Bruno, para todo

Un gol de penalti del capitán concede una nueva victoria al Villarreal, conseguida con oficio ante un valiente Granada

Bruno Soriano, escudo e icono del Villarreal, vale para todo. Para dirigir al conjunto de Marcelino a una nueva victoria trabajada y con oficio ante un Granada que no renunció a nada en El Madrigal, para certificar el triunfo amarillo desde los once metros, materializando un penalti cometido temerariamente por Babin a Soldado. El quinto gol del capitán, el segundo goleador del equipo castellonense por detrás de Bakambu que lleva anotados ocho. El Villarreal defiende con esfuerzo su holgado cuarto puesto.

Liga BBVA Jornada 22

Así fue

Villarreal
1
Granada
0

FINALIZADO

Árbitro: Del Cerro Grande
  • 7 Tarjetas amarilla
  • 0 Tarjetas rojas
  • Gol
  • Gol 54 Bruno
  • Gol 54 Bruno
Villarreal

4-4-2 (D.P.)

Marcelino García Toral

13

Aréola

2

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Mario

5

Musacchio

6

Víctor Ruiz

11

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Jaume Costa

14

Trigueros

21

1 goles Gol (p)

Bruno

9

Soldado

8

Cambio Sale Samu Castillejo

Jonathan

18

Cambio Sale Nahuel

Denis Suárez

17

Cambio Sale Leo Baptistao

Bakambu

13

Andrés

22

Foulquier

6

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Babin

2

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Lombán

3

Biraghi

4

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Fran Rico

11

Success

9

El-Arabi

20

Cambio Sale Krhin

Rubén Pérez

23

Cambio Sale Miguel Lopes

Rochina

7

Cambio Sale Barral

Robert Ibáñez

Granada

4-2-3-1

José Ramón Sandoval

El partido estuvo vivo en la primera mitad, con dos equipos verticales, con Success percutiendo desde el costado derecho con una velocidad extrema, con los porteros como protagonistas de un encuentro sin ataduras. En la segunda parte el Villarreal encontró la cadencia a través de Bruno y Trigueros, pasando apuros solo en el tramo final en el que el Granada se lanzó al ataque con todo.

Ha encontrado Marcelino su once ideal, el que disputa los partidos de Liga, en la que lleva nueve jornadas invicto, con siete victorias y dos empates, con buen fútbol en algunos partidos, en otros no tanto, fiable en todo caso en la mayoría de ellos, sobretodo en defensa, con la portería sellada por Aréola, el portero internacional francés cedido por el PSG que solo ha recibido 18 goles, el tercer mejor registro de la Liga.

El Granada es un equipo aparente, con jugadores de buen pie como Rochina o Rubén Pérez, fuertes físicamente y cuya asignatura pendiente son los deberes defensivos, vulnerables hasta el momento, no en El Madrigal. En todo caso, un equipo con individualidades a tener en cuenta. Como Success cuya potencia en carrera resulta difícil de detener. Un balón a la espalda de Jaume Costa fue aprovechado por el nigeriano para plantarse solo ante Aréola, que adivinó la intención del extremo nazarí en la primera ocasión del Granada.

Contestó el Villarreal en el contragolpe posterior finalizado con torpeza por Soldado, que contó con dos remates solventados con apuros por Andrés Fernández salvador de su equipo posteriormente en un cabezazo también de Soldado. Obsesionado con el gol, el delantero valenciano no encuentra tranquilidad a la hora de rematar. Tampoco está entre las virtudes de Success el gol. En una nueva acción con velocidad, el nigeriano salvó la salida de Aréola y no supo embocar con su pierna izquierda.

El Villarreal tuvo la actitud adecuada, no fiándose del potencial del rival, que contestaba cada ataque con contragolpes de calidad lanzados por Rochina hacia El Arabi y Success, dos balas, el nigeriano un incordio para Jaume Costa, que pronto se cargó con una amonestación. A partir de Bruno el conjunto de Marcelino mostraba cierta fluidez y presencia en ataque, con Denis Suárez como dulce agitador. Las ocasiones de ambos equipos llegaban con espacios de por medio. Andrés Fernández y Aréola sostenían a sus equipos con intervenciones de mérito.

Con el mismo ánimo e intención iniciaron el segundo acto los equipos, sin renunciar a nada, con más control el Villarreal, con trabajo de nuevo para Andrés Fernández en una gran parada a remate de cabeza, esta vez de Bakambu. No pudo evitar en cambio el gol de Bruno de penalti, lanzado con maestría por el capitán, pena máxima cometida por Babin al empujar de manera notoria a Soldado, encontrándose el delantero en disposición de rematar.

El partido tomó otra dimensión, con el Granada obligado a dar un paso adelante ante un Villarreal que se maneja bien en la espera. Sin metros para correr le faltaron argumentos al grupo de Sandoval para atacar en estático, bien dispuesto el conjunto castellonense, más sutil con el esférico en su poder. Recurrió Sandoval a Barral, de regreso a la Liga. Pero todo fue baldío. El Villarreal supo manejar el resultado que le mantiene cómodamente en la cuarta plaza. Gracias al oficio del equipo de Marcelino y el acierto de Bruno.