Selecciona Edición
Iniciar sesión

Villar bordea la inhabilitación

La concesión de créditos por parte de la Federación Española de Fútbol a clubes y organizaciones territoriales, bajo sospecha de administración desleal

Los créditos concedidos discrecionalmente a clubes y federaciones territoriales tienen al presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Ángel María Villar, al borde de la inhabilitación. Préstamos como los otorgados al Atlético de Madrid en 2013 por valor de 11 millones de euros, o al Recreativo de Hueva de más de 200.000 euros, este último desvelado por el diario Marca,pueden ser constitutivos del delito de administración desleal.

A un día de que se iniciara el actual campeonato de Segunda B, la RFEF llegó a un acuerdo con el Recreativo por el que le concedía un préstamo de más de 200.000 euros para que el club saldara la deuda que mantenía con su anterior técnico, José Luis Oltra. Sin ese pago a Oltra, el Recreativo no habría podido iniciar la competición por no poder inscribir a su nuevo entrenador. El pago llegó a través del Comité Nacional de Entrenadores (CNA), como manda el reglamento, pero fue Juan Padrón, mano derecha de Villar, según fuentes federativas, el que actuó en beneficio del Recreativo ordenando la transacción mediante un cheque enviado desde el CNA: “El Comité hizo de intermediario formal, pero fue Juan Padrón el que llegó a un acuerdo con el Recreativo”, sostienen desde la Federación.

La Federación aceptó como garantía pagarés de un club embargado, como es el Recre, al que recientemente se le han vuelto a bloquear los derechos federativos por impagos. Dichos pagarés son de dudosa solvencia, según fuentes cercanas al caso, lo que puede constituir el delito de administración desleal. Pablo Comas, representante de los máximos accionistas del Recreativo, en conversación con este periódico, dice desconocer si los pagarés han comenzado a vencer. “Solo le puedo decir que el Recreativo, aunque tarde, paga. No veo nada extraño ni que haya habido un trato de favor, las relaciones entre instituciones existen, hay quien tiene más crédito y quien menos, aunque me duele decir que el Recreativo cada vez tiene menos”, asegura Comas, al que otras fuentes federativas describen como “un topo de Villar y Padrón en las asambleas de la Liga en la guerra que ambos mantienen con Tebas”.

La gravedad de los hechos ya ha sido denunciada por Miguel Cardenal, presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD). “La Federación deberá dar explicaciones inmediatamente porque los hechos que se relatan son extraordinariamente graves”. El CSD ya había solicitado a Villar información sobre los créditos y le había advertido sobre su posible irregularidad.

En noviembre de 2014, el CSD remitió una carta a la Federación, en la que le hizo constar a Villar que la auditoría que se le ha realizado ponía de manifiesto la existencia de créditos a clubes de fútbol y la conveniencia de “conocer las causas de la concesión, así como las condiciones de los préstamos”. Igualmente, la carta firmada por el presidente del Consejo Superior de Deportes, Miguel Cardenal, incidía en la detección de préstamos que no están “formalmente establecidos” con las federaciones territoriales, recordándole a Villar “que es obligado que los mismos estén formalizados con las condiciones de concesión, prestatarios, importes, plazos de amortización y tipos de interés”. A esta carta, Villar no respondió, pero sí lo hizo a finales de 2015.

Carta del CSD

El pasado mes de noviembre, Cardenal remitió una misiva a Villar señalando que en la nueva auditoría realizada (en esta ocasión a las cuentas de 2014) “se mantenía la concesión de créditos a las federaciones territoriales sin soporte documental”. El escrito resaltaba la irregularidad de la concesión que realiza “discrecionalmente” la Comisión Económica de la Federación, puesto que no existe un procedimiento para la concesión de los préstamos, lo que vulnera el código de buen gobierno al que la RFEF está adherida. También se le señalaba a Villar la posibilidad de que una territorial pudiera no devolver ese crédito “sin consecuencia aparente”, otra posible causa de administración desleal.

La auditoría también incidía en la persistencia de la concesión de préstamos a clubes de fútbol “sin que se haya habilitado un procedimiento para la concesión de este tipo de ayudas, ni los requisitos para optar a ellas”. La respuesta de Villar, el 29 diciembre, venía a decir que los créditos a clubes era algo inhabitual y del pasado, con lo cual no era necesario habilitar un procedimiento para regularlos. Sin embargo, solo unos meses antes había concedido al Recreativo el crédito que le permitió iniciar la competición.

Con el precedente de lo sucedido en la Federación Española de Baloncesto, lo normal es que el CSD ordene una auditoría, que si demuestra que ha habido administración desleal, desemboque en la inhabilitación de Villar.

 

Más información