarez Izquierdo. Amonestó a Piccini, Vargas, Pezzela y Guaita.

Alfonso Pérez, unos 12.000 espectadores.

El partido fue un intercambio de golpes, tímidos eso sí, y espaciados en el tiempo. No son dos equipos sobrados de gol -sobre todo el Betis, que lleva solo 13- y encajar uno sería como tener una montaña inmensa en el camino. Así que primaron las precauciones defensivas y lo del ataque quedaba para tres o cuatro jugadores. Uno de ellos, Sarabia, destacó en el frente del Getafe. El fino mediapunta se movió inteligentemente por todos los lados y siempre supo por dónde hacer más daño al contrario. Suyas fueron las llegadas más peligrosas de los azulones. Primero pasó desde la izquierda a Víctor Rodríguez, cuyo disparo en el primer palo fue repelido por el pie de Adán. Y luego la tuvo el propio Sarabia cuando se quedó solo ante el portero y de manera incomprensible optó por pasar el balón a un lado, encontrando a un central bético.

Los verdiblancos no estuvieron mal en la primera parte. Llegaron varias veces por medio de Rubén Castro y Molina, pero nunca supusieron un peligro real para Guaita. Mejor fue aún el comienzo de la segunda, con N'Diaye como protagonista. El poderoso mediocentro bético se descolgaba continuamente y llegaba con facilidad al área contraria. Tuvo dos seguidas el senegalés justo antes de que Sarabia agarrase el balón en la derecha y filtrase un pase al lateral zurdo Roberto Lago, que con un inesperado pase con la derecha sirvió para que Álvaro Vázquez fusilase en el segundo palo.

El mazazo no aturdió de primeras al Betis, que siguió dominando y creando peligro. N'Diaye de nuevo puso a prueba a Guaita, que respondió bien a un disparo ajustado al poste. Pero los verdiblancos de repente se dieron cuenta de que estaban heridos de gravedad y se desinflaron con rapidez. El Getafe se sintió totalmente superior y lo aprovechó para no conceder nada más en lo que quedaba. No tuvo el Betis ni pulmones ni ideas para morir atacando y suman su tercera derrota seguida en Liga y su sexto partido sin ganar, números que dejan a Mel pendiente de un hilo.

La junta decidirá este domingo sobre la continuidad de Mel

RAFAEL PINEDA

El Betis no está en descenso, pero la horrible dinámica del equipo en las últimas fechas dejan a Mel en la puerta de salida. Si ya antes de la derrota ante el Getafe el técnico estaba cuestionado, e incluso él mismo puso su cargo a disposición del club, ahora la destitución parece más cerca que nunca.

La junta del equipo verdiblanco se reune este domingo a las 17 horas y debatirá  si Mel continúa o abandona el club. Entre los directivos hay cierta división, pero la situación y el ambiente en el Villamarín no ayudan al entrenador. Si finalmente Mel es despedido, Juan Merino, entrenador del filial se hará cargo del primer equipo.