Selecciona Edición
Iniciar sesión

Las Palmas sufre ante el Eibar pero ya está en cuartos

El Celta también estará en la siguiente ronda tras derrotar de nuevo al Cádiz

La UD Las Palmas ganó de nuevo al Eibar por el mismo resultado de la semana pasada en Ipurúa (3-2) en un partido típico de Copa del Rey en el que el equipo vasco llegó a remontar un inverosímil primer tanto local y, por momentos, soñó con la clasificación para cuartos de final.

El guardameta visitante Irureta no tuvo una noche afortunada y resultó decisivo en dos de los tantos que encajó, mientras que en los locales el internacional ghanés Wakaso fue el mejor del partido. A pesar de la obligación de ganar por dos goles, el Eibar puso voluntad pero poco acierto en una primera parte en la que nunca exigió a un conjunto isleño con muchos suplentes.

Los de Mendilíbar tuvieron más el balón en los primeros minutos pero sus imprecisiones fueron a más conforme avanzaba el periodo. Las Palmas se tomó el partido con la tranquilidad que le daba el resultado de la ida, y así se reflejó en su escasa presión. El primer disparo con peligro fue del brasileño Willian José, desviado por Irureta a córner en el minuto 22. Tras el saque desde la esquina, el ariete, totalmente solo en el área, disparó con violencia al travesaño. Después se animó Wakaso con un zurdazo desde fuera del área que se marchó por encima del larguero.

El partido transcurría entre las imprecisiones del Eibar, los detalles de Valerón y el despliegue físico de Wakaso cuando se produjo una jugada difícil de ver en el fútbol profesional. Irureta despejó el balón con un pie fuera de banda y se quedó mirando su trayectoria sin regresar a la portería; Wakaso sacó rápido al centro del área donde estaba solo Willian José, y Juncá llegó a tiempo para desplazar al brasileño, pero la pelota dio en la pierna del lateral y se coló en la portería.

La torpeza de Irureta y la astucia de Wakaso ya obligaban al Eibar a marcar tres goles en la segunda parte, sin encajar más. Y los dos primeros los hizo casi del tirón. Tras una durísima entrada de David Simón a Adrián, la falta la sacó Saúl Berjón y Ekiza cruzó el balón de cabeza a la red adelantándose a la defensa. Sin tiempo para asimilarlo, la Unión Deportiva se vio sorprendida un minuto después con un centro de Juncá desde la izquierda hacia Enrich, cuyo primer remate lo rechazó Lizoain, no así el segundo. Con la eliminatoria en el alambre apareció de nuevo Wakaso con un centro que pasó paralelo por el área hasta que llegó a Momo, con tiempo para controlar el balón y marcar por bajo. El tanto no cambió mucho el panorama para un Eibar al que le seguía faltando un gol, aunque ahora para forzar la prórroga, y casi lo consigue el japonés Inui.

Mendilíbar echó mano del goleador Borja Bastón para el último cuarto del choque, que seguía abierto, pero ya sin la sensación de peligro visitante del inicio de periodo. Irureta reflejó en solo unos segundos su noche bipolar: hizo una gran parada a un zurdazo de Willian José y poco después midió muy mal en un centro fácil de Momo y palmeó el balón para dejarlo en las botas de David García, quien marcó entre las piernas de Juncá y acabó con la incertidumbre, si es que había alguna.

El Celta cumple el trámite

En el otro partido de la noche, el Celta volvió a derrotar al Cádiz con comodidad, esta vez en Balaídos. Los goles de Guidetti y Drazic añadieron más holgura a la eliminatoria. El 0-3 del Ramón de Carranza convirtió el partido de Vigo en un mero trámite y sirvió al equipo de Berizzo como banco de pruebas con un once plagado de no habituales en Liga.