Ricky Rubio: “Quiero liderar jugando con agresividad”

El base español, en su quinta temporada en la NBA, no desea dejar Minnesota pese a los malos resultados del equipo

ampliar foto

Ricky Rubio se ha plantado casi en el ecuador de su quinta temporada en la NBA. Sigue siendo una de las piezas clave de Minnesota, pero el equipo, casi en el ecuador de la temporada, vuelve a estar lejos de la octava plaza, la última que clasifica para los playoffs. Esa es la máxima ambición en este momento del base de El Masnou (Barcelona). “Está siendo una temporada difícil. Empezamos muy bien, a pesar de todo lo que pasó (falleció el entrenador Flip Saunders el 25 de octubre, tres días antes del inicio de la temporada). Aquello nos pasó factura. Y ahora estamos en una mala racha: hemos perdido 10 de los últimos 11 partidos. Cuando eso sucede, resulta difícil, y más si se trata de un equipo joven. Para eso están los veteranos, para dar un paso adelante y que esto no suceda”, cuenta el base de 25 años en una conversación telefónica con medios españoles, pocas horas de jugar con Oklahoma. Los Wolves son antepenúltimos en la Conferencia Oeste, con 12 victorias y 26 derrotas.

“La esperanza de meternos en los playoffs cada vez es más pequeña, aunque esta temporada, en el Oeste, puede ser un poco más fácil conseguirlo. Ahora mismo estamos centrados en superar esta mala racha y salir de esta pequeña crisis”.

Garnett es la voz en el vestuario, aunque no creo que quiera entrenar, quizás no tenga la paciencia suficiente”

Ricky cumple la primera de las cuatro temporadas por las que extendió su primer contrato con los Wolves. Es uno de los ídolos de la afición de Mineápolis, pero no han faltado rumores sobre un posible cambio de equipo. “Yo estoy cómodo aquí. Y siempre me he sentido querido. No tengo pensado irme, ni creo que ellos quieran dejarme marchar”.

El jugador español, por su calidad y por su jerarquía en la cancha, es un líder para su equipo. “Es una lección que voy aprendiendo poco a poco”, explica. “Le pido consejo a Garnett (39 años y 20 temporadas en la NBA) y a Miller (39 años y 16 años en la Liga). Al ser un equipo con muchos jóvenes, cometemos errores, a veces más de una vez. Me considero bastante experimentado y un poco el líder del equipo y quiero tirar adelante y ser positivo. Y liderar, sobre toco con el ejemplo, jugando con agresividad, no importa contra quién”.

En 2012 me lesioné y no pude ir a los Juegos. Ahora, quiero acabar la temporada, para ilusionarme aún más”

Ricky explicó que Garnett es una estrella que desea transmitir su experiencia. “Es la voz en el vestuario. Cuando abre la boca todo el mundo escucha. Aunque no creo que quiera entrenar, quizás no tenga la paciencia suficiente para ello”, dice. El jugador español, ausente en los Juegos de 2012 y en el último Eurobasket, confía en poder competir en los Juegos de Río el próximo verano. “Pero he aprendido que antes de pensar en ello, quiero acabar la temporada, para ilusionarme aún más entonces. En 2012 me lesioné y no pude ir”.

El 9 de los Wolves también habló sobre la sensación de la NBA, Stephen Curry. “Está en estado de gracia, pero parece que lleve mucho tiempo así. Tiene un talento y una forma de jugar que gusta muchísimo. Defenderle cuesta mucho cuando está en ese estado de forma. No solo tiene un arma, el tiro, sino que penetra y controla el juego entero. Es muy difícil de parar y está haciendo un juego de lo más bonito que he visto”

Ricky promedia un 35% en tiros de dos y un 30% en triples. Es el aspecto de su juego en el que lleva más tiempo trabajando de manera específica. “Me siento bastante cómodo”, cuenta. “Los porcentajes están allí, pero mentalmente estoy mucho mejor. Entreno tiro por las tardes cuando estoy en casa. Voy a hacer mis sesiones, a pesar de que el calendario es muy duro y es mejor a veces descansar. Pero sí, es un aspecto al que doy énfasis, cuidando el físico, que es lo que más me puede ayudar a dar un paso adelante. Y, sobre todo, he mejorado desde la línea de tres”.

.