Selecciona Edición
Iniciar sesión

Los Carolina Panthers humillan a los Arizona Cardinals y jugarán la final

Los Panthers, que gozaron de amplia ventaja en el marcador desde el primer cuarto, jugarán la Super Bowl de la NFL contra los Denver Broncos

Los Carolina Panthers de Charlotte dominaron este domingo a los Arizona Cardinals en la semifinal de la NFL. Los Panthers, que gozaron de amplia ventaja en el marcador desde el primer cuarto, jugarán la final de la NFL, la Super Bowl, en California el próximo 7 de febrero contra los Denver Broncos, que derrotaron a los Patriots de Nueva Inglaterra.

Anoche en Charlotte, en el estado de Carolina del Norte, se presentaba un partido duro y disputado para ambos conjuntos, los dos mejores de la temporada regular de la NFL. Al menos las cifras así lo indicaban: 16 victorias para los Panthers, 14 para los Cardinals; 1 derrota para los Panthers, y 3 de los Cardinals. Los quarterbacks de ambos equipos, Cam Newton y Carson Palmer eran serios candidatos a ser el mejor jugador de la temporada (MVP, siglas en inglés). Pero sólo uno, sólo un quarterback podía alzar a su equipo por encima del otro y cerrar el debate en torno a los dos conjuntos.

Y ese fue Cam Newton. El jugador estrella de los Panthers lideró a los de Carolina del Norte en el Bank of America Stadium en Charlotte, su estadio local. Aunque el ambiente era frío tras la tormenta de nieve que ha azotado a ⅓ del país este fin de semana, los Panthers salieron enchufados desde el principio. Al final del primer cuarto, los pases de Newton y la agilidad ofensiva del conjunto local sirvieron para poner el resultado en una notable ventaja de 17-0.

Thomas Davis y Luke Kuechly bloquean a Darren Fells EFE

Enfrentado a una defensa estelar, Palmer se quedó bloqueado sin poder elaborar una estrategia que superara la presión de los locales. Al quarterback de Arizona, impotente, le llegaron a interceptar cuatro veces el balón. En el segundo cuarto, a los 5 minutos del final, los visitantes consiguieron su primer touchdown, quedándose el marcador en 17-7. Poco les duró la alegría a los Cardinals, que vieron como una obra magistral de Newton, que a dos metros de la franja de touchdown saltó por encima del barullo defensivo lo justo para que el balón entrara en la zona, ampliando la ventaja a 24-7 al medio tiempo.

La segunda parte continuó bien para los locales. Kurt Coleman, el 20 de los Panthers, resaltó en la defensa, interceptando dos balones peligrosos del quarterback Palmer que podrían haberse transformado en touchdowns para los de Arizona. Por su parte, Newton manejó con éxito la estrategia ofensiva y pronto logró más puntos a favor. El tercer cuarto acabó con un solvente 34-7 para los Panthers y otro regalo de Newton para los espectadores al saltar de nuevo por encima de varios jugadores rivales para transformar otro touchdown.

Con algún que otro destello, los Cardinals intentaban mostrar que aún podían generar peligro. Pero el rostro frustrado del quarterback Palmer lo decía todo. Y los errores en ataque continuaban, ante una la férrea defensa local.

El último cuarto comenzó con un touchdown de los Cardinals, recortando la que era ya una ventaja definitiva para el equipo local. Con 34-15 en el marcador, los Panthers no quisieron relajarse, estaban ahí para demostrar su calidad y su potencia. Y así fue. Otro touchdown local de la mano de Mike Tolbert, tras otro buen pase de Newton. 42-15. Y otro. Tras interceptar un pase de Palmer, el número 59 de los locales, Luke Kuechly, se pegó una carrera para unirse a la fiesta de los touchdowns en Charlotte. Con el 49-15, la grada celebraba la victoria y, poco a poco, la juerga se trasladaba al banquillo local: a 4 minutos del final, los jugadores ya vertían el cooler relleno de Gatorade sobre el entrenador Ron Rivera.

El pitido final concluyó la pesadilla para el conjunto de Arizona, e hizo oficial el pase de los Panthers a la final de la NFL, la Super Bowl - un título que todavía no han logrado en sus 10 años de existencia. Los Panthers reafirmaron su superioridad ante los Cardinals, contra los que ya habían ganado por 27-16 en fase playoffs la temporada pasada.

En dos semanas, los Carolina Panthers de Newton se verán las caras con los Denver Broncos de Manning, que lograron esta tarde una cómoda victoria contra los Patriots de Nueva Inglaterra. Será entonces, en la Super Bowl XL en Santa Clara, cuando Newton tendrá la opción de coronar a su equipo con el mítico título nacional y reiterar la irreprochable temporada del equipo de Carolina del Norte.

Más información