“Frente al Barça se sufre más que ante el Madrid”

Víctor Sánchez, mediocentro del Espanyol, analiza su carrera y el duelo ante el Madrid

Víctor Sánchez (Rubí, 1987) aterrizó en el Espanyol en invierno de 2012 y encontró su casa. Fue un clásico en el once con Pochettino, Aguirre, Sergio González y ahora con Galca. Curtido en los campos del Jacab y del Europa, se pulió en el Barça B de Guardiola. “Pep es el mejor entrenador que he tenido”, subraya. Hoy, ilusionado con la llegada de Chen Yansheng, el mediocentro, ya recuperado de su lesión, piensa en Chamartín.

Pregunta. ¿Por qué Guardiola es el mejor?

Respuesta. Por sus ideas y conceptos, pero, sobre todo, porque ayuda mucho al jugador. Te soluciona problemas. Ve el fútbol muy rápido y muy fácil. A veces jugaba con nosotros en los ejercicios de conservación del balón y lo hacía mejor que nadie. No era ni el más fuerte físicamente ni el más hábil técnicamente, pero siempre sabía hacía donde tenía que jugar la pelota. El concepto de mover el balón lo tiene muy metido adentro. Y, además, te deja detalles que te marcan para siempre.

P. ¿Por ejemplo?

R. Con él, en el Barça B, jugué bastante de central. Siempre me decía que, hasta que no me saliera un delantero, intentara salir con el balón. Y, cuando el punta contrario lo hiciera, que buscara a mi compañero mejor posicionado. De las dos formas rompía líneas: o con la pelota dominada o con un pase. Otro ejemplo desde el punto de vista defensivo es que nos pedía retroceder siempre por el interior. Así, si el mediocentro sale a defender en la banda y es superado, al regresar por dentro si el contrario también supera al lateral, ya está de nuevo en posición para intentar robar el balón. Y así se van generando rotaciones. Estas cosas, detalles, conceptos, te ayudan mucho.

Si no sacamos adelante este año, todo el proyecto no llegará a puerto”

P. ¿Se quebró la relación entre la plantilla y Sergio González?

R. No es que la relación estuviera quebrada, pero las cosas no iban bien, ni en lo que respeta a los resultados ni a las sensaciones. El equipo no transmitía lo que debía. Cuando esto sucede es cuando hay un cambio de entrenador porque es difícil cambiar a media plantilla. Cuando hay un nuevo jefe todo el mundo intenta quedar bien y eso, a veces, genera que se cambien las dinámicas.

P. ¿El mensaje de Galca no termina de calar en el grupo?

R. No, no es que el mensaje no nos llegue. El equipo ha sufrido mucho, tanto en lo físico como en lo mental, con los partidos de la Copa contra el Barça. Habíamos comenzado bien, pero el desgaste en la Copa fue muy grande y no llegamos frescos a la Liga.

P. Hoy, con más perspectiva, ¿le dan cierta vergüenza los incidentes en el derbi?

R. A nadie le gusta lo que pasó en los derbis: que si uno espera a otro en el vestuario, que si no se qué... pero los derbis tienen estas cosas, estos encontronazos. Ellos quieren meternos cinco y si pueden siete, aunque parezca que no les importa. Son rivalidades históricas. La gente disfruta mucho pudiendo ganar o empatar con el Barça. Pero se fomentó, desde parte de la prensa, que el Espanyol calentó el derbi y eso ocurrió más fuera que dentro del campo.

P. ¿Qué diferencia hay entre enfrentarse al Barça y al Madrid?

R. Ante el Barça se sufre más porque tienes muy poco la pelota. En un partido contra el Barça hay que estar continuamente cerrando espacios, pensando en colocarse bien e intentando que no reciban por dentro. En cambio, el Madrid parece que no está, que tienes el balón y lo puedes jugar, pero cuando te despistas cinco minutos te hacen cuatro goles.

El Madrid de Zidane es un equipo más suelto, parece que se ha sacado un peso de encima"

P. ¿Qué le parece el Madrid de Zidane?

R. Un equipo más suelto, parece que se han sacado un peso de encima. No sé si es por un tema físico o táctico, pero juegan más alegres, con esa imaginación que ellos tienen.

P. ¿El Espanyol puede jugar en tres años la Champions, tal y como espera el nuevo propietario Chen Yansheng?

R. No le puedes asegurar a nadie que vas a jugar la Champions en tres años, por más que fiches a jugadores de renombre. A nosotros lo que nos preocupa no son las competiciones europeas sino solventar la temporada que estamos jugando. Si no sacamos adelante este año y nos vamos a Segunda todo el proyecto no llegará a puerto. No podemos regalar ni un punto. Pero claro que tenemos ilusión con el propietario y también sabemos que la gente que se fue quería mucho al Espanyol y no lo dejaría en manos de cualquiera.

P. ¿Ahora ya no habrá problemas con Hacienda?

R. El club no va a tener que pasar más por situaciones delicadas y podrá utilizar el dinero para la plantilla. Tenemos esa tranquilidad, pero también es verdad que el club siempre cumplió con la plantilla; quizás no con el plazo, pero sí con los sueldos.

P. ¿Cuánto pierde el Espanyol sin Óscar Perarnau?

R. Mucho, era un enamorado del Espanyol. Si en los últimos años peleamos por buenas clasificaciones es por él. Y también por el presidente Collet, que hizo un gran trabajo a pesar de que todos los palos fueron para él.