Federer se pone a 300

El de Basilea, ya en la cuarta ronda, rubrica ante el búlgaro Dimitrov (6-4, 3-6, 6-1 y 6-4) una cifra histórica de victorias en los Grand Slams. El siguiente escollo para él será el belga Goffin

Cuando ingresó en el circuito profesional (2008) se la bautizó con el sobrenombre de Baby Federer. Sin embargo, Grigor Dimitrov cada vez tiene menos de Baby (24) y también menos de Federer, porque a pesar de que este último se mueva ya en la veteranía (34) sigue estando años luz por delante. En cualquier caso, ver pelotear a los dos es un gustazo, así que las 15.000 personas que presenciaron su enfrentamiento en la pista Rod Laver se divirtieron de lo lindo. Eso sí, al final, el desenlace habitual: 6-4, 3-6, 6-1 y 6-4 para el suizo.

Un triunfo que habla de un récord histórico, de otro hito de Federer. La exhibición frente a Dimitrov supuso además que se convirtiera en el primer tenista de la historia que alcanza las 300 victorias en partidos del Grand Slam. Una cifra extraordinaria, que arrancó en 2000 (6-4, 6-4 y 7-6 a Michael Chang en Melbourne) y muy superior a las de iconos como Jimmy Connors (233), Andre Agassi (224), Ivan Lendl (222), Novak Djokovic (209), Pete Sampras (203) y Rafal Nadal (198), en orden de méritos.

En concreto, Federer distribuye su triunfos en los grandes del siguiente modo: 78 en Australia, 65 en Roland Garros, 79 en Wimbledon y 78 en el US Open. Contra Dimitrov, representado precisamente por la agencia (Team8) de la que el de Basilea es accionista, una nueva demostración de que Federer tiene hambre, de que este año volverá a estar en la pomada por los grandes títulos, y de que entrene quien le entrene (Annacone, Edberg, Ljubicic...), lo que prevalece es su inmenso talento.

La siguen de lejos Connors (233), Agassi (224), Lendl (222), Djokovic (209), Sampras (203) y Nadal (198)

En la cuarta ronda, el suizo –cuádruple ganador en Australia: 2004, 2006, 2007 y 2010– se medirá a David Goffin (6-1, 3-6, 7-6 y 7-5 a Dominic Thiem). Muy bien deberá hacerlo el belga para batirle, porque Federer está en un punto dulce. Cierto es que Dimitrov jugó un poco mermado del codo derecho y que a ambos les costó entrar en calor –la lluvia detuvo el duelo tras el primer juego y tuvieron que esperar 25 minutos a que se cerrase el techo retráctil de la Rod Laver–, pero el número tres ofreció todo un recital.

Sus números fueron más que evidentes: retuvo un 75% de puntos con primeros saques y un 56% con segundos, se procuró 15 opciones de break (de las que aprovechó cuatro), y abrasó al búlgaro con 48 winners y su poder en la red (29/40, 73 % de efectividad). Todo ello después de tres horas exactas de tenis de altos quilates por parte de ambos. Hasta hoy, cuatro pulsos entre los dos... y cuatro victorias de Federer. De momento, Dimitrov debe contemplar la comparación con el genio como un gran halago.

Resultados. Cuadro masculino: Roberto Bautista, 6-4,7-6 y 7-5 a Marin Cilic; Novak Djokovic, 6-1, 7-5 y 7-6 a Andreas Seppi; Kei Nishikori, 7-5, 2-6, 6-3 y a Guillermo García López; Jo-Wilfred Tsonga, 6-4, 7-6 y 7-6 a Pierre-Hugues Herbert; David Goffin, 6-1, 3-6, 7-6 y 7-5 a Dominic Thiem; Gilles Simon, 6-3, 6-2 y 6-1 a Federico Delbonis. Cuadro femenino: Serena Williams, doble 6-1 a Daria Kasatkina; Maria Sharapova, 6-1, 6-7 y 6-0 a Lauren Davis; Agnieszka Radwanska, 6-4 y 6-0 a Monica Puig; Belinda Bencic, 4-6, 6-2 y 6-4 a Kateryna Bondarenko.

Más información