Selecciona Edición
Iniciar sesión

Morales da esperanza al Levante

El extremo madrileño anota dos goles y encamina la victoria ante Las Palmas al que los tantos de Willian José no le son suficientes

Mientras el levantinismo aguardaba con ilusión a Giuseppe Rossi, que dispuso del último cuarto de hora, Morales, con su espalda encorvada y a la carrera, anotó dos goles de gran valor ante Las Palmas que contestó con sendos tantos de Williams. Deyverson ayudó al centrocampista madrileño con otro gol para dar una victoria trabajada para el Levante, que, sumada a la conseguida ante el Rayo dos jornadas atrás, le hacen asomar la cabeza, apretando el descenso a pesar de no abandonar la última posición. Las Palmas pagó sus errores defensivos que dejaron en poco su buen ánimo ofensivo.

Levante, 3 - Las Palmas, 2

Levante: Mariño; Pedro López (Iván López, m. 41), David Navarro, Feddal, Toño; Lerma, Verza; Xumetra (Rossi, m. 75), Camarasa (Simao, m. 64), Morales; y Deyverson. No utilizados: Rubén; Trujillo, Cuero y Ghilas.

Las Palmas: Javi Varas; David Simón (El Zhar, m. 79), Aythami, David García, Dani Castellano; Valerón, Roque Mesa; Jonathan Viera, Tana (Araujo, m. 75), Wakaso; y Willian José. No utilizados: Lizoain; Garrido, Matías, Culio, Nili y Momo.

Goles: 1-0. M. 25. Morales. 2-0. M. 47. Deyverson. 2-1. M. 49. Willian José. 3-1.M. 63. Morales. 3-2. M. 66. Willian José.

Árbitro: Velasco Carballo. Expulsó a Deyverson por doble cartulina amarilla (m. 90). Amonestó a Roque Mesa, Toño, Javi Varas, Aythami, Xumetra y Wakaso.

13.156 espectadores en el Ciutat de València.

Con Valerón en el terreno de juego, el protagonista para la UD Las Palmas no podías ser otro que el esférico, bien tratado siempre por el conjunto canario, fiel a su idiosincrasia, con jugadores de buena técnica y un entrenador, Quique Setién que casa con la cultura del equipo isleño y al que potencia sus virtudes. Todos juegan al pie, menos Wakaso, que ataca los espacios a la carrera.

Hay técnicos que tienen un ideario, un libro de estilo que les toca revisar o ajustar en función de los jugadores que dispone. Entiende Rubi que a través de la posesión y del buen juego es más fácil que lleguen las victorias. Sin embargo, por la falta de tacto de algunos de sus futbolistas, al Levante le resulta más natural replegarse y salir con velocidad, con Morales percutiendo por el costado izquierdo del ataque granota. Giuseppe Rossi, el esperado, aguardó en el banquillo.

A los mandos de Valerón, tocaba una y otra vez Las Palmas con sentido. A arrebatos, el picante lo ponía el Levante. En una de estas, enfiló Deyverson el área canaria, derribado por Roque Mesa. La falta, para un zurdo, la lanzó con maestría un derecho, Verza, un especialista. El golpeó del exjugador del Almería que se formó en el Villarreal, fue alcanzado con la yema de los dedos por Javi Varas, que logró desviar ligeramente el balón a su palo izquierdo. El rechazo fue a parar a Morales, atento a la jugada, que empujó a gol.

El gol no alteró el discurso. Con ventaja en el marcador, convencido el Levante de su propuesta, sin perder el paso el conjunto de Setién que en una triangulación entre Jonathan Viera, Valerón y Tana, a punto estuvo de igualar el encuentro, salvado el conjunto granota por Mariño.

En el inicio de la segunda mitad fue frenético. Traicionando su proceder, Las Palmas intentó evitar la presión del Levante con un envío largo, interceptado por David Navarro de cabeza, desviado posteriormente por Lerma también con la testa para Deyverson que encaró a Javi Varas y le batió de disparo cruzado, el séptimo gol del brasileño que está comenzando a responder las expectativas. La doble ventaja granota apenas duró dos minutos. En una larga jugada, Willian José encontró la escuadra de Mariño tras una dejada de David Simón desde el punto de penalti al cual llegó el lateral derecho canario.

El partido ganó en ritmo e intensidad. Atacaba Las Palmas con múltiples combinaciones y de manera directa el Levante, que volvió a poner tierra de por medio gracias a Morales, una bala que la defensa canaria no pudo detener. Cinco goles cuenta el madrileño. Y de nuevo, Willian José, tres minutos después, aprovechó una falta de entendimiento entre Feddal y Mariño, para meterse en el partido con un mundo por delante. El Levante supo mantener hasta el final un resultado que le da esperanza.