Selecciona Edición
Iniciar sesión
Santander

Carlos Sainz Jr: “Si Verstappen es el nuevo Senna y le gano, ¿yo qué soy?”

El piloto de Toro Rosso repasa su estreno en la Fórmula 1 y habla de los nuevos retos para su segunda temporada

ampliar foto

A dos meses del inicio de la nueva temporada, Carlos Sainz Jr puede ahora mirar su estreno en la fórmula 1 con la tranquilidad que da el retrovisor. Un año en el que acabó en el puesto 15, con 18 puntos y siete abandonos. “No tuve lo que merecía. Confío en que el tiempo ponga a cada uno en su sitio y me devuelvan los puntos que perdí”, reflexiona durante un encuentro con periodistas en Madrid.

La distancia parece que cura su ambiciosa insatisfacción. Ayuda, y él lo reconoce, el guante que le han echado algunas de las figuras de la fórmula 1. Fernando Alonso aseguró que Sainz se ganó el respeto con su primer año; Vettel (Ferrari) y Christian Horner, el jefe de Red Bull, también dedicaron elogios al de Toro Rosso. “Mientras la gente que entiende sepa valorarme nunca me voy a comer la cabeza. Cuando oyes a Horner, Vettel, Alonso... te deja más tranquilo”.

Un respiro para alguien sometido a la presión de un debutante, acrecentada por los piropos estratosféricos que acostumbra a oír su compañero de equipo, el belga Max Verstappen, de 18 años, al que se le ha llegado a comparar con Ayrton Senna, y que cerró el curso pasado con el doble de puntos que el español. Sainz, asegura, observó esos elogios con filosofía: “Pensé: si es el nuevo Senna y le gano, ¿yo qué soy? No tengo nada que perder. Obviamente confío en que le puedo ganar y me lo tomo como un revulsivo, como una oportunidad única”.

Una relación sana

Por eso Sainz defiende que la rivalidad entre ambos les ha hecho mejores pilotos. “Es una relación sana y una rivalidad productiva”, argumenta, “Cuando Max hace un adelantamiento se habla más de él, se le da más bola, pero luego miras los adelantamientos que hizo y los que hice yo y no veo tanta diferencia. Que a lo mejor los suyos salen más por la tele, pues toca jorobarse. He hecho muchas cosas que el equipo sí ha visto. Muchas cosas espectaculares que no han salido en la tele, pero que el equipo ve en la telemetría. Luego los números no mienten”, insiste.

Sainz ya no vive en Milton Keynes, el pequeño municipio situado a media hora del circuito de Silverstone donde se acomodó con 18 años. Ahora se ha afincado en el centro de Londres en busca de vida social y un ambiente más acorde a su edad. “Llevo una vida solitaria”, reconoce, sin embargo. “Un chaval de 21 años, que se va a una ciudad tan grande como Londres, pero no a la universidad o a algún campus: ¿cómo conoces a amigos? Es imposible hacer un grupo”, lamenta.

Es uno de los saltos que ha dado en su madurez. El otro lo dio el año pasado, cuando acordó con su padre, Carlos Sainz, bicampeón del mundo de rallies, que diera “un paso atrás” para que no estuviera tan encima durante el trabajo, en busca de dar una imagen más profesional. “Obviamente, yo quiero seguir teniendo sus consejos, él siempre va a estar ahí, pero para el día a día es normal que tenga esa individualidad para aprender y poder llegar a ser un campeón”. Esa es la meta y para ello ha diseñado en su cabeza una hoja de ruta con un objetivo: triunfar y hacerlo en Red Bull. “Sé lo que tengo que hacer para mejorar, para impresionarles de verdad y dar una imagen de crack para ir a Red Bull”, asegura.

Este año, Toro Rosso estrenará un motor Ferrari. “Espero por lo menos no sufrir tanto en carrera. El año pasado fue un poco desesperante. Todo indica que deberíamos dar un paso adelante, habrá que ver si los demás también lo dan”.

La irrupción de Sainz ha coincidido con el peor año de Fernando Alonso, a la deriva con McLaren. Sabe el madrileño que esto le ha dado más repercusión. “Si Fernando hubiese estado luchando por el Mundial, se habría hablado menos de mí. No es un secreto. Pero ahora tampoco estoy en un momento de mi carrera que sea determinante. Si Alonso hubiera ganado el Mundial lo habría celebrado con él. Ya se hablará más de mí cuando me lo merezca de verdad”.

“Fernando Alonso solo puede ir a mejor”

Carlos Sainz no tiene dudas de el asturiano mejorará en 2016. “Creo que va a ir mejor, después de 2015 solo puede ir para arriba y para adelante. Cuánto mejor, no lo sé”, opina el piloto madrileño. Sainz considera que para su deporte “no es bueno” que campeones como Jenson Button o el propio Alonso estén en el fondo de la clasificación un gran premio tras otro. “Sería positivo que estuvieran luchando con nosotros (Toro Rosso), es el mínimo paso que tienen que dar, y si se acercan a Red Bull significaría que en 2017 podrían estar luchando por el Mundial”, asegura Sainz. En cualquier caso, el joven piloto de Toro Rosso confía en la escudería británica. “Si McLaren da con el clic en un sistema como el de recuperación de energía ya puede dar un paso de un segundo. Si alguien puede dar esos pasos son los equipos grandes como McLaren, Ferrari o Red Bull”.

Más información