Pelea salvaje en Estudiantes-Gimnasia

El clásico de la Plata, de pretemporada, es suspendido después de que los 22 futbolistas se enzarzasen a golpes sobre el césped

Ayer concluyó la pretemporada en el fútbol argentino, pero lo hizo de la peor de las maneras, con la imagen salvaje de los 22 futbolistas del Estudiantes y el Gimnasia y Esgrima de la Plata, el clásico de la Plata, a golpe limpio. El equipo local ganaba por 1-0 y faltaban apenas cinco minutos para la finalización del duelo, cuando una patada de Santiago Ascacibar (Estudiantes) a Antonio Medina (Gimnasia) desembocó en una gresca entre todos los jugadores.

Patadas, puñetazos. Mamporros por todos lados. Los futbolistas, calientes tras algunas acciones que propiciaron las expulsiones de Pereira y el portero Bologna, se golpearon durante casi tres minutos sin que nadie pusiera freno a la pelea. Al final, el árbitro decretó la suspensión del partido. Los integrantes de Gimnasia se marcharon al vestuario, mientras que los del Estudiantes celebraron con la grande el triunfo, absolutamente intrascendente.

Más información