Selecciona Edición
Iniciar sesión

Munir marca más que juega

El azulgrana, máximo goleador en la Copa, se estrena en la Liga con un tanto de delantero oportunista

De los once titulares ayer en La Rosaleda, Munir fue el jugador que menos balones tocó del Barcelona, pero el primero lo convirtió en gol cuando sólo había pasado un minuto. No es que fuera una genialidad, simplemente puso el pie a puerta vacía tras una excelente jugada de Luis Suárez. En la segunda pelota que cazó en el área, el que casi marca fue Messi, después de un rechace de Kameni. Visto así, cualquiera diría que el partido del madrileño fue bueno. “Ha estado como todos”, aclaró al final Luis Enrique, que se fue disgustado, y con razón del estadio del Málaga. El asturiano ha dado muchas oportunidades a Munir —y en menor medida a Sandro—, porque creen él y en sus condiciones o sencillamente porque no le quedaba otra cosa que ponerse cada vez que abría el armario. El caso es que si el año pasado Munir jugó mucho y llegó a ser internacional, en la presente temporada parecía apagado hasta encadenar una racha de goles que le ha devuelto la sonrisa: que no el juego.

Ayer Munir jugó poco y mal, pero marcó. Tan mal que, siendo delantero y pisando la cal, jugando en la banda, no regateó, aislado por la falta de balones, encerrado como estaba el Barça. Lo peor es que ni lo intentó. Pero su aportación, siendo mínima, resultó trascendental. Dos remates, un gol, el primero que consigue precisamente en el campeonato de Liga. No funcionó colectivamente el equipo y tampoco encontró la manera de reactivarlo Munir, superado siempre en el mano a mano por Rosales, con el que se lió a empujones cuando fue sustituido por el entrenador, Luis Enrique.

Ausente Neymar, el costado izquierdo del Barça no funcionó, sobre todo defensivamente, porque Adriano no es un lateral fiable en la marca, mejor en cambio en ataque, como se advirtió en el centro que Messi remató a la red de Kameni. El equipo prefirió estirarse más por la derecha.

“Estoy contento por el gol, por la victoria y por el trabajo del equipo. Sabíamos que nos pondrían las cosas complicadas, que son fuertes, pero hemos sabido llevar el partido y conseguir los tres puntos. En la primera parte no atacábamos mucho, y en la segunda hemos metido más intensidad y ha llegado el segundo gol”, argumentó Munir". Y, sobre su racha, añadió: “He esperado, ha llegado el momento y seguiré trabajando”.

Munir, pichichi de la Copa del Rey con cinco goles, autor de uno de los goles del equipo el pasado miércoles en San Mamés, mantuvo su olfato en la Liga contra el Málaga. Incluso desplazado a una banda por la entrada de Luis Suárez, Munir dejó su firma en La Rosaleda.