Muguruza pisa fuerte en Melbourne

En la misma línea de su estreno, Garbiñe firma un triunfo redondo frente a Flipkens (6-4 y 6-2)

Se tocaba Garbiñe Muguruza las sienes con los dedos índices y se decía una y otra vez: "¡Piensa, Garbiñe! ¡Piensa! ¡Piensa de una vez!". Porque con ella simplemente es eso, un poco de orden y control; el resto le viene dado. Como ya hiciera en la primera jornada ante la estonia Kontaveit (6-0 y 6-4), la hispano-venezolana volvió a efectuar una exhibición de fuerza en su segundo partido en Melbourne. La damnificada en esta ocasión fue la belga Kirsten Flipkens, que fue derriba por 6-4 y 6-2 en una hora 19 minutos de duelo.

A Garbiñe no le van las medias tintas. Se siente poderosa en su condición de 3ª mejor de la WTA

De nuevo, otra muestra de autoridad y solvencia, de decir aquí estoy yo.Y es que a Garbiñe (una de las 30 personalidades más influyentes menores de 30 años en Europa, según la revista Forbes) no le van las medias tintas. Se siente fuerte y poderosa en su condición de tercera mejor jugadora del planeta y quiere más. La caída de la rumana Simona Halep el primer día le abrió las puertas del segundo peldaño de par en par y ella va a toda mecha, sin titubeos, ahora con el término medio que tanto necesitaba su tenis a estas mismas alturas del año pasado.

Pese a no ser una rival de excesivo caché (30 años y 80ª de la WTA), la veterana Flipkens planteaba un pulso peliagudo, de esos en los que se debe tener la cabeza fría y el brazo contenido, a punto pero empleado en los momentos selectivos. La belga no es de la que se dispone a pegar a lo loco, sino que desplegó un repertorio técnico variado que obligó a Muguruza a una versión mixta, con eminente peso ofensivo pero sin desguarnecer un pelo la defensa.

Vislumbra a Azarenka en los octavos y Vika envió otra advertencia: 6-1 y 6-2 a Kovinic. Antes, Strycova

El primer set se enredó rápido, con un intercambio de roturas de la que salió beneficiada Garbiñe (para 2-3 y 3-4), pero poco a poco la hispano-venezolana fue adquiriendo el mando de la situación. Le costó cerrar ese primer parcial (49 minutos y seis bolas de set), pero lo hizo muy bien y encarriló el segundo por la vía más corta, al quebrar los dos primeros turnos de saque de la belga. A partir de ahí, viento a favor y una hoja estadística sin reproche alguno: 63% de puntos ganados con los primeros servicios, 61% con los segundos y un 16/25 (64%) de acierto en la red; se procuró 12 bolas de break, de las que aprovechó cinco (42%) y materializó 23 golpes ganadores.

En la tercera ronda (su tope en Melbourne son los octavos de 2013 y 2014), Muguruza se batirá con la checa Barbora Strycova, 48ª en el ranking; entre ambas hay dos precedentes favorables a Garbiñe: Stuttgart y Tokio de 2015. Y en un horizonte del torneo un poco más lejano, allá por los octavos, mucho cuidado: Victoria Azarenka. La bielorrusa ha comenzado el curso con el deseo de recuperar su estatus en el circuito. Tras un estreno magnífico hace dos días, otra advertencia: 6-1 y 6-2 a Danka Kovinic. Lo avisa una de las comentaristas televisivas del torneo (emitido por Eurosport): she's back! ¿Está volviendo realmente la incontenible Vika? 

Resultados. Cuadro masculino:David Ferrer, 6-2, 6-4 y 6-4 a Lleyton Hewitt; Feliciano López, 7-6, 6-7, 7-6, 6-7 y 6-4 a Guido Pella; Dudi Sela, 4-6, 6-3, 6-3 y 7-6 a Fernando Verdasco; John Isner, 6-3, 7-6 y 7-6 a Marcel Granollers; Andy Murray, 6-0, 6-4 y 6-1 a Samuel Groth; Stanislas Wawrinka, 6-2, 6-3 y 6-4 a Radek Stepanek; Milos Raonic, 7-6, 7-6 y 7-5 a Tommy Robredo; Gael Monfils, 7-5, 6-4 y 6-1 a Nicolas Mahut. Cuadro femenino:Varvara Lepchenko, 7-6 y 6-4 a Lara Arruabarrena; Angelique Kerber, 6-2 y 6-4 a Alexandra Dulgheru; Ana Ivanovic, doble 6-3 a Anastasija Sevastova.

Más información