Higuaín hace soñar al Nápoles

El argentino, con 18 tantos, lidera la tabla de pichichis europeos junto a Aubameyang (Dortmund) y cierra la primera vuelta haciendo campeón de invierno al club italiano

ampliar foto

“¿Scudetto? No blasfememos”, decía Maurizio Sarri, el técnico del Nápoles el pasado mes de septiembre. Cinco meses después sigue pensando lo mismo (es de la Toscana, las blasfemias ahí son sagradas), pero su Napoli se ha proclamado campeón de invierno. “La importancia que le doy a eso es esta: ninguna. Es un simple dato”, ha dicho esta tarde. Su Napoli ha terminado la primera vuelta como líder del calcio con 41 puntos y un Gonzalo Higuaín pletórico.

El Pipa, que quería marcharse el pasado verano, se quedó después de una charla con Sarri. “Me convenció en cinco minutos”, dijo. En la victoria de esta tarde contra el Frosinone (1-5) ha marcado dos tantos. Suma 18 en lo que va de temporada (9 de ellos decisivos), es el pichichi de Italia y de Europa. Solo Aubameyang, del Borussia, ha marcado tantos goles como él en las grandes Ligas. Otros goleadores están lejos. Como Luis Suárez, Ibrahimovic, Lukaku y Vardy, que suman 15.

Nápoles sueña con repetir las gestas de los años de Maradona y Careca (la última liga que ganó el club fue esa, en la temporada 1989-90, después de ganar la primera vuelta) y Gonzalo Higuaín sueña con ser el protagonista. “Cuando veo el San Paolo lleno me siento aún más fuerte”, decía el Pipa que emigró a Italia después de dejar el Real Madrid en verano de 2013. Le han dedicado hasta una canción-parodia titulada "El Pipitón".

Nunca había marcado tanto: por lo pronto en lo que va de temporada lleva los mismos goles con la que cerró la anterior (18 en la 2014-15) y uno más que la 2013-14 (17). Si sigue con los mismos números, el delantero de 28 años alcanzará sus registros goleadores con la camiseta del Madrid (22 tantos en 2008-2009 y 2011-12) y puede que supere su récord de la 2009-10 (27 goles con Manuel Pellegrini). El pasado mes de noviembre, durante uno de los parones por los compromisos internacionales, dijo que su secreto era la alimentación. Fue a ver el mismo doctor (Giuliano Poser) al que acuden Messi y más jugadores de la selección argentina. “He cambiado la dieta y he perdido cuatro kilos. Nada de carnes rojas ni azúcar, mucho pescado azul, miel y fruta”, contó al diario Olé.

En Nápoles quieren que el Pipa sea el Maradona moderno (a algunos le parecerá otra blasfemia) y que lleve el club y la ciudad a conseguir el scudetto. Para Sarri es algo imposible -"la Juve sigue siendo la favorita", no para de repetir. Para muchos, un sueño difícil de cumplir. Antonio Careca, que jugó con Maradona en aquel Nápoles, dice que como él no hay ninguno, pero que Higuaín le recuerda a los arietes de antaño. “Es de los pocos delanteros que se parecen a los de mi época. Tiene gran técnica, un disparo potente y defiende bien el balón”. El Pipa, mientras, marca y sueña.

Más información