Luis Enrique: “Hemos sido inferiores”

El técnico no recuerda una primera parte del Barça tan mala como la de la Rosaleda

Luis Enrique, el técnico del Barcelona, compareció con la cara que suele poner en estos casos, cuando ha sufrido viendo jugar a su equipo, y admitió: “Es difícil hacer una primera parte tan floja, imposible recordar una tan mala, con muchas imprecisiones, con problemas gestionando el balón…”. Insistió en su desazón: “Es increíble empezar tan pronto marcando y que algo tan positivo se convierta en tan nefasto. Hemos sido inferiores. Puede ser mérito suyo o demérito nuestro, a un 50%”. El técnico recordó en este sentido que contra el equipo de Javi Gracia, el Barcelona siempre tiene problemas y no escatimó elogios para su colega: “Es un entrenador de alto nivel, se aprecia claramente lo que busca”.

Luis Enrique admitió que si supiera lo que le sucedió a sus hombres “lo hubiera cambiado de inmediato” y habló de “una tónica general”. “En la segunda parte competimos y gestionamos mejor el encuentro, pero a pesar de todo no acabamos de hacer un partido redondo con el Málaga”. Acto seguido, aparecieron los aspectos positivos: “Me quedo con las ganas. Es una característica de un equipo grande ganar cuando juegas mal”, dijo antes de asegurar que no recordaba lo que les había dicho sus jugadores en el descanso. Y, después de preguntarse de mala manera si acaso debía hacer públicas sus charlas, convino en que en su discurso en el entretiempo hubo “lo típico”. Explicó la sustitución de Vermaelen —“tenía una tarjeta”— y negó que el cambio de posición de Arda o la entrada de Rakitic cambiaran para mejor al Barça. “Fue una cuestión colectiva”, argumentó. “Tras el primer tiempo tan malo, solo nos quedaba mejorar. Fuimos más ambiciosos”.

A más plantilla, más cambios

Agotó los cambios. Luis Enrique agotó los tres cambios —entraron Mathieu, Sergi Roberto y Rakitic y mejoraron al equipo— después de una primera vuelta en la que a veces no cambiaba a nadie o solo a uno jugador. Ampliar la plantilla con Arda y Aleix Vidal le permite más rotaciones.

Los fichajes. El técnico insiste en fichar a Nolito o Denis Suárez para rotar mejor a la delantera y aumentar una competitividad que empieza en la portería.

Javi García se mostró contento por el trabajo de su equipo, pero admitió: “Los desajustes contra el Barcelona se pagan. No tiene mejores estadísticas en el partido, pero marca diferencias. Estoy triste, pero orgulloso, porque esta es la línea a seguir”.

Jugar mal y ganar

Los azulgrana buscaban razones para explicar su mala primera parte. “No sabría encontrar una explicación”, afirmó Iniesta. “Hemos estado muy precipitados con balón. En la segunda parte, en cambio, se vio un equipo sólido, como solemos jugar. No fue fácil, hicimos muchas imprecisiones en general y no estábamos cómodos”. Busquets admitió que lo mejor de todo “fue el resultado” porque cree que “en campos como La Rosaleda se ganan las ligas” y no negó que el Málaga “nos han pasado por encima en la primera parte físicamente, en ambición y en ganas. Lo mejor del primer tiempo ha sido el gol”. Y reconoció lo que hablaron en el descanso: “No podíamos continuar así”. Mascherano miró a Messi: “Es un plus tenerle, como lo es tener a Suárez o Iniesta. Cuando el equipo no está bien, este tipo de jugadores te dan la esperanza de ganar”. Y antes de subirse al autocar, concluyó: “Los grandes equipos ganan cuando juegan mal”. Ayer lo hizo el Barça.