Arranca el juicio de Jimmy

Tres menores, uno de ellos acusado de homicidio por la muerte del hincha de los Riazor Blues, se sientan en el banquillo. Declarará el testigo protegido, clave en el proceso

El fantasma de la impunidad ha sobrevolado uno de los crímenes más violentos y multitudinarios ocurridos en el último año y medio en España. El mundo entero pudo ver los vídeos de la muerte a palos del ultra del Deportivo de la Coruña, Francisco Javier Romero Taboada, alias Jimmy, de 43 años, el 30 de noviembre de 2014.

La macrorreyerta a orillas del Manzanares entre radicales de extrema izquierda del equipo gallego (Riazor Blues) y de extrema derecha del Atlético de Madrid (Frente Atlético) conmocionó al mundo del deporte español y supuso un punto de inflexión en lo que se refiere a medidas de seguridad en los estadios y a la erradicación de la violencia en el fútbol.

Dos miembros del Frente Atlético, en prisión por amenazar al testigo

Sin embargo, hasta el momento no hay culpables, pese a la caterva de más de un centenar de detenidos, seis de ellos —cuatro adultos y dos menores— acusados de homicidio por la policía. Todos los presuntos responsables, vistos y oídos en grabaciones que han trascendido a los medios de comunicación a largo de un año, están en la calle.

Hoy comienza el juicio de los menores. Será crucial porque condicionará en cierto modo el de los adultos. Declararán los tres acusados menores de edad y quien se ha convertido en pieza clave de este caso, el testigo protegido. Fundamental porque identificó a uno de los menores que presuntamente participaron en la brutal agresión y que había sido detenido previamente por los agentes de la Brigada de Información de Madrid en la última fase de la llamada Operación Neptuno, el pasado mes de junio. Y también fue quien señaló a dos de los adultos, concretamente a Francisco Javier Jiménez Linares (de 28 años y con domicilio en Parla) y José Luis Zarzoso (de 38 años y detenido en Valencia), como autores materiales.

El exfiscal Ignacio Gordillo coordina la defensa de los mayores de edad acusados

El joven testigo fue descubierto el pasado viernes por dos miembros históricos del Frente Atlético, que le amenazaron de muerte en su puesto de trabajo. La policía les detuvo rápidamente y el juez les envió ayer a prisión por un presunto delito de amenazas. Se trata de Jesús F. P., alias El Búfalo, taxista de 41 años; y de Pedro M. M., conocido como Peter Parker, de 35.

El testimonio del testigo protegido será determinante para verificar las principales pruebas inculpatorias presentadas hasta el momento, entre ellas los vídeos. La defensa de los cuatro adultos acusados de homicidio ha argumentado hasta ahora que “no hay pruebas” suficientes para inculpar a sus clientes. Y así lo entendió también Pedro Merchante Somalo, el cuarto juez que se hizo cargo de la instrucción del caso desde el juzgado número 20 de Plaza de Castilla, al poner en libertad a los presuntos homicidas el pasado 21 de mayo.

Un juez puso en libertad en mayo a los presuntos homicidas

Un error en la identificación de la víctima en uno de los vídeos recogidos en los informes policiales y aportados al sumario le sirvió a la defensa —coordinada entre el reconocido exfiscal de la Audiencia Nacional Ignacio Gordillo (también miembro de la Junta de Gobierno del Colegio de Abogados de Madrid) y la penalista Margarita Santana— para deslegitimarlo como prueba.

“Jimmy no fue el primero en caer al río, sino el segundo, y el vídeo muestra la agresión en la que tiran al primero, que no murió”, argumentaba Santana. Hubo dos hinchas gallegos que fueron agredidos y arrojados a las aguas del Manzanares. Uno logró salir por su propio pie. Jimmy tuvo que ser rescatado y murió ya en el hospital, según la autopsia por un traumatismo craneoencefálico y el estallido de bazo.

La policía, que realizó un minucioso estudio de todas las imágenes recogidas por cámaras de testigos y fijas en aquellos días, siempre dijo que en ambos ataques se trataba del “mismo grupo agresor”, puesto que ambas agresiones se producen con solo 15 segundos de diferencia y a escasos metros.

La declaración del testigo protegido ratifica esa acusación porque, efectivamente, aparte de reconocer al “líder de las juventudes del Frente Atlético” —llamado Álvaro y apodado Kitkat—, señala a dos de los adultos como autores materiales de la agresión.

Vista oral a puerta cerrada

En esta primera vista oral que comenzará este lunes a las 10.00 se juzgará solo a los menores (o a quienes lo eran en el momento de los hechos juzgados) y, en aplicación de la Ley de Responsabilidad Penal del Menor, se celebrará a puerta cerrada.

Solo asistirán la jueza, el fiscal y los abogados de las partes, junto a los tres menores acusados y los testigos, entre ellos el protegido. Asimismo, comparecerán en el juicio agentes de la Brigada Provincial de Información de Madrid.

El fiscal solo ha procesado por homicidio a uno de los tres menores, a Álvaro C. G. de 17 años (en el momento de los hechos). Pide ocho años de internamiento y tres de libertad vigilada para el acusado, a quien también considera autor de un delito de riña tumultuaria y de otro de tenencia ilícita de armas.

Junto a él se sentarán en el banquillo los otros dos menores (uno ya mayor de edad). Tendrán que responder por las aterradoras conversaciones mantenidas por WhatsApp —“le hemos reventado”— y por los mensajes de voz —“el primero que nos ha venido ha ido al puto río”— que mantuvieron aquel día y que han trascendido a la prensa en los últimos meses —en los últimos días en el caso de las grabaciones de voz— . En ellas describen minuciosamente los pormenores de la reyerta y su participación en la misma, para concluir: “El puto respeto que nos hemos ganado hoy, ahora somos como los putos dioses”.

Una muerte ‘en vivo’ y sin culpables

30 de noviembre de 2014. Una macrorreyerta entre centenares de ultras del Deportivo de la Coruña y del Atlético de Madrid en las inmediaciones del Manzanares culmina con la muerte a palos de Francisco Javier Romero Taboada, alias Jimmy, hincha del equipo gallego, que es arrojado al río en la trifulca.

1 de diciembre de 2014. La autopsia revela que Jimmy murió por traumatismo craneoencefálico y estallido del bazo.

16 de diciembre de 2014. Agentes de la Brigada de Información de Madrid, en el marco de la llamada Operación Neptuno, detienen a 41 ultras por su presunta implicación en la macrorreyerta. Todos del Frente Atlético y tres presuntos homicidas.

18 de diciembre de 2014. Nueva oleada de detenciones en A Coruña. 18 arrestados de Riazor Blues. Esa misma tarde el juez manda a prisión a tres de los detenidos el 16 de diciembre. Son tres viejos amigos del Fondo Sur del Vicente Calderón.

22 de diciembre de 2014. El Consejo Superior de Deportes aprueba una batería de medidas antiviolencia para el fútbol. Detienen a otros dos ultras en Valencia, uno acusado de homicidio.

23 de diciembre de 2014. El juez dicta prisión sin fianza para uno de los detenidos en Valencia.

8 de febrero de 2015. Se conocen los detalles de las identificaciones policiales. La policía acusa de homicidio a Ismael López Pérez (taxista de Parla de 34 años y padre de dos hijos), Sergio Santiago Martínez (23 años, vivía con sus padres en Alcobendas), Francisco Javier Jiménez Linares (de 28 años y con domicilio en Parla) y José Luis Zarzoso (de 38 años y detenido en Valencia).

21 de mayo de 2015. El caso da un vuelco. El cuarto juez instructor saca de prisión a los cuatro detenidos “por falta de pruebas”. La defensa, coordinada por el conocido exfiscal de la Audiencia Nacional Ignacio Gordillo y la penalista Margarita Santana, se basa en la declaración de un agente de movilidad para señalar un error en la identificación de la víctima.

17 de junio de 2015. Otros 19 detenidos en la última fase de la Operación Neptuno. Entre ellos tres menores, Dos acusados de homicidio por la policía. La fiscalía los deja en libertad.

18 de junio de 2015. Se conoce el contenido de los WhatsApp de los menores: "Le hemos reventado".

30 de septiembre de 2015. Se conoce la existencia de un testigo protegido que habría declarado ante la fiscal de menores en julio e identificado a dos de los tres menores presuntamente implicados y a dos de los cuatro adultos acusados de homicidio.

5 de octubre de 2015. Se conoce que el Frente Atlético financia al menos la defensa de dos de los acusados de homicidio, las de López Pérez y Santiago Martínez (Bufalín).

26 de octubre de 2015. La Audiencia Provincial ratifica la libertad de los cuatro adultos acusados de homicidio.

22 de enero de 2016. Se conoce el contenido de las grabaciones de las conversaciones de dos de los menores implicados en la agresión: "El primero que ha venido ha ido al puto río".

23 de enero 2016. Detenidos dos líderes del Frente Atlético por amenazar de muerte al testigo protegido: “Te vamos a matar a ti y a tu familia”.

25 de enero de 2016. Arranca el juicio contra los menores implicados.

Más información