Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Morata: “Me estaba volviendo loco”

El delantero de la Juve, con su doblete al Inter, pone fin a una sequía de 115 días y da las gracias a Buffon por sus consejos y por estar cerca

Tenía la felicidad pintada en la cara. Álvaro Morata puso fin anoche a una sequía goleadora que duró 115 días. Marcó un doblete al Inter en las semifinales de la Copa (3-0 ganó la Juve) y se liberó. Así lo contó luego, en la zona mixta del Juventus Stadium. Con una mezcla de satisfacción, reparo y timidez y con su (buen) italiano de marcado acento español. "Me estaba volviendo loco, es la primera vez desde que empecé a jugar que pasaba tanto tiempo sin marcar", contó el delantero crecido en la cantera del Madrid. Morata, que esta temporada lleva cinco tantos, no marcaba desde octubre. Anoche firmó un doblete -y más de medio billete para la final-: el primero, de penalti, el segundo, una volea dentro del área. Un gol de depredador puro.

"Ha sido un momento muy duro, dentro y fuera del campo. Ya ha pasado", dijo suspirando. "Todos los penaltis que ensayé en el entrenamiento de esta mañana [por ayer] los fallé... Menos mal que hubo suerte y metí el de esta noche. Gracias a mis compañeros que me dejaron lanzarlo", confesó.

Dijo Morata que había llevado sus "problemas personales" al campo y al entrenamiento y que por eso no se había visto al Morata de la temporada pasada (hombre clave en Champions para la Juve y su camino a la final de Berlín). Le preguntaron qué problemas, pero no quiso especificarlos. "Los que todos tenemos en la vida", concedió antes de agradecer el apoyo de su familia y de sus amigos.

En la plantilla, el que más le mimó, fue el capitán, Gianluigi Buffon. El guardameta de 38 años siempre ha estado atento a las dificultades de los más jóvenes. "Ha hablado mucho conmigo. Me decía: 'Deja de llorar y demuestra quién eres y lo que vales'. Le debo mucho", contó anoche Morata.

Que el delantero español tuvo semanas difíciles lo demuestra la cantidad de fotos que colgaron anoche en las redes sociales sus compañeros. "Qué grande sos, amigo", escribió Paulo Dybala en una de ellas.

"Pensaba que iba a desbloquearme antes. Lo intentaba una y otra vez pero no tenía lucidez. Incluso hoy [por ayer] contra el Inter, si no me hubiera liberado marcando el penalti, nunca habría conseguido anotar el segundo. No habría visto ese balón, porque esto es instinto y tienes que estar liberado para darle salida", explicó. Ya lo ha hecho. En el mejor momento de la Juve y un par de semanas antes de los octavos de Champions contra el Bayern.

El año pasado también se desbloqueó en un partido de Copa en enero y no paró hasta la final de Berlín.

Más información