Selecciona Edición
Iniciar sesión

Los goles de Cristiano pierden trascendencia

El portugués, con el mismo promedio de siempre, ya no desatasca partidos

“Hay una estadística que dice que cuando juega Cristiano, habitualmente marca. Con él en la cancha puedes pensar que el partido empieza 1-0”. Así describía Carlo Ancelotti al delantero portugués. Las primeras palabras de Zinedine Zidane al llegar al banquillo del Madrid sonaron parecidas. “Cristiano es el alma del equipo. Muy pocas cosas le tengo que decir: sus números y sus goles hablan por él”. Cristiano lleva esta temporada 16 tantos en Liga en 21 partidos, 12 menos que el año pasado a estas alturas de campaña. En Champions ha marcado 11; es decir, en las dos competiciones lleva 27 tantos en 27 partidos. Un gol por encuentro. Es el promedio goleador de siempre; pero este año sus tantos han perdido trascendencia.

Se ha quedado sin marcar en 13 partidos (entre ellos en la ida y en la vuelta contra el PSG, en el derbi contra el Atlético, en San Mamés, en el Sánchez Pizjuán, en Mestalla, en el Madrigal, en el Molinón, en el Benito Villamarín y en casa contra el Betis, Málaga, Deportivo y Barcelona) y el porcentaje de goles que ha anotado cuando el equipo estaba empatando o perdiendo es muy inferior comparado al de sus compañeros de equipo, pero también comparado con el de Messi o Griezmann. El argentino y el francés han marcado el 43,7% y el 50%, respectivamente, de sus goles cuando el marcador estaba en empate. Cristiano, el 25,9%. Es decir, ya no ejerce un poder desatascador.

El sábado, en La Rosaleda, Messi le dio tres puntos al Barcelona —en uno de los peores partidos de la temporada— al anotar el 1-2 ante el Málaga. En el Benito Villamarín, el domingo, Cristiano lo intentó sin conseguirlo. Hay gestos —como la patada a Nacho Cases la semana pasada y el manotazo que le soltó el domingo a Molinero—, que describen la impotencia que siente el portugués.

Se ha quedado sin marcar en 13 partidos, todos los importantes

135 remates

El porcentaje que lidera Cristiano es el de tantos anotados (11 de 27) cuando el equipo va ganando por tres o más goles de ventaja (40,7%). Benzema, por ejemplo, que lleva un gol más que Cristiano en la Liga, ha anotado el 42,8% de sus goles cuando el marcador se encontraba en empate. No es que el portugués remate menos (lleva 135; mientras que Bale y Benzema juntos 110) sino que ha perdido eficacia goleadora. Su porcentaje de acierto este año es del 14,1% (por 34,1% de la anterior). Nunca había anotado tan poco a estas alturas de temporada desde que llegó al Real Madrid (salvo el primer año, que estuvo de baja casi dos meses). En la campaña 2010-11 llevaba 20 tantos, 19 en la siguiente, 18 en la 2012-13, y 22 en la temporada 2013-14.

Sus goles han salvado al Madrid este año en un partido, contra la Real Sociedad en diciembre. Abrió el marcador y volvió a adelantar al equipo después del gol del empate de Bruma. Por lo demás, abrió el marcador en la goleada al Espanyol (marcó cinco de los seis goles del Madrid), firmó los tres últimos en el 4-0 al Shakthar, el doblete al Malmoe en el Bernabéu y el 2-0 en la victoria (por 3-0) contra el Levante.

También abrió el marcador en Balaídos (victoria por 1-3), marcó el 2-0 en la victoria contra Las Palmas (3-1), un doblete contra el Shakthar en Ucrania (el 0-1 y el 0-4 en la victoria por 3-4), el 0-2 en campo del Eibar, el 4-0 contra el Getafe (partido que terminó 4-1). Anotó un hat-trick al Malmoe (después de los dos primeros de Benzema) y se sumó a la goleada contra el Rayo (10-2) anotando el 6-2. En enero lleva un gol, contra el Sporting.