Selecciona Edición
Iniciar sesión

Los Warriors trituran a los Cavaliers

Exhibición de Stephen Curry y los suyos que abruman al equipo de LeBron James (98-132)

Stephen Curry y los Warriors maravillaron en Cleveland y ratificaron la espléndida temporada que les permite aspirar a batir el récord de 72 victorias en poder de los Bulls de Michael Jordan en 1996. Golden State defiende el título de la mejor manera posible, ganándolo casi todo con un juego espectacular y demoledor.

CLEVELAND, 98; GOLDEN STATE, 132

Cleveland Cavaliers: Irving (6), LeBron James (16), JR Smith (14), Love (3), Mozgov (6) –equipo inicial-; Tristan Thompson (2), Dellavedova (11), Shumpert (10), Varejão (5), Jefferson (6), J. Jones (8) y Cunningham (9).

Golden State Warriors: Curry (35), Klay Thompson (15), Barnes (12), Draymond Green (16), Bogut (4) –equipo inicial-; Iguodala (20), Ezeli (4), Barbosa (8), Livingston (4), Clark (6), Rush (3), Speights (4) y J. Thompson (1).

Parciales: 21-34, 23-36, 23-34 y 31-28.

Quicken Loans Arena de Cleveland. 20.562 espectadores.

Su triunfo en Cleveland refuerza sus posibilidades de renovar el título y acalla los comentarios sobre una posible crisis después de que perdieran dos de sus tres últimos compromisos. Los Cavaliers, su rival en la final de la pasada temporada, parecían atravesar por un buen momento. Así lo indicaban los números. Lideran la Conferencia Este y su única derrota en las tres últimas semanas se produjo ante otro de los favoritos, San Antonio Spurs, y por un ajustado 99-95. Los Cavaliers sumaban 28 triunfos y 10 derrotas, de ellas solo una en casa. Pero la paliza que recibieron a manos del campeón fue de las que dejan huella.

Los números de Golden State fueron espectaculares con 19 de 40 triples, un 54% de acierto en tiros de campo y 33 asistencias. Y en lo individual sobresalió una vez más Stephen Curry con 7 de 12 en triples y 35 puntos. Iguodala sumó 20 puntos y Draymond Green rozó el triple doble con 16 puntos, 7 rebotes y 10 asistencias.

LeBron James, en cambio, solo anotó 16 puntos. Peor aun estuvieron los pívots de los Cavaliers con 6 puntos de Mozgov, 3 de Love, 5 de Varejao y 2 de Tristan Thompson.

Los Warriors empezaron a marcar diferencias desde el primer minuto. Alcanzaron los 30 puntos de renta ya antes del descanso (40-70) y no pararon hasta abrir una brecha de 40 puntos (64-104) antes de finalizar el tercer cuarto y de 43 recién iniciado el último (69-112).

Entremedias, y por si no tuvieran bastante con la que les estaba cayendo, los Cavaliers perdieron el concurso de JR Smith, al que expulsaron los árbitros por cometer una falta flagrante. La desventaja de 43 puntos es la máxima que ha sufrido LeBron James y sus equipos en su ya larga carrera en la NBA.

Mucho antes del final, David Blatt y Luke Walton decidieron dar el partido por sentenciado y situaron a los reservas en la pista. El tremendo varapalo se suma a la victoria que ya obtuvieron los Warriors el día de Navidad en su cancha ante los Cavaliers, aunque aquel día la diferencia fue mucho menor: 89-83.

 

Más información