Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La retirada de Comas compromete aún más a Villar

La renuncia del consejero del Recre, al que la Federación prestó dinero, aumentan las sospechas de administración desleal

Pablo Comas, el dirigente bajo cuya responsabilidad el Recreativo recibió varios tratos de favor por parte de la Federación Española de Fútbol (FEF), renunciará a su condición de consejero delegado del club onubense. Comas ya ha comunicado sus intenciones a Gabriel Cruz, alcalde de Huelva, para que el consistorio, que emitió un comunicado al respecto, ejerza el control sobre la venta del 75% del accionariado del club, que el empresario madrileño representa a través de la sociedad Gildoy.

La incapacidad de Comas para hacer frente a la deuda de 11 millones de euros que el club más antiguo de España mantiene con la Agencia Tributaria, así como a los pagos más inmediatos por valor de 350.000 euros, refuerzan las acusaciones de administración desleal y malversación de fondos a las que puede enfrentarse el presidente de la federación, Ángel María Villar, por haber concedido un préstamo al Recreativo y haber aceptado pagarés de un individuo de dudosa solvencia.

El presidente del fútbol español, con la colaboración de su vicepresidente Juan Padrón, prestó dinero a Comas, sobre el que también puede recaer una demanda penal por vulnerar el artículo 150 de la Ley de Sociedades de Capital. Recre Trust, una plataforma de aficionados del Recreativo, apoya su denuncia en un préstamo bancario solicitado por Comas para comprar acciones de la entidad y para el que, supuestamente, habría presentado como aval dinero del propio club.

El deterioro del patrimonio de la Federación no solo se generó con los favores a Comas, sino que también aumentó. A 30 de junio de 2014 el Recreativo mantenía con la FEF una deuda de 140.000 euros que no fue garantizada antes de que se tramitaran las licencias de los jugadores por lo que la temporada pasada no podría haber competido en Segunda División.

Más deuda

Comas emitió tres pagarés por valor de 70.000 euros, que fueron devueltos, y la otra mitad de la deuda la comprometió a la recaudación de un partido internacional de la selección española en noviembre del mismo año. Con esta maniobra no solo no pagó la deuda federativa, sino que la aumentó al no entregarle a la Federación su parte correspondiente del taquillaje. Esto último, según fuentes jurídicas consultadas, apuntala más aún la sospecha de un delito de administración desleal y otro de malversación de fondos, que pueden derivar en la inhabilitación de Villar.

A este primer trato de favor, siguió el del préstamo para que el Recreativo pudiera iniciar la presente temporada en Segunda División B. Con los derechos federativos suspendidos por no satisfacer antes del 30 de junio de 2015 la deuda de algo más de 200.000 euros que el club mantenía con su exentrenador, José Luis Oltra, el ahora técnico del Córdoba recibió el dinero a través del Comité de Entrenadores (CNA), dependiente de la Federación, un día antes de que concluyera el plazo para poder inscribir a los jugadores.

Evitar a Hacienda

Fue Juan Padrón, vicepresidente económico de la FEF, tras una reunión con Comas y Villar, según fuentes federativas, el que actuó en beneficio del Recreativo ordenando la transacción mediante un cheque. Comas ofreció pagarés a cambio de ese préstamo, uno de los cuales, según otras fuentes federativas, "ya ha vencido". "Aquí lo que se da es una triangulación para evitar el embargo que Hacienda tiene sobre el Recreativo. En vez de transferirle el dinero directamente al club, lo que habrían hecho es enviárselo directamente al entrenador para que esa cantidad no fuera embargada. La Agencia de Recaudación podría reclamarle ahora esos 200.000 euros a la Federación, con lo que se incrementaría el coste por ese trato de favor", sostienen fuentes expertas en fiscalidad. "Además, ¿quién es la Federación para dar préstamos? ¿lo hace con todos los clubes? ¿El Comité de Entrenadores paga a todos sus afiliados que no cobran de sus clubes?", se preguntan las mismas fuentes y también algunos empleados de la Federación.

Además de esos dos tratos de favor, con el historial de impagos del Recre con Comas al frente, la Federación también admitió que no presentara el aval obligatorio para garantizar el pago a los jugadores durante el presente ejercicio y parte del plantel ya ha denunciado los impagos por lo que los derechos federativos del club vuelven a estar suspendidos. La preocupación entre algunos dirigentes federativos y muchos de los trabajadores se mezcla con cierta ironía. Por los pasillos de la Ciudad del Fútbol de Las Rozas corre un chascarrillo que se dio el pasado martes cuando algunos directivos del fútbol profesional español, tras tomar unas consumiciones en la sede federativa, advirtieron con sorna: "Paga Comas, que aquí tiene saldo".

Villar tiene que presentar al CSD libros de contabilidad y registros bancarios

Entre hoy y el lunes, como muy tarde, Ángel María Villar debe presentar las alegaciones y toda la documentación que le ha requerido el Consejo Superior de Deportes (CSD) por los tratos de favor al Recreativo y al Marino de Tenerife, el otro club implicado. Si no lo hace, el CSD le abrirá un expediente que puede derivar en una inhabilitación por parte del Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAD), lo que impediría a Villar presentarse a la reelección en primavera y prolongar su mandato de 28 a 32 años.

Según fuentes jurídicas, lo normal es que entre la documentación contable requerida se encuentre el libro mayor de la cuenta correspondiente al Recreativo. La solicitud de los apuntes contables responde a la necesidad de saber cómo y cuándo la Federación, a través del Comité Nacional de Entrenadores, hizo el pago de los 200.000 euros a José Luis Oltra. También, según las mismas fuentes, se le requerirían los movimimintos bancarios para comprobar las entradas y salidas de dinero de la Federación durante las temporadas en las que se habrían cometido las presuntas irregularidades.